Se encuentra usted aquí

La Iglesia en México y el Mundo

Lunes, 03 de Noviembre 2014 - 17:00

Autor

monica_uribe.jpg
Mónica Uribe

Compartir

iglesia-francisco_morales.jpg

Paralelamente a la declaración del Papa sobre Ayotzinapa que cimbró a la clase política nacional, la semana pasada se reunieron más de cien dirigentes sociales de todo el mundo en el Vaticano para asistir al Encuentro Mundial de Organizaciones Populares, con objeto a debatir los grandes problemas y desafíos que enfrenta la humanidad (especialmente exclusión de tierra, trabajo, vivienda; desigualdad, violencia y crisis ambiental) desde la perspectiva de los pobres.

Durante las reuniones, se analizaron las causas estructurales – sistémicas y locales -  de la desigualdad y la exclusión. Los panelistas y oradores coincidieron en afirmar que la naturaleza inequitativa y depredatoria del sistema capitalista es la raíz de los males sociales y ambientales. Se identificó a las transnacionales y a la privatización como dos elementos que contribuyen a la concentración de la riqueza en todo el mundo.

El análisis de la situación fue hecho a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia; el documento de trabajo fue la exhortación apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco, del cual se infiere la necesidad de recuperar pautas éticas de conducta en la dimensión individual, grupal y social de la vida.

La intervención más relevante fue la del presidente boliviano Evo Morales, en su calidad de presidente de la Asamblea Mundial de los Pueblos Indígenas, quien ofreció una exposición centrada en lo que los excluidos pueden hacer mediante la organización social en materia de tenencia de la tierra, trabajo, vivienda, paz y ambiente; señaló que el empoderamiento debe ser entendido como servicio y no como privilegio.

De la reunión surgió el documento “Carta de los excluidos a los excluidos” para trabajar con las bases de los sectores y movimientos populares, así como la propuesta de crear un espacio de interlocución permanente entre los movimientos populares y la Iglesia.

Para equilibrar un evento que se considera de avanzada, la Congregación para la Doctrina de la Fe llevará a cabo un coloquio sobre la complementariedad del hombre y la mujer en el matrimonio, del 17 al 19 de noviembre.

Lo interesante es que participarán delegados de catorce tradiciones religiosas y 23 países, por lo que será, técnicamente, un evento interreligioso sobre el significado del matrimonio. La sesión inaugural será presidida por el Papa Francisco.

Apenas se dio a conocer que El Vaticano aprobó a mediados de octubre pasado las nuevas constituciones de los Legionarios de Cristo, producto del proceso de reforma derivado de la crisis interna. Aunque estas constituciones poco tienen qué ver con el legado de Maciel, ni se le menciona, su impronta no desaparece.

Las constituciones de un instituto de vida consagrada son las normas esenciales sobre su identidad, misión, forma de gobierno y disciplina, así como los requisitos para la incorporación y formación de sus miembros. Las constituciones elaboradas por Maciel eran un mamotreto de más de mil páginas que, en el caso de las consagradas, regulaban hasta el tipo de entretenimiento que era lícito ver por televisión. Por ejemplo, podían ver programas de ballet clásico, pero nunca de danza moderna, por aquello de que los movimientos podían resultar lascivos

Este nuevo documento atañe básicamente a los sacerdotes legionarios. Queda aún por establecer las normas definitivas del Regnum Christi, el movimiento laical ligado a los legionarios, y esto no será posible sino hasta el 2020.

El problema más agudo fue determinar el papel del ecónomo de los legionarios, es decir, de su administrador general y también de los administradores regionales. Con anterioridad podía ser un laico del Regnum Christi con estudios y experiencia en administración de empresas. Ahora deberá ser un sacerdote y la idea es evitar la creación de holdings para la administración de las diferentes empresas educativas de la Legión. Este pequeño cambio definitivamente acabará con la discrecionalidad administrativa de la Legión, en consonancia con las transformaciones impulsadas por el Papa Francisco en los organismos financieros de la Santa Sede. Los objetivos: evitar el lavado de dinero y, por supuesto, la corrupción y el tráfico de influencias.

Foto: www.adital.com.br


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER