Se encuentra usted aquí

Historias del COVID

Jueves, 18 de Junio 2020 - 13:45

Autor

manuel_de_j._ruiz_nettel.jpg
Manuel de Jesús Ruiz Nettel

Compartir

nota-cruz-roja-2.jpg

La pandemia saca lo peor y lo mejor de las personas. Constantemente me dicen la gente de fuera que a los Tapachultecos hay que “arrearlos” para que se hagan las cosas, pero no, los Tapachultecos somos muy “mitoteros” en todo queremos estar y siempre estamos pendientes de todo.

    Así en esta ocasión, esta manera de ser, nos llevó a que, en la primera avenida sur, se dieran cuenta que una anciana estaba completamente sola y con síntomas claramente de COVID-19. “Angelita” como la llaman los vecinos, relataron que quedó sola porque su hijo había fallecido recientemente por posible COVID-19 y quedó sola, valiéndose por sí misma siguió la vida hasta que ya no pudo más y también cayó enferma y ya nadie supo de ella.

    Los vecinos se acercaron y dieron la voz de alarma por celular y las redes sociales. Estos llamados causaron el efecto deseado y una ambulancia se acercó a valorar a la anciana, que en esos momentos yacía inerte en un sofá de su casa.

    Los operadores de la ambulancia dijeron que no se la llevarían, pero los vecinos se opusieron y ya en “bola” y con apoyos de varios abogados y abogadas que viven en la cuadra coaccionaron a los conductores de la ambulancia para que llegaran sus superiores. Fue ahí cuando se armó en grande.

    Viendo esto en tiempo real, la presidenta municipal, Rosa Irene Urbina Castañeda, dio instrucciones precisas al DIF, a la Secretaria de Salud y a Protección Civil para que intervinieran coordinados con el personal del Hospital General de Tapachula que ya tenía una ambulancia en el lugar de los hechos.

    Para no hacerles el cuento largo, el mismo director del Hospital General de Tapachula llegó al lugar de los hechos y junto con el DIF municipal prepararon todo para que “Angelita” fuera trasladada para recibir atención médica apropiada a combatir su enfermedad, posible COVID, y los signos de llevar una precaria forma de vida por vivir completamente sola.

    Así, con la mujer en camino al hospital general, llegó Protección Civil Municipal siguiendo las instrucciones de Rosa Irene Urbina Castañeda, para combatir el virus en ese lugar mediante una “sanitización” intensa dentro y fuera del lugar de los hechos.

    Fue todo un “show” porque mientras que los de la ambulancia que llevaron a “Angelita” no tenían el equipo adecuado contra una posible infección del virus, el personal de Protección Civil, que entró a la casa de la anciana, lo hizo de manera adecuada con sus trajes que cubren todos los protocolos.

    Este caso muestra que el trabajo conjunto de los ciudadanos y el gobierno municipal da buenos resultados y así todos estamos seguros.

    En cambio, en todo el país hemos visto con alarma cómo la ingobernabilidad y la falta de un gobierno federal, estatal y municipal sólido ha hecho que grupos de ignorantes no dejen que se lleven a cabo las acciones de combate al virus del COVID-19 y de los mosquitos que esparcen el Zika, Chikungunya y Dengue.

    La ignorancia y la ingobernabilidad ha llegado a tanto, que esos grupos ahora impiden que se implemente la Campaña Nacional de Vacunación en sus pueblos y colonias.

    La dejadez y la complicidad de los tres niveles de gobierno ocasionará que miles, o tal vez millones, de niños sufran de enfermedades como la deformante poliomielitis y otras enfermedades que crearan verdaderas epidemias que han durado por años controladas por los esfuerzos del sistema de salud mexicano a través de su historia.

    La ingobernabilidad y la ignorancia son una combinación peligrosa porque con violencia imponen su forma de pensar.

    Mientras tanto, en Tapachula y varias ciudades de la costa chiapaneca cientos están muriendo en sus casas de “causas naturales” con síntomas relacionados con el COVID-19, pero eso no sale en sus certificados de defunción porque quieren los deudos acompañar a su muerto al campo santo.

    Así como la historia de “Angelita”, en todo el mundo hay miles de historias de ancianos y personas que sucumben a la enfermedad en la soledad.

    Ya estamos en twitter @MalakChiapaneco en la dirección https://twitter.com/MalakChiapaneco además en Facebook tengo una emisión diaria sobre comentarios diversos. ¡Por ahí nos vemos!

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER