Se encuentra usted aquí

¿Juntos haremos historia?

Miércoles, 22 de Agosto 2018 - 15:00

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

momias-guanajuato.png

 

Se va integrando el equipo con el que AMLO asegura que realizará la cuarta transformación de la república…

Algunos de los más conocidos colaboradores, podrían rendir la protesta de sus cargos, pronunciando la fórmula matrimonial aquella, de “hasta que la muerte nos separe”, porque sus expectativas de vida, apegados estrictamente a las estadísticas del INEGI, obligan al realismo por el que casi todo el futuro gabinete, rendirá su protesta in articulo mortis.

Viendo las edades de los seguidores del Peje Lagarto, parecen encuadrar mejor en las vitrinas del antiguo museo del Chopo o en el Geología, frente al quiosco morisco en Santa María la Ribera.

¡Manuel Bartlett Díaz nació antes de la Olimpiada de Berlín ’36, cuando Adolfo Hitler estaba en su apogeo!

Javier Jiménez Spriu, data de antes del bombardeo de Guernica, en la Guerra Civil Española (1936-1939).

Cuando Olga Sánchez Cordero llegó al planeta en 1947, la radiación de las bombas atómicas no se había disipado en Hiroshima y Nagasaki.

Ignacio Ovalle Fernández vino al mundo en los tiempos de José Stalin, y colaboró en el gobierno de Luis Echeverría Álvarez, hace apenas 48 años.

Porfirio Muñoz Ledo, tambien de los tiempos de la guayabera tercermundista, vio la luz por primera vez, menos de medio año después del inicio del Tercer Reich en Alemania, en julio de 1933; cuando ni siquiera Francisco Franco sabía que tres años más tarde sería nombrado Generalísimo a cargo del Alzamiento Nacional que dio origen a la Guerra Civil Española.

Uno de los más jóvenes e imberbes miembros del gabinete presidencial que iniciará funciones el primero de diciembre venidero, es Monsieur Marcel Ebrard Casaubon Garcin, l’enfant terrible de la Línea 12 del Metro, responsable del linchamiento de aquellos policías federales en Tláhuac en 2004; el citoyen (1) francés que ha vuelto por sus fueros después de su exilio dorado en París, y listo para emular a Emmanuel Macron en las elecciones del 2024.

Estos personajes no solamente tienen un largo kilometraje recorrido, sino que, por el camino, han ido dejando huellas indelebles que, como siempre, caen en el olvido, permitiendo que la MORENA tabasqueña traiga cualquier cosa, menos la regeneración nacional.

Hace apenas 30 años, Bartlett Díaz, (cuyo padre fue gobernador de Tabasco; el feudo del Peje Lagarto), protagonizó la famosa “caída el sistema”, gracias a la cual, Carlos Salinas de Gortari pudo permanecer sentado en el trono de la PRIsidencia.

Javier Jiménez Espriú fue subsecretario de comunicaciones y transportes en el sexenio de la sociedad más igualitaria y de la renovación moral, cuya culminación fue el ajuste de cuentas que, por motivos de antipatía personal de Miguel de la Madrid, llevó al General Durazo Moreno a la cárcel, acusado de los delitos más absurdos imaginables, como el de acopio de armas, siendo general de división, con más méritos que muchos de los celosos militares de espada virgen y campañas de escritorio.

Olga Sánchez Cordero fue jubilada de la $uprema Cohorte de Ju$ticia por su avanzada edad; pero ahora regresa por sus fueros, para dirigir la política interior del país, sumándose a la cruzada juvenil capitaneada por el sexagenario de Macuspana.

López Obrador, actuando como la Chilindrina, que como dice una cosa, dice otra, se refería a la ministro Sánchez Cordero como corrupta y “maiceada” en relación con el caso de la francesa Florence Cassez, y por la negativa de un amparo al Sindicato Mexicano de Electricistas; sin embargo, ahora, la ha llevado al Palacio de Cobian para que funja como secretaria de gobernación. Parece que el Peje más bien resulta camaleón.

Ignacio Ovalle Fernández, por su parte, se va a encargar de resucitar la CONASUPO con el nombre de SEGALMEX; Seguridad Alimentaria Mexicana, después de haber  liquidado aquel organismo en la época de Carlos Salinas de Gortari.

El septuagenario Ovalle, se encumbró a la sombra de Luis Echeverría, del que fue secretario particular, y luego secretario de la  PRIsidencia.

Encomendarle a esta brigada de talentos la regeneración nacional, y la que AMLO llama (gratuitamente) la cuarta transformación de la república, no deja de ser una paradoja, puesto que todos estos personajes provienen del priismo del más rancio abolengo; ni siquiera Foximiliano tuvo en su administración panista a tanto dinosaurio del PRI.

Este nuevo gobierno gerontocrático puede ocurrirle lo mismo que a las garantías automotrices; que cubren cierto número de kilómetros o  el transcurso de cierto  tiempo; lo que ocurra primero. Estos transformadores republicanos, estan llamados a participar seis años, o hasta donde se desbielen.

Al repasar la lista con los nombres de estos políticos que acompañan al ahora expresidente legítimo (2006-2012), cabe rectificar el nombre de la coalición que lo llevó a realizar su sueño senil, el pasado primero de julio; más que decir que JUNTOS HAREMOS HISTORIA, la verdad es mejor servida al decir que JUNTOS HICIERON LA HISTORIA que todos conocen, pero han decidido olvidar, con tal que los de Atracomulco se fueran a esa chingada a la que AMLO ofreció retirarse si esta vez le repetían la dosis del 2006 y el 2012.

Días vendrán...


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER