Se encuentra usted aquí

La (inevitable) alianza AMLO-CNTE

Jueves, 02 de Junio 2016 - 17:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

cnteamlo_.jpg

Como en un viejo cartel de “Lo que el viento se llevó”: él (López Obrador) juró amarla para siempre; ella (la CNTE) prometió seguirlo al fin del mundo. En efecto, el ofrecimiento hecho por AMLO el año pasado, mismo que fue rechazado entonces por la Coordinadora, ahora la ha encontrado como a Scarlett O´hara en sus peores momentos: acorralada, sola y sin fortuna. El problema de este maridaje es que hace que el conflicto entre maestros disidentes y el gobierno federal sufra un cambio de tono. Luego de la decisión de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca de apoyar a los candidatos de MORENA y luego de que López Obrador se ha comprometido a echar atrás la Reforma Educativa en los estados que sus candidatos ganen, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, tiene un motivo más de preocupación.

Es un hecho que el movimiento magisterial está cada vez más disminuido y acotado,  pero también que se está jugando mucho, incluso su supervivencia. Pero el acercamiento MORENA-CNTE enfrenta al gobierno no sólo a esta alianza, que puede ser de largo plazo, sino al peligro de una radicalización que haga inmanejable al conflicto y que conlleva el riesgo de contagio a más gremios. En este esquema, Aurelio Nuño, ha contestado golpe por golpe, sin retroceder, y ayer advirtió que significaría una violación a la Constitución si en los estados que gane MORENA no se aplicara la reforma educativa. ¿Cuándo una amenaza como esta ha detenido a López Obrador? Este sería un escenario nada deseable por las graves cuestiones políticas y jurídicas que implica una situación de esa magnitud.

Para el secretario de Educación, la CNTE se ha ido debilitando, a pesar de que los partidos políticos se han involucrado en el movimiento, y afirma que ahora no pasa de los cinco mil profesores. No obstante, ante esta nueva realidad, en la que una CNTE que estaba prácticamente acorralada, ha encontrado posibles salidas en la alianza con MORENA, a Aurelio Nuño le urge neutralizar el movimiento o corre el peligro de que se fortalezca.

Mientras tanto, en las entidades en donde tiene fuerza la CNTE, continuaron las movilizaciones y subió el nivel de beligerancia. En Michoacán, bloquearon el acceso en 22 presidencias municipales; en Guerrero, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) bloqueó los accesos al ayuntamiento capitalino. En Chiapas, pretendían bloquear la carretera que conduce de Tuxtla Gutiérrez al aeropuerto, pero policías federales y estatales replegaron a los maestros. En la Ciudad de México, un grupo de 500 manifestantes se plantó frente a las oficinas del SAT.

En la radicalización de las acciones de  la Coordinadora, se han dado hechos violentos en contra de maestros no movilizados. En Chiapas, raparon a un grupo de  profesores que se dirigían a entregar documentación para poder cobrar su quincena. En respuesta, la SEP anunció el cese inmediato de los maestros que hicieron tal acción. Si bien la seguridad depende de los estados, el gobierno federal tiene que presionar para que garanticen la integridad de los maestros no disidentes; evitar nuevas humillaciones y que estas no queden impunes.

Sin embargo, como en la cinta de Gable, el amor de ella (la CNTE) no existe y es posible que esto haga que Rhett López Obrador se marche. Ya veremos. Pero esta será una cinta que Nuño no se podrá perder.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER