Se encuentra usted aquí

La Decadencia del Hipódromo de las Américas... Parte 1

Miércoles, 02 de Septiembre 2015 - 18:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

jinete.jpg

El 20 de diciembre de 1996 la Secretaría de Gobernación publicó una licitación internacional mediante una convocatoria para "operar y explotar carreras de caballos" en el terreno federal ubicado en las Lomas de Sotelo en donde se ubica el Hipódromo de las Américas. El anterior permisionario no pudo soportar la carga de sus deudas. Su plan de negocio falló y no pudo prosperar.

Ahora, de forma similar el plan de negocio del nuevo permisionario ha fallado —ahora la principal accionista es una empresa española CODERE— y todos los involucrados en esta actividad; propietarios, criadores y la misma empresa han perdido mucho dinero. La planta laboral se ha reducido y existe una crisis monumental debido, en mi opinión, en que no se observaron celosamente los principios básicos que rigen la hípica. Se siguen sin respetar. En próximas entregas diré porqué.

El objetivo del concurso público era claro: "rescatar y fortalecer la actividad hípica mexicana". En el proceso de licitación participaron empresas extranjeras; los italianos invitados por el caballista Víctor Resk con una propuesta novedosa; el magnate minero Germán Larrea; el empresario Alfredo Miguel Afif entre otros.

Al final del proceso un consorcio encabezado por el dueño del hipódromo de Houston, Texas (MAXXAM) y su socio mexicano encabezado por uno de los hijos del empresario Claudio X. González (y otros socios importantes) resultaron los ganadores. Para mi sorpresa —pues su servidor promovió que los "usonianos" participaran en el proceso y fui su asesor— al poco tiempo el grupo mexicano declinó a pesar de que la decisión fue a su favor. 

hipodromo.jpg

Así, se benefició y a final de cuentas se le otorgó el permiso al grupo CIE cuyo principal accionista es Alejandro Soberón Kuri, "exitoso" empresario mexicano. La revista Expansión (2013) teñía considerado a Soberón entre los 100 empresarios más importantes del país "ranqueado" en el número 21.

Fueron muchos años de inactividad hípica, entre la clausura del anterior permisionario y el otorgamiento del nuevo permiso pero la magia de la hípica hizo que muchos caballistas volvieran a invertir en caballos y en sus ranchos de cría. En una segunda parte relataré lo que en mi opinión ha sucedido en este aspecto. En la actualidad el panorama es sombrío —no hay incentivos para continuar con la actividad y la crianza y la fuente de empleo se pierde día con día.

El 30 de junio de 1998 la otrora Secretaría de la Contraloría (SECODAM) otorgó dos títulos de concesión a Administradora Mexicana de Hipódromo, empresa creada ex profeso por Soberón y así obtuvo, por 25 años y en un terreno de 102,974,308 m2 propiedad del patrimonio inmobiliario federal el permiso y la concesión para la "operación y explotación de carreras de caballos con apuesta y la celebración de otros juegos permitidos por la ley". También consiguió otra concesión —ésta por 50 años— y en una superficie de 411,304,509 m2 para la instalación, edificación de un hotel, centro de convenciones...(sic) a la misma empresa. En resumen, en casi 52 hectáreas la empresa creada por el Alejandro Soberón y ahora sus nuevos socios gozan de estos permisos.

El plan de negocios presentado por la nueva empresa fue convertir el terreno federal en una gran centro de entretenimiento, Alejandro Soberón buscó el apoyo de Carlos Slim Helú —el mega millonario mexicano—, para construir el llamado Centro de Exposiciones Banamex y así fue accionista de CIE un tiempo mediante la empresa SINCA INBURSA, S.A. de C.V.

Para hacer la historia corta, después de varios "malas decisiones" y no poder afrontar las deudas millonarias que CIE no pudo hacer frente, el plan de negocio de CIE nuevamente falló. En 2007 (CIE) le vendió al grupo español CODERE el 49% de su capital. La multinacional también había crecido vertiginosamente muy apalancada y en base a préstamos bancarios multimillonarios.

En 2012, CIE acordó la venta del Hipódromo de las Américas y otros negocios a su socio español Grupo CODERE del restante 38.5% del paquete accionario por 2 mil 657 millones de pesos  y en contra de lo que estipula el permiso original. El consorcio se llama "CIE Las Américas" que incluye la red de apuestas deportivas remotas Sports Books, los juegos basados en números Yaks, el Centro de Exhibiciones Banamex y el parque temático infantil Granja las Américas. Con esta venta CODERE asume parte de la deuda de CIE Las Américas, estimada en mil 200 millones de pesos.

El director corporativo de Administración y Finanzas de CIE, Víctor Murillo, detalló que, con esta operación, la firma mejora sustancialmente su perfil financiero, pues su deuda general quedaría en 2 mil 657 millones de pesos.

El acuerdo firmado con CIE para adquirir el control del Hipódromo de las Américas y la red de 53 unidades de Sports Books y Yaks, así como la adquisición en julio del año pasado del 67.3 por ciento de los casinos Caliente de Jorge Hank Rhon, convertirían a CODERE en el mayor operador de juegos de azar en México, con 96 salas de apuesta. Le sigue muy de lejos PlayCity, propiedad de Grupo Televisa a través de Apuestas Internacionales, que opera 21 establecimientos en el País.

Pero la multinacional española CODERE también presenta graves problemas financieros debido a la crisis económica en España; el control de cambios en Argentina; problemas en Italia y a final de cuentas la empresa Blackstone, que es un fondo de capital de riesgo, compra la deuda de CODERE y ahora son los nuevos accionistas.

Así con tanto movimiento financiero —venta de acciones, préstamos bancarios y nuevos accionistas— supongo que alguien se ha vuelto rico mientras la hípica mexicana se encuentra en terapia intensiva.

Sólo una política pública bien diseñada por el Gobierno Federal puede rescatar y salvar la malograda industria hípica. Solo habrá que recordar que un caballo estabulado en un hipódromo crea 4 empleos directos. Me parece que vale la pena.

(Por cierto el amparo que presenté en contra las resoluciones de la Comisión de Carreras todavía no se resuelve, ya les platicaré).



Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis