Se encuentra usted aquí

La Iglesia en México y el Mundo

Lunes, 20 de Abril 2015 - 18:30

Autor

monica_uribe.jpg
Mónica Uribe

Compartir

Tras el incidente con Turquía, que incluso provocó que fanáticos musulmanes tiraran el sitio web de vatican.va, fue minimizado por la Santa Sede. Poco le durará el gusto al gobierno de Tayip Erdogan de victimizarse por una, según ellos, “falsa acusación de genocidio”, cuando está fehacientemente documentado que los jóvenes turcos fueron directamente responsables del genocidio en Armenia de 1915 a 1927. La denuncia papal fue dolorosa, toda vez que es un líder con una alta aceptación en las esferas diplomáticas internacionales y lo que los turcos más quieren es que la Unión Europea los acepte. Van por mal camino, a juzgar por el poco interés que se prestó a su berrinche diplomático…

En estos momentos, la Santa Sede se halla entre dos acontecimientos: el primero fue el hundimiento de otro grupo de migrantes africanos a Italia, así como la rencilla en alta mar entre musulmanes y cristianos, que terminó con que éstos último fueran tirados al mar por los primeros.

El segundo acontecimiento es el inicio de la ostensión de la Sábana Santa en Turín, a donde Francisco irá en visita apostólica a fines de junio próximo, y venerará la Santa Síndone, a pesar de las diferentes visiones sobre el tema que hay incluso dentro de la Iglesia, pero a la que el Papa le ha dado una dimensión eclesiológica concreta, más allá de la diatriba sobre si es auténtica o una fabricación medieval.

Hoy en particular, trataré el tema de la Iglesia en México. La semana pasada se llevó a cabo la 99 Asamblea Plenaria de la CEM, cuyo tema central fue la relación de la Iglesia con los jóvenes. Pero tratándose de un año electoral, no podía faltar la carta pastoral que los obispos emiten cada tres años a propósito de las elecciones. Tales cartas pastorales son tradicionales han variado según el contexto, siendo la de 1973, la de 1985 y la de 1988, las más interesantes por su contenido y por la reacciones generadas en la clase política, que vieron en dichos documentos una activa interferencia del clero en la política partidista, aunque claramente, tales textos seguían al pie de la letra las disposiciones de la doctrina social de la Iglesia, que prohíbe expresamente a los clérigos insertarse en la política partidista más allá del bien común.

El problema de la recepción es, ciertamente, uno muy distinto; las interpretaciones dadas desde sectores extraeclesiales a veces resultaban bastante paranoides, señalando cosas absurdas como el “voto católico por la derecha” o la toma eclesiástica del poder, lo que nunca ha ocurrido. En ese sentido, cabe aclarar que a la Iglesia católica no le interesa asaltar el poder, y la sociedad está lo suficientemente laicizada como para distinguir. En realidad, los grupos religiosos que sí pretenden asaltar el poder, provienen del sector cristiano evangélico, es decir, aquellos grupos no denominacionales, surgidos de manera contemporánea, exactamente los mismos que nutren al Partido Encuentro Social.

Volviendo al tema, las cartas pastorales del Episcopado en materia electoral siempre se mantuvieron al margen de cualquier inducción al voto, excepto en un aspecto: no votar por el partido que propugnase la despenalización del aborto y la eutanasia. Lo demás se dejaba a conciencia de los feligreses.

El domingo pasado, el semanario Desde la fe, de la Arquidiócesis de México aludió al tema electoral en términos sumamente críticos. Hay que recordar que Desde la fe es el órgano oficioso de comunicación de la Arquidiócesis Primada, y por ello no representa el sentir de todos los obispos, pero sí es la opinión del cardenal Rivera.

Lo expuesto por Desde la fe discrepa de la posición asumida por la Conferencia del Episcopado en su conjunto y refleja la distancia que el cardenal Rivera tiene con el PVEM y el PRD, a los que se dedican, sin nombrarlos, las duras críticas. En general, en la editorial se considera que el proceso electoral en su conjunto es irregular y una burla a la soberanía popular. Así de fuerte.

En paralelo, Lorenzo Córdova se reunió con los obispos del Consejo Permanente de la CEM en el marco de la 99 Plenaria. El consejero presidente del INE convocó al clero a asumir su responsabilidad frente a los comicios y dijo que el llamado al voto por parte de cualquier institución es bienvenido, lo que rompe con la tradición gubernamental de marcar límites a la convocatoria eclesial en tiempos electorales. Pero además, Córdova les alertó sobre los grupos abstencionista que siguen las propuestas de Javier Sicilia y Mons. Raúl Vera para convocar a un Congreso Constituyente. Ello explica que el documento emitido el jueves por la CEM se centrara en llamar al voto y en desautorizar a quienes hacen campaña por la abstención. Se puede considerar que este documento difiere de todos las anteriores exhortaciones preelectorales de la Conferencia del Episcopado desde 1973.

Y el Papa dijo hoy en la homilía en domus Sancta Marthae: “La fe no es instrumento del poder. Los mártires nos lo recuerdan.”


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER