Se encuentra usted aquí

La fe de Peña Nieto en el crecimiento económico

Martes, 27 de Octubre 2015 - 18:30

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

pena-nieto-cumbre-negocios.jpg

La treceava Cumbre de Negocios se lleva a cabo lejos de Patricia (el huracán) y las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Es ese otro México, el de los grandes hombres de negocios y los altos funcionarios. Este año resulta interesante la reunión por dos razones: el adverso entorno internacional y los resultados de un año de las reformas del actual gobierno federal.

A lo largo de las intervenciones trasuntaron una serie de temas. Uno de ellos fue la ausencia de un pleno Estado de Derecho como uno de los factores que impide una mejor atracción de las inversiones. Esto, junto con la inseguridad, se combina y gravita negativamente sobre la vida social y económica de nuestro país. El tema del crecimiento fue otro muy comentado. Un empresario de plano dijo: “Menos de 4% es insuficiente para México, lo demás es pretexto”. Para otros, la cosa no es así. La representante del FMI en nuestro país, Dora Iakova, señaló: “Es mejor que el promedio de la OCDE y el más alto de los grandes países de América Latina”. Tal vez las palabras más lapidarias sobre el tema fueron las de Paul Krugman, quien de plano se dijo sorprendido de que, pese a las reformas, México haya crecido tan poco. Llamó a no creer que las reformas harán milagros en nuestra economía. Videgaray y Peña deben haber encajado el golpe.

El tema de la innovación y la vinculación entre ciencia y tecnología con empresa también fue abordado. Manuel Herrera, presidente de la CONCAMIN, subrayó la necesidad de vincularlos. Tal vez la intervención más dura en este sentido fue la del presidente Peña, quien dijo que sólo el 25% de la inversión en ciencia y tecnología viene del sector privado, mientras que en otros países el porcentaje es hasta del 60 o 70%.

En su intervención, el presidente Peña reconoció que no se han alcanzado los niveles de crecimiento económico esperados y, de nuevo, culpó al entorno global. De acuerdo, es cierto lo que señala el mandatario, pero sólo hasta cierto punto. En primer lugar, esta salida ya está trillada, hace aparecer a su gobierno y al país como si estuviera en manos de otros, de personajes con los que no se puede hacer nada, simplemente sentarse a esperar a que las cosas mejoren. Es decir, parece apostarse a la fe o a la buena suerte. Por lo pronto, la Cumbre de Negocios ha dejado tres temas en los que pensar: la necesidad de un Estado de Derecho tangible, la indispensable vinculación entre ciencia y tecnología con la empresa y a no dejar en otras manos nuestra mejoría económica.

Por supuesto, un tema que no aparece en los resúmenes de los diarios es el de la necesidad de mejorar, urgentemente, el salario y la capacitación de los trabajadores. Sin mercado interno, no hay paraíso. 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER