Se encuentra usted aquí

¿Hay un acuerdo entre Peña Nieto y López Obrador?

Lunes, 30 de Enero 2017 - 16:30

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

amlo_epn.jpg

 

Este acuerdo se habría celebrado hacia el final del año pasado, cuando la atención de la prensa estuvo concentrada en otros temas. Las evidencias están a la vista: primero, en más de una ocasión Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha llamado a no denigrar la figura del presidente de la República; segundo, en lo más álgido de la crisis Peña Nieto-Trump, el líder de MORENA fue el primero de los del bando opositor que llamó a respaldar la posición del presidente Peña Nieto; tercero, en los últimos tiempos, AMLO ha centrado sus ataques en la figura del expresidente Calderón. Tan sólo ayer, acusó que la violencia en nuestro país es consecuencia del mal gobierno del michoacano, cuarto, en varias ocasiones, López ha dicho que su gobierno no buscará perseguir a nadie. En los hechos esto significaría amnistiar a los priistas que actualmente gobiernan. Una especie de borrón y cuenta nueva.

Todo lo anterior es un invento; un invento que a diario se puede leer o ver a través de los medios por parte de analistas “experimentados”. También se conversa en restaurantes o foros por parte de políticos con “experiencia”. Suposiciones basadas en gestos, interpretaciones a veces dolosas de informaciones. No es extraño que una declaración se tergiverse o se tome fuera de contexto hasta deformar el sentido original. Tampoco es inusual leer o escuchar frases como: “el político tal piensa”, “el político fulano supone”. ¿Cómo saber lo que en realidad piensa o cree tal o cual político? 

Por supuesto, se dirá que es válido hacer suposiciones, inteligentes o no, basadas en datos o nacidas de la imaginación. En efecto, es válido, pero no al precio de escamotear los hechos porque entonces o se está haciendo literatura o hay una intención política escondida. Las más de las veces pasa esto último. Por esto, ante las elecciones de esta año y las del próximo, sería deseable que cada medio y comunicador dejara claro cuáles son sus inclinaciones políticas. Esto no quiere decir que los medios no se apeguen a la absurda ley electoral en cuando a tiempos y espacios, pero le daría al lector o escucha una pista de dónde está parado. Sería honesto y sencillo.

Por lo demás, el comportamiento de AMLO resulta lógico. En las actuales circunstancias (encuestas y opiniones), su enemigo a vencer no parece ser el PRI, sino el PAN de Margarita Zavala. Atacar a Calderón obliga a la aspirante azul a defender a su esposo o a quedarse callada. Ambas posiciones difíciles para una mujer que se presenta por sus propios méritos. El apoyo a la investidura presidencial tiene que ver con su propia aspiración. A ninguno de los aspirantes les conviene un puesto de suyo debilitado. Por último, el apoyo “unitario” para Peña ante Trump tiene que ver con su lectura de los hechos.

No es el único. De manera inusual, el cardenal Norberto Rivera, un crítico asiduo de este gobierno, ahora pide apoyar al presidente. Estos y otros personajes saben que la unidad en estos momentos les puede resultar redituable, los hace aparecer más allá del conflicto constante.

En fin, en el análisis, Navaja de Occam, no inventos. 


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER