Se encuentra usted aquí

En realidad, está acabando con la corrupción la 4T

Viernes, 06 de Septiembre 2019 - 13:15

Autor

leonardo-gonzalez.jpg
Leonardo González Luna

Compartir

en-realidad-esta-acabando-con-la-corrupcion-la-4t.jpg

En el pasado informe de gobierno el presidente López obrador afirmó, “si me piden que exprese en una frase, cuál es el plan del nuevo gobierno respondo, acabar con la corrupción y la impunidad” 

Con ello nos aclara una vez más, que el combate a la corrupción es el eje central de su gobierno y la causa de los principales problemas del país, para entenderlo mejor extraje lo siguiente del informe:

“La esencia de nuestra propuesta económica, consiste en convertir la honestidad y la austeridad en una forma de vida y de gobierno, es un hecho demostrable que la crisis económica de México, se originó por el fracaso del modelo económico neoliberal, aplicado en México por los últimos 36 años y por la más inmunda corrupción pública y privada. Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes, y esa es la causa principal de la desigualdad económica y social, de la inseguridad y de la violencia que padecemos, por eso si me piden que exprese en una frase, cuál es el plan del nuevo gobierno, respondo acabar con la corrupción y con la impunidad”

Dentro de los datos que proporcionó, indicó que se redujo en un 94% el robo de combustible, lo que permitirá recuperar 50 mil millones de pesos, comentó que las compras de gobierno que este año representarán un billón de pesos, se hacen de manera concisa bajo coordinación de la secretaría de hacienda, por lo que se han ahorrado 145 mil millones de pesos en lo que va del año.

Además, comentó que se canceló la condonación discrecional de impuestos, a grandes corporaciones nacionales y financieras, asegurando que en los últimos dos sexenios se condonaron impuestos a 108 empresas por un monto de 21 mil millones de pesos, y se puso fin a la contratación generalizada e indiscriminada de personal de confianza,

Todo esto se escucha muy bien, aun considerando que como en todos los demás informes de gobierno presentados por todos los presidentes de este país, López Obrador nos presenta los datos más positivos en el tono lo más optimista posible sobre su gestión. Si consideramos las críticas que recibe su gobierno, sobre los efectos generados por las medidas para obtener los resultados resaltados en el informe, como el estancamiento económico, la cancelación de programas imprescindibles, el despido masivo de personal y el recorte de recursos de forma abrupta y sin evaluar sus consecuencias hacia la operabilidad del gobierno, entre muchas otras críticas justificadas.

Por todo esto me pregunto, si las acciones que ha tomado el gobierno en realidad nos llevarán a erradicar la corrupción el largo plazo.

Como una agradable coincidencia el Fondo Monetario Internacional acaba de publicar una serie de artículos sobre la corrupción, y el efecto en la economía de los países con altos índices de corrupción. Al igual que el presidente el Fondo Monetario Internacional diagnostica a la corrupción como la principal causa de muchos de los problemas de un país entre ellos la baja recaudación fiscal.

Según el artículo titulado “el costo de la corrupción”, un país con bajos niveles de corrupción recauda hasta 4 puntos más del PIB en comparación con un país similar, pero con altos niveles de corrupción. En el caso de México, la recaudación adicional de 4 puntos del PIB significa 741 mil millones de pesos, los cuales pueden ser utilizados para financiar los programas sociales que planea el presidente.

Para disminuir los niveles de corrupción el FMI recomienda:

  • Fortalecer instituciones que cubran áreas de alto riesgo de exposición a la corrupción, como procuración de justicia, administración tributaria, administración y manejo de recursos naturales. Estas instituciones deben fortalecerse con controles internos efectivos y medidas de fiscalización.
     
  • Promover la transparencia, a través del uso de tecnología, promoviendo la inversión en sistemas de comunicación y acceso a la información, para reducir las situaciones que propicien el uso de sobornos o tráfico de influencias.
     
  • Promover la libertad de prensa, mediante un mayor acceso a la información que vaya más allá de publicar la información, si no que además la desagregue lo más posible y la presente lo de forma clara, actualizada y explicada. Para de esta manera permitir a los ciudadanos monitorear el uso de recursos públicos del gobierno, y el progreso y fiscalización de obras públicas.   

Al igual que la mayoría de los mexicanos, parece que el presidente se está perdiendo en el famoso del dicho al hecho.

Ya que al mismo tiempo que nos recuerda cada vez que puede, que su gobierno no es corrupto como los demás, adjudica la amplia mayoría de obras y compras gubernamentales sin licitaciones públicas bajo circunstancias opacas, hasta el día de hoy no se han presentado ni nuevas leyes ni cambios en las instituciones encargadas de fiscalizar al gobierno, no se han presentado cambios en trámites y procedimientos gubernamentales como el pago de impuestos y obtención de licencias y permisos para eliminar situaciones propensas a la corrupción.

Y lo más importante, desde el día uno del nuevo gobierno, se ha aprovechado cada oportunidad posible, para minimizar y desprestigiar a la prensa, sociedad civil, ONGs, empresarios y cualquiera que se atreva a hacer una crítica hacia el gobierno, además que cabe recalcar la manera como varias secretarías y otras instituciones han reducido o eliminado la información que hacen pública, y los ya varios intentos por modificar la metodología con que se obtienen datos oficiales, como empleos creados o la medición de la pobreza.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER