Se encuentra usted aquí

Elecciones

Miércoles, 17 de Junio 2015 - 17:30

Autor

mauricio_tejeda-foto.jpg
Manuel Tejeda

Compartir

Hoy quiero comentarles que después de ver el proceso de las pasadas elecciones que tuvimos en México, sucedieron diferentes situaciones que nunca habíamos experimentado, ni como país y mucho menos como ciudadanos.

Estarán de acuerdo que el dinero que se gastaron, tanto los partidos políticos, como  sus candidatos para estas elecciones, nos salió a los ciudadanos muy caro y creo que la mayor parte de ese dinero se podría ocupar para otros fines que en realidad  beneficiaría a la población de México.

De las situaciones diferentes a las que me refiero, una de ellas fueron los candidatos independientes. Pero aún algunos de estos, en algún momento de su vida habían pertenecido algún partido político o por lo menos ya tenían historia en la política mexicana. De igual manera había otros que en verdad eran ciudadanos y que para mí modo de ver si cumplían con el significado de independiente; o sea, que era una persona como tú o como yo.

Precisamente sobre estas personas que se postularon como candidatos independientes (que no son militantes de algún partido) me quiero referir.

Todos los candidatos de los diferentes partidos políticos les dieron una partida de pesos para gastar y hacer proselitismo, de igual manera difundir tanto sus ideas, como sus propuestas de partido. Lo cual muy pocos o por no decir que en realidad ninguno.

Mas bien, el tenor fue echarse basura e injurias. Y que llegaron al hartazgo con tantos anuncios televisivos, radiofónicos, papel escrito y hasta en redes sociales.

Por otro lado, si hacemos cuentas de cuanto dinero gastó un candidato propuesto por un partido político, concluiríamos que fueron en puras tonterías, como por ejemplo: en espectaculares, pancartas, gallardetes, camisas, playeras, volantes, contratar a gente para ir de casa en casa para hablar de su candidato y que votaran por el, carpas, sonido y mas cosas para sus mítines; y mejor hasta ahí le dejo. Por que si no, haría una lista interminable. Y por otro lado, a los candidatos independientes, sí los investigamos cuanto gastaron en sus campañas, ni siquiera les alcanzó para poder dar un refresco a la gente que les apoyó en su campaña, así de contrastante y nada pareja resultó esta competencia electoral.

En este punto estarán ustedes de acuerdo conmigo que se gastó demasiado dinero de nuestros impuestos para que al final, les puedo apostar que en este momento a lo mejor ya ni se acuerdan; ni de los nombres de estos candidatos y mucho menos de sus caras o a que partido pertenecían.

Pero hubo varias excepciones, como los candidatos independientes que creo que a partir de ahora nos pueden servir de ejemplo extraordinario para pedirles a nuestros diputados locales, federales, senadores de la republica y sobre todo, al Instituto Nacional Electoral, el INE, que en las siguientes elecciones que se lleven a cabo, y cuando tengan que hacer el presupuesto de gastos para los partidos políticos, se basen al mismo presupuesto que les dieron a cada uno de los candidatos independientes que participaron y ganaron en estas elecciones.

Pero… ¿Por qué digo esto?

Tenemos varios ejemplos, pero sólo voy a tocar dos que a mi parecer son un parte aguas de que con propuestas e ideas creíbles encaminadas a la verdad y sobre todo sin andar repartiendo nuestro dinero a diestra y siniestra, pudieron ganar.

El primer ejemplo, y que creo a mi parecer que es el mas importante, es sobre un joven de 25 años que ganó como diputado local en Guadalajara, que sólo recibiendo 18 mil pesos de dinero público y que en total ejerció un gasto de 250 mil pesos, el cual que viene siendo un 20% de su tope de campaña. Ganó la elección. Solo con ayuda de la población que creyó en el.

El segundo ejemplo, que aunque es un político con mucha vida dentro de esta esfera y que viene de las filas del PRI. Se postuló como independiente y a pesar de todo lo que se le vino encima, no solo del PRI, si no de todos los demás partidos políticos, luchó contra corriente y obtuvo la gubernatura de Nuevo León.

Con estos dos ejemplos, sólo se corrobora, que si la ciudadanía cree y está convencida de las propuestas e ideas que tenga un candidato, lo puede hacer ganar, dándole un voto de confianza apostando a un cambio, este cambio es que no va a gobernar con las directrices que le dicte el partido político al que pertenece.

Y la propuesta que deseo hacer, si a si a ustedes les parece, es compartir este mismo pensamiento, el cual es: “Que les pidamos a nuestros políticos y sobre todo al INE, que bajen las partidas que les dan a los partidos políticos para precampaña y de campaña”.

Por que ni siquiera en las precampañas cumplieron con el objetivo, que era hacer saber a los militantes de cada partido quienes eran sus candidatos internos y sus propuestas, ya que sólo lo utilizaron para hacer proselitismo de sus partidos o de sus candidaturas para el 2018.

Esperando que tenga eco esta propuesta ciudadana. Les mando muchos saludos y esperando volvernos a encontrar para la siguiente ocasión. Gracias


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER