Se encuentra usted aquí

La autonomía de la UNAM

Miércoles, 19 de Noviembre 2014 - 17:00

Autor

kenia_lopez_rabadan.jpg
Kenia López Rabadán

Compartir

escudo-unam.png

El pasado 15 de noviembre, un Oficial Secretario del Ministerio Público, un elemento de la Policía de Investigación y dos peritos de la Procuraduría General de Justicia del DF, en un hecho irregular ingresaron a las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México supuestamente a investigar un delito de robo a celular que una estudiante denunció días anteriores ante la Agencia especializada en atención a la comunidad universitaria. Frente a la Facultad de Filosofía y Letras, se dio un altercado entre los agentes de la PGJDF y estudiantes de la Máxima Casa de Estudios, resultando heridos dos estudiantes y un animal de compañía.

Tras este lamentable hecho, la comunidad universitaria y estudiantes de todo el país exigieron se respetara la autonomía de la Universidad, sin embargo, las autoridades capitalinas enviaron alrededor de 500 granaderos a Ciudad Universitaria para supuestamente recuperar el vehículo que utilizaron los agentes. Por tal motivo, mediante redes sociales, se convocó a una manifestación pacífica el domingo 16 de noviembre, en la que participaron no sólo los estudiantes, sino padres de familia y amigos. Unos cuantos infiltrados (como los que han estado presentes en la quema del Metrobus y en la puerta de Palacio Nacional), realizaron pintas e intentaron ingresar a las instalaciones de Rectoría, afortunadamente, los universitarios impidieron estos actos violentos, solicitando se retiraran y se desenmascararan.

El Secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano Cortés, señaló que este tipo de diligencias no violentan la autonomía universitaria, ya que se realizó de manera coordinada con autoridades de la UNAM, y se comprometió a ejercer acción penal contra el agente que lesionó a los estudiantes por abuso de autoridad y lesiones, así como la destitución del Director General de Zona Sur de la Policía capitalina por la intromisión de granaderos en las instalaciones de la Universidad, y reiteró que su investigación versaba sobre el robo de un celular, para lo cual reitero mi pregunta ¿se necesitan 500 granaderos?.

Lo que parece incongruente es que existiendo 29 mil 852 delitos de alto impacto en el DF, entre ellos homicidios dolosos, secuestros, robo de vehículos o incluso lesiones por disparo de arma de fuego, la Procuraduría haya ingresado por un delito de bajo impacto, justamente el día que se reunía la Asamblea General Interuniversitaria creada a propósito de los estudiantes de Ayotzinapa.

Dado al ingreso de la PGJDF en Ciudad Universitaria, el concepto de autonomía se encuentra en la discusión pública, que es uno de los cuatro pilares sobre los que se rige la propia Universidad y que deriva del artículo 3 fracción VII Constitucional, sin embargo, no es sino hasta la publicación de la Ley Orgánica en la que se le reconoce su autonomía y se señala entre otras cosas, que la Universidad es una corporación pública (organismo descentralizado del Estado) dotada de plena capacidad jurídica. Dicha autonomía debe considerarse desde los siguientes aspectos:

  • Autonomía académica, que se entiende como la libertad de cátedra, organización libre de estudio, formulación de planes de estudio y programas de investigación, así como la atribución de otorgarle validez a los estudios realizados en dicha institución.
  • Autonomía financiera, que implica la facultad de formular su propio presupuesto y de administrar libremente su patrimonio, exentándola de impuestos o derechos federales o municipales y a recibir un subsidio anual por parte del Gobierno federal.
  • Autonomía de gobierno, para organizarse como lo estime pertinente, es decir, sus órganos de gobierno, sus autoridades, funcionarios, personal académico y personal administrativo así como formular las normas que fijen la política global y el diseño del orden jurídico aplicable a todos los universitarios.

Como integrante de la comunidad universitaria, me parece necesario dejar claro que defender la autonomía universitaria no implica que exista un estado dentro de otro, sin embargo, se debe reconocer y respetar a la institución que ha sido un espacio cultural, académico y de debate, donde los alumnos, profesores y trabajadores han desarrollado sus capacidades en beneficio de la institución y de México, siempre orgullosos de lo que ser universitarios representa, trabajando en cada una de las escuelas, colegios, institutos y facultades, lo que permite que sea la UNAM la Universidad de nuestro país mejor posicionada dentro de las 500 mejores universidades del mundo, refrendando así, que es nuestra Máxima Casa de Estudios, lo que un clima de tensión por una mala decisión de alguna autoridad local o federal no debe soslayarse y mucho menos repetirse.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER