Se encuentra usted aquí

Joe no recibió el aire de la rosa de Guadalupe

Jueves, 24 de Octubre 2019 - 13:30

Autor

enrique_fernandez_martinez.jpg
Enrique Fernández Martínez

Compartir

joe-no-recibio-el-aire-de-la-rosa-de-guadalupe.jpg

Hace algunos días en una plática de sobre mesa inició una polémica sobre si el ser humano nace bueno o malo y como ya es moda en ese país se dividieron las opiniones.

Existen definitivamente dos posiciones encontradas, una que afirma que nuestra naturaleza es mala y que su instinto depredador aparecerá tarde o temprano, en cuanto exista la oportunidad y su contraparte, que señala que los humanos nacen buenos y el entorno físico, la educación y situación definirán si el sujeto será bueno o malo.

El ser humano es capaz de realizar increíbles acciones, las más hermosas y humanas y las más bajas y ruines todo depende del momento, el bagaje aprendido y del control de sus instintos básicos.

Los seres humanos somos animales con instinto igual que todos los demás animales pero tenemos un cerebro que nos permite aprender y desarrollar un lenguaje y por lo tanto somos animales sociales pues a diferencia de la mayoría de las especies es ser humano es dependiente un 100% a la hora de nacer, no podríamos existir como especie si alguien mayor no cuidara de nosotros y nos enseñe lo mínimo indispensable para sobrevivir, no se puede sobrevivir mucho tiempo sin estar integrados a una sociedad que regule nuestro lado instintivo y regule nuestro comportamiento que señala claramente que es bueno y que es malo, es por ello que lo que en México lo puede ser un comportamiento normal, aceptable en otros países no lo sea y viceversa. 

Después de esa plática recordé a Pepe Luis, un amigo. Cuando lo conocí tendría cerca de 17 años y era un irreverente, grosero, violento, solo lo que el decía tenia validez,  con pensamientos turbios. Muchos de quienes lo conocimos  coincidíamos que iba a terminar mal, en la cárcel o peor asesinado cualquier día por bravucón. Pepe Luis seguía al pie de la letra la canción del Rey, su palabra es la ley.

Después de 10 años de nuevo tuve contacto con Pepe Luis, había emigrado al norte de California por la necesidad económica y  hoy vive en un lugar precioso, Lake Tahoe, una población rodeada de bosques y con un enorme lago. Pepe Luis me invitó a visitarlo cualquier día y ese día llegó.

Acordamos vernos en el restaurante del Casino Harrah´s. 

Puntual como un inglés llegó, venía con su esposa y tres preciosas niñas, primera sorpresa, no esperaba ver un cuadro así, pues con los antecedentes de Pepe eso era poco menos que imposible. 

Después de comer me invitaron a su casa, segunda sorpresa era una casa moderna, limpia y cálida y confortable, llena de vida y sueños, ni siquiera los colores eran violentos. 

Pero ahora ya no era Pepe Luis era Mr. Joe Louis y me narró amenamente como es que había cambiado su vida y como ahora era un tipo de bien, sin pensamientos violentos, dedicado en cuerpo y alma a su familia, Joe, ahora es feliz.

Joe no recibió el aire de la rosa de Guadalupe. El cambió de Joe inició desde el exterior, desde su entorno que fue reducido su yo violento. ¿Cuál fue el elemento más importante de ese cambio?…El miedo, Joe entendió rápidamente su situación inicial en EU, era indocumentado, en cualquier momento podrían deportarlo, entendió que la ley se cumple a rajatabla con los pobres y que la impunidad existe solo para los ricos y políticos, tuvo miedo del sistema y se dedicó a vivir dentro de la ley, por que  allá infligir la ley cuesta y mucho, no solo en tu libertad sino también en la cartera. 

Al pasar los años Joe pudo conseguir un gran empleo como gerente de una pequeña cadena de hoteles y conoció a su esposa, se casó y ahora es un gran tipo que pudo enmendar el camino.

 

En resumen, creo que todos tenemos al diablillo y al angelito que nos hablan al oido cuando tenemos que decidir entre lo que esta bien y lo que nos conviene y depende del momento y de las circunstancias como vamos a reaccionar. 

 

Todos tenemos ambos lados de la moneda, la diferencia es ¿Cuál vas a utilizar más en tu vida?

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER