Se encuentra usted aquí

La batalla de Padierna

Viernes, 15 de Febrero 2019 - 14:55

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

la_batalla_de_padierna.png

Aquí no me voy a referir al combate trabado entre los invasores gringos  y el ejército mexicano entre el  19 y el 20 de agosto de 1847 en la Hacienda de Padierna,  al sur de la ciudad de México, sobre las faldas del cerro del Zacaltepetl, a orillas del Pedregal de San Angel.

Aquí  me refiero a otra clase de invasores cuyo comandante no es el General Winfield Scott.

Esta vez  se trata  de otras fuerzas invasoras, que también han conquistado  la capital de México, pero en nuestro tiempo actual, y con un éxito alcanzado gracias  a la más absoluta impunidad  hecha posible por la participación activa y dolosa de las autoridades capitalinas de los dos partidos de dizque izquierda.

La fuerzas invasoras  cuyas conquistas inmobiliarias se han  extendido como metástasis desde la cancerosa delegación Cuauhtémoc, por todos  los rumbos de la ciudad de México, tienen como “comandanta”  $uprema  a la tocaya de Lola la trailera;  nada menos que a la intocable Dolores Padierna, que a la fecha no conoce la derrota; y  como diría Don Teofilito: ni parece que la vaya a conocer.

Antes al contrario; Padierna esta más que lista para suceder al buen Porfirio Muñoz Ledo como líder de los diputados faltistas, conocidos como “aviadores” que nada más vuelan para ir a cobrar sin trabajar.

De esa manera comandará a toda la “fuerza aérea” integrada por aviadores y paracaidistas (de inmuebles).

¿Qué pruebas existen para afirmar que Lola Padierna, está al  frente de buena parte de  los invictos  invasores de casas, terrenos y edificios en el Distrito Federal?

Por  lo pronto, la prueba presuncional. (1)

¿EN QUÉ CONSISTE ESTA PRUEBA?

Consiste en la conclusión lógica a la que se llega a partir de hechos ciertos ligados entre sí por un patrón común  que permite inferir la participación de alguien en una conducta  determinada.

Por ejemplo:

Es un hecho que durante la gestión de Dolores Padierna como jefa delegacional en Cuauhtémoc, proliferaron  incontenibles  las invasiones de casas y edificios en esa jurisdicción.

Es un hecho indiscutible, que  grupos criminales organizados como Asamblea de Barrios y el Frente Francisco Villa,  actuaron (como siguen actuando)  con total impunidad  en esa delegación política ante la impasible complacencia de Lolita Padierna de Bejarano… (2)

Es un hecho estadísticamente comprobado, que NO hubo ni hay  desalojos ni consignación penal de los invasores que cometían y siguen cometiendo a gusto  el delito de despojo de manera profesional, especialmente de inmuebles de ALTO RIESGO, y/o cuya situación jurídica permita  PRESUMIR que será  fácil robárselos.

Es un hecho cierto,  que Ricardo Monreal, cuando ocupó el trono delegacional dejado por su majestad Dolores Primera, denunció la proliferación epidémica de invasiones de inmuebles en esa jurisdicción, PEEEEROOOO…

No hizo absolutamente nada.

Es un hecho indiscutiblemente cierto, que la jefa de gobierno y la  Procuraduría de dizque Justicia de la ciudad de México, prefieren que los invasores de inmuebles emulen los plantones del 2006 en Paseo de la Reforma,  adueñándose de  toda una cuadra de las calles de Londres, que  liberar la vialidad que hace una pesadilla de la vida vecinal, y obstruye el acceso al Museo de Cera.

Es un hecho que hay mucho más ciudadanos damnificados por la incontenible corrupción  que damnificados por los terremotos.

Y para muestra, basta  un botón:

Conozca usted  “LA MANZANA DE LA DISCORDIA”.

Esa manzana se ubica entre las calles de Antonio Caso, Rosas Moreno, Sullivan y  Miguel Schultz, en la apetitosa Colonia San Rafael, donde abundan las mansiones abandonadas,  y  casas no menos atractivas que son más tentadoras que la manzana ofrecida por  la serpiente de los engaños democráticos a los votantes crédulos que esperan la cuarta transformación PRImetida. (3)

En esa manzana  tan codiciada por  la lideresa de indiscutible fiereza, hay una antigua mansión (justo en la esquina de Antonio Caso y Rosas Moreno)  que ya fue amachinada  con la ayuda invaluable del Gobierno de la CDMX  mediante una catafixia expropiatoria hecha a la medida…

El otro edificio que hace esquina sobre Antonio Caso y Miguel Schultz, es evidencia innegable de lo que López Obrador  señala como “la mafia del poder”;  nada más que en este caso, la nebulosa mafia no es fifí sino morenita, y la integra el Sistema de dizque Protección Civil, la Procuraduría de dizque Ju$ticia, la Comisión de dizque Derechos Humanos, la Comisión de dizque Reconstrucción y todos los dizques imaginables.

Durante la investigación realizada sobre este tema, he podido reunir  un expediente de documentos públicos certificados, que demuestra más allá de toda presunción, que el gobierno de la ciudad de México ha sido y sigue siendo responsable de múltiples delitos que comete en agravio de ciudadanos indefensos ante el negocio de las invasiones de inmuebles.

¿Por qué protegen y encubren  a los más de 700 grupos delictivos que se dedican a invadir inmuebles en la ciudad de México?

¿Por qué todas las autoridades de la ciudad de México cometen delitos de denegación de servicio público en agravio de dueños atropellados por las invasiones de inmuebles?

¿Por qué causa legalmente justificable, las autoridades se niegan por todos los medios a desalojar los inmuebles y devolvérselos a sus dueños  legítimos?

¿Por qué motivo se niegan a desalojar  edificios de ALTO RIESGO, con tal de no dejar ir el negocio, sin importarles si mueren decenas o cientos de infelices cuya miseria explotan usándolos como carne de cañón?

La jefa de gobierno le echa la bolita al Comité de Emergencias de Protección Civil; esta a su vez, le pasa la papa caliente al Instituto para la Seguridad de las Construcciones; este, siguiendo la línea de hacer como que hacen, pero sin hacer nada, se lava las manos repitiendo el mismo coro:

“Con este acuerdo escrito, cumplimos estrictamente con su derecho de petición consagrado en el artículo 8º constitucional”;  y así las victimas indefensas de las huestes invencibles de Padierna y asociados,  acumulan una bonita colección de respuestas sin solución.

Las muchísimas víctimas de  la asociacion delictuosa entre autoridades y  bandas criminales, también topan con pared si ingenuamente denuncian estos delitos.

Los ministerios públicos se dedican al deporte del no ejercicio de la acción penal, o a mandar las denuncias  a la reserva, donde yacen bajo espesas capas de polvo, en espera de que mueran los denunciantes,  ya sea de cansancio, por vejez  o por darle lata a los temibles desarrolladores de inmuebles ajenos.

¿Quién es la vencedora?

Ante esta rampante corrupción inmune a la cuarta, quinta o sexta transformación, lo que si sabemos, es quienes son los perdedores:

Usted, y todos los que tienen que luchar en total desventaja la interminable Batalla de Padierna.

chavezmontesjulio@hotmail.com

 

  1. PRUEBA PRESUNCIONAL. EN QUE CONSISTE. La prueba presuncional no constituye una prueba especial sino una artificial que se establece por medio de las consecuencias que sucesivamente se deduzcan de los hechos por medio de los indicios, de manera que por su íntima relación llevan al conocimiento de un hecho diverso al través de una conclusión muy natural, todo lo cual implica que es necesaria la existencia de dos hechos, uno comprobado y el otro no manifiesto aunque se trate de demostrar.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEPTIMO CIRCUITO.

Octava Época: Amparo directo 1374/88. Ferrocarriles Nacionales de México. 30 de enero de 1990. Unanimidad de votos.

  1. Rene Bejarano, alias “el desbordado con  billetes  a dos manos”.
  2. PRImetida. Vocablo  de doble sentido:

En su primera acepción: Atole con  el dedo; quimera electoral sin importar el partido que la haya hecho; metida electoral que gracias al PRI, hoy goza México bajo el viceliderazgo legislativo de ya sabe quién.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Leer también


Número 27 - Marzo 2019
portada-revista-27.png
Descargar gratis