Se encuentra usted aquí

La Decadencia del Hipódromo de las Américas. Última Parte

Miércoles, 23 de Septiembre 2015 - 17:00

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

foto_1_2.jpg

La serie de críticas y señalamientos que he anotado en la operación del Hipódromo de las Américas —y de paso a otros actores que intervienen— han tenido la intención de llamar la atención para que alguien ponga orden en esta actividad. ¿Quién...? Pues la Secretaría de Gobernación.

Me parece que en la última reunión que sostuvimos hace dos semanas con el licenciado Luis Felipe Cangas Hernández, Director General de Juegos y Sorteos de la dependencia, lo va a intentar. Siempre da gusto ver que un funcionario muestre disposición y estamos en espera de otra reunión, ahora con la empresa.

El Presidente de CODERE, el español José Antonio Martínez Sampedro no ha mostrado interés alguno —de los caballistas nadie lo conoce— y de acuerdo a las notas de El Confidencial se puede conocer su triste historial. Dejó a su empresa llena de deudas —ya ni siquiera es totalmente de su propiedad— pues la mayoría de las acciones pertenecen a un fondo de inversión que rescató sus pasivos aunque sigue siendo el Presidente.

¿Cómo y por qué a una empresa extranjera que no ha cumplido con el objeto de su permiso se le sigue permitiendo gozar del mismo? Bueno, allí está también la polémica empresa OHL —también española— la cual está bajo sospecha y tal vez por la misma razón: impunidad, cuentas dudosas y todo ese tipo de linduras. Estas cosas huelen bien mal.

Ahora, CODERE anuncia medidas para impulsar su negocio de acuerdo a una nota del El Financiero, del cual ya tenía información pero ahora se confirma. No quiero ni pensar en el caos vial que estos eventos van a provocar y tal vez el alcohol y otras sustancias que circularán. Doña Xóchitl Gálvez Ruiz, delegada de la Miguel Hidalgo, va a tener que exigir mucho para evitar los excesos. 

¿Y las carreras de caballos, qué?

Al conocer la nota, uno de nuestros abogados comentó: "Será cierto que CODERE no tiene obligación de invertir en un negocio que dicen que no es rentable, según las declaraciones del señor Ricardo Mar. Su permiso es para apoyar una industria 100% mexicana, que crea miles de empleos y la mentada autorización se otorgó para dicho fin —o sea para el fomento de la hípica mexicana en terrenos federales destinados para tal efecto. Utilizarlas, al margen del permiso, en actividades ajenas al objeto principal no es correcto y probablemente ilegal. Esta empresa tiene más de 15 años arrastrando al precipicio —por su incompetencia— a las carreras de caballos que nosotros los caballistas presentamos". "¡Señor Gobernación, ponga orden por favor! ¿O quieren que salgamos con los caballos protestando en las calles de nuestra conflictiva ciudad?".

¿Qué tendrá que investigar don Virgilio y su Secretaría de la Función Pública todas estas probables irregularidades?

foto_2.jpg

Debo comentar que he recibido algunas opiniones de mis lectores, lo cual me sorprende que haya tantas personas interesadas en el tema y preguntan por qué no señalo la forma absurda de cómo la Asociación de Criadores de Pura Sangre (TB) organiza su subasta anual de potrillos. Tienen razón.

Bueno, para empezar ese evento no es una subasta —pues más del 60% de los potrillos del catálogo no pasan por ella—. Es un invento y paso es querer tomarle el pelo a los pocos despistados que se atreven a asistir al evento; es organizarle a la empresa un pequeño negocio y además producir una serie de carreras con bolsas millonarias para que sus socios principales se diviertan y se repartan la lana. Eso no es hípico —ni aquí ni en China— y con ello han contribuido al desastre que vive la actividad. Nada más hay que analizar cómo "le hace la competencia"; la Asociación de los Cuarto de Milla (AMCM), que están mucho mejor organizados, aunque en mi opinión entienden la hípica de manera distinta a la mía. Ellos "ponen" sus premios. Parece que les encanta. Para mí es función de la empresa.

En la subasta anual que se acaba de llevar a cabo en los terrenos del Hipódromo a principios de este mes, pasaron por el ring de subasta 390 ejemplares mexicanos de los 420 catalogados y de los 1,800 que se crían en el país. Realmente se vendieron 190 —pues es probable que el resto se hayan vendido por fuera—. El precio alto fue de 630 mil pesos y de los 20 ejemplares mejor cotizados se llegó a un promedio de venta de casi 500 mil pesos, lo cual es un récord. El total de la venta fue de más de 47 millones de depreciados pesos y un promedio de 119 mil pesos por animal. Y como siempre, no falta el chisme, me comentaron que uno de los potrillos más caros iba a ser un regalo para mi tocayo, el señor Presidente de los mexicanos. Ojalá, así se podría interesar en el tema. ¿O tendrá que investigar don Virgilio?

foto_3.jpg

De acuerdo a la información que me proporciona un propietario apunta: "por comisión sobre venta (6%) la AMCM se embolsó 2,8 millones de pesos —y digo se embolsó porque tiene otros ingresos como son inscripción al libro de la subasta, renta de caballerizas, vacuna vs. influenza y prueba de Coggins la pagaron aparte. Y todavía le rasuran el 10% a los premios en los clásicos, de las cuotas que pagamos nosotros".

Así pues —aunque hay muchas quejas— esta asociación tiene mucho dinero y le han ganado la partida a los criadores de caballos Pura Sangre. Por supuesto que hay socios de la AMCM que no están muy conformes con todo esto, pues en las carreras ordinarias con trabajo se llenan y los premios son raquíticos.

Los grandes premios que dice ofrecer CODERE realmente son los criadores y propietarios de esa Asociación quienes los proporcionan. Para un premio de 3,5 millones de pesos, la empresa aporta 52 mil. ¡Ridículo!

El caballo Cuarto de Milla (QH) es un caballo espectacular, explosivo y sin duda es mucho más versátil que el Pura Sangre pues puede competir en los múltiples escenarios temporales y permanentes que existen a lo largo y ancho del país: los carriles o tastes y en las ferias regionales. Claro, como se permite que corran en estas pistas sin récord, antidoping, etcétera, vienen al Hipódromo ya fogueados y en clara ventaja para los que estabulados en "Las Américas" que apenas van a competir por vez primera. Y el público no se entera que ya han corrido en sus futurities regionales y de alguna manera se le está sorprendiendo.

En mi opinión, la mezcla de ofrecer carreras de caballos de Cuarto de Milla y de Pura Sangre —como se dan— es otra inconsistencia total. Ambas razas se compiten y se hacen daño pues sus aficionados son distintos y sobre todo, de la forma señalada de cómo se maneja su Asociación, que también parece que está al servicio de la empresa, en vez de estar impulsando una serie de Circuitos Hípicos Regulados a lo largo de todo el país, tal como propusimos en la Cámara de Diputados —como una nueva política pública para desarrollar esta actividad—.

La propuesta se puede leer aquí y ojalá no se apruebe la Ley como está redactada pues en nada favorece a la hípica y sigue propiciando la discrecionalidad acostumbrada. El director del propuesto "Instituto del Juego" lo va a nombrar el Secretario de Gobernación —quien este sea— cuando lo que se necesita es que este tipo de organismos sean independientes y autónomos del Ejecutivo. ¿O estoy siendo muy naïve?

Por lo pronto, parece que algunos dirigentes de las Asociaciones mencionadas están conformes con sus carreritas mientras la empresa pretende seguir dándoles migajas de los conciertos que va a organizar —y más atole con el dedo— en tanto sus caballos no podrán dormir de tanto ruido y alboroto.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER