Se encuentra usted aquí

¡Hablando se mata la gente!

Viernes, 28 de Agosto 2015 - 17:30

Autor

federico-cabrera.jpg
Federico Cabrera

Compartir

dont_talkfuck.png

Antaño se decía: “Hablando se entiende la gente” Y hoy  que la gente ¡ni se habla ni se entiende! podríamos decir que: “Hablando se mata (a) la gente”.  Tal y como nos lo pueden demostrar –desde la banqueta- éste Su Seguro Servidor, El Viene-Viene y el “equipo de reporteros viales de Ruiz Healy Times” que ¡Ud. Conoce y conoce bien! 

Ahora que se está dando la fusión de telefónicas y se afilan las garras para desplumarse, estaría ¡de pelos! que sus “criativos” echaran mano de su criativa criatividá y vistiéndose de “Empresas Sociáaalmente Responsaaables” iniciaran campañas para desincentivar la mala maña de “Manejar y Celulear” (¡Doctooor! “Tranquila Almanza”: Celulear viene del verbo Yo celuleo, Tú celuleabas, hasta que...) 

¡Incrédulos, pensad! Moralmente existe un “Conflicto de Intereses” –mucho mayor que el de la Casa Blanca-  entre tener a la mano un volante y hacer uso de cualquier tipo de dispositivo extrauterino o extra intestinal. Id. Est. Cualquier tipo de gadget  o “aparatito” (Whatever you imagine! Woo!) que sirva para distraernos al conducir un vehículo.   

Cualquier Lady o Mister de Polansky me diría: “es un pequeño lujo, pero creo que lo valgo”. Y cualquier cafre de pesera me la refrescaría: “Tan valiosa es su opinión, como sagrado mi derecho a ir echando desmótere”.  Aunque ese lujito  podría  costar muchísimo más de lo que vale. Desde recibir una mentada, un simple laminazo y hasta la muerte de una o más personas.

Exquisitos diréis: ¡Vooy! El promedio de velocidad en el Defectuoso es de 15 Kms/hr. ¡Qué tanto importa una llamadita más! ‘ta bien, ‘toy mal Pero les propongo la prueba del defensazo: Sin circular, pongan a alguno de sus hijitos entre dos autos; y quiten el pie del freno. Nomás pa’que con la viada uno de los vehículos apachurre entre defensa y defensa al escuincle. ¡Ouch! Algo semejante puede suceder mientras una fodonga se maquilla o un baboso textea. Otros delicados dirán: Yo Soy Territorio Manos Libres (y cerebro embotado) Porque “el manos libres” –tipo chícharo en la oreja- distrae más masa cerebral que la utilizada conectando los dos oídos. ¿Mestás oyendo im…nútil?  

Yayito Ruiz y sus cometas recién lanzaron una campaña –la primera congruente del sexenio- utilizando la voz del anunciador de El Azteca que dice: “¡A mí no me va a pasar! El año pasado ocurrieron cuatrocientos mil accidentes; equivalentes a 4 veces el Estadio Azteca… no digas a mí no me va a pasar” Bien por los de la “Ése se té” Aunque en lugar de dilapidar seso y recursos en licitaciones para trenes que jamás van a existir; bien podrían darse una vueltecita por las Europas –con gastos pagados como siempre- y traerse harta inversión extranjera; contratando a los genios y empresas que lograron, en unos cuantos años, -desde el Atlántico Norte hasta el Mar Negro; y desde el Mar de Noruega hasta el Mediterráneo en el territorio Schengen - unificar todo un Sistema Vial de Señalamientos “Universal y Obligatorio” para ¡todos! los caminos y ciudades de Europa. Sin importar país, “cultura”, idioma o costumbres. Nosotros no podemos (Snif, Snif) unificar ni siquiera los señalamientos de Neza; en los límites del Edomex y el Defendestrado Defe. (Yes, We Can! echándole menos corrupción y más ganas)

Ociosos: échenle un ojo al mapa del DEFE. Su contorno parece una manzana ¡toda mordisqueada! ¿Alguna alusión a nuestra antropofagia..?

mapa-poltico-de-la-ciudad-de-mxico-df1.jpg

Por cierto, el sesudísimo y estudiadísimo “nuevo” reglamento de tránsito para la CDMX (Échale criatividá) es todo un Manual para la extorsión y el cochupo. Sin contar con las señalizaciones claras y precisas, imaginaos: ¡Jefaso, acaba usté de invadir la línea imaginaria que delimita el legítimo derecho de paso del peatón, el ciclista, la moto, la CENTE y los vendedores ambulantes. Además de venir circulando a 50 punto 999 kms/hr, como lo detectó mi sistema de “ojo de buen cubero”, previo examen de evaluación y control de confianza! 

Y esto de la “celuleada” y la “desconcentrancia” no crean que es meramente terrenal. Seguramente más de uno se ha chutado los “reportajes” de un C. Piloto Aviador de la Línea que alguna vez ¡fue para arriba! Y quien se ufana de llamar a una estación de radio ¡vía celular! y en pleno vuelo para echarse unos chascarrillos. (Believe it or Not... is not buttershit) Aquél accidente en 1969, de un 727 de la extinta Mexicana, donde murieron Carlos A. Madrazo,  el Pelón Osuna y más de 100 infelices Q.E.P.D. (Sospechosismos al margen) fue atribuido a que a los pilotos se les pasó la lectura del VOR/DME (Distance Measuring Equipment) En cristiano: el avión viró cuando no debía y ahí ¡todo terminó! ¿Qué andarían haciendo los pilotos..? Y eso que no había celulares.

En fin sufridos lectoras, lectores y lectoros: Si no’tán de acuerdo conmigo, dejad que Ruiz Healy –a manos libres- os abra ojos, oídos y el entendimiento. ¡Por su Madrecita Santa! ¡Por la Mía y por la de Todos! ¡Si manejáis, NO celuleis!   

Y ya me voy porque nos corta la guillotina de Madame Francine.

¡Viene, viene! Quebraaaandose…


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER