Se encuentra usted aquí

¡El Show de la Cuarta Transformación…!

Jueves, 12 de Septiembre 2019 - 11:55

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

el-show-de-la-cuarta-transformacion.jpg

SHOW: De forma coloquial se dice que es una acción o cosa que llama la atención y causa asombro o escándalo.

El primer informe que leyó en Palacio Nacional hace 12 días, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador—el cual escuché con atención— me parece que descubrí algo interesante. Debo decir que la impresión que me dejó es que la estrategia de comunicación de la llamada Cuarta Transformación es un show muy bien armado: un espectáculo. ¡Pudiera ser!, ¿no es cierto?

Aparentemente para el presidente era su tercer informe; el primero lo entregó por medio de la secretaria de Gobernación al H. Congreso de la Unión, como está obligado.

¿El primero o el tercero…? No importa… con todo ello causó un revuelo impresionante y dio la nota; arma el espectáculo, con lo cual la comentocracia: opinadores, columnistas, articulistas y compañía se vuelven locos.

De manera similar, prácticamente todos los días produce algo nuevo. Lo más reciente es la forma en que les pide a los criminales que se “porten bien”, ¡Fuchi! ¡Guácala! E invoca a las madrecitas de esta bola de rufianes. Al parecer el presidente no se ha dado cuenta que estos asesinos no tienen madre, pero el efecto que causa, sobre todo en las clases privilegiadas —sus adversarios— es de enojo y frustración, los cuales aparentemente no se dan cuenta que es parte de la distracción: el show. ¡Es su estrategia de comunicación! ¿O estoy soñando?

Debo confesar qué efecto causa en su base esta estrategia, no sé. ¿Alguien sabe?

En el informe prácticamente no hubo nada nuevo de lo que anuncia en las habituales conferencias mañaneras. Es un resumen de su pensamiento. Sin duda, el comienzo del discurso es impecable. Empezó así:

Cuando tomé posesión de la Presidencia de la República, el primero de diciembre del año pasado, hace 9 meses, sostuve que asumía el compromiso de convocar a los ciudadanos para emprender juntos la Cuarta Transformación de la vida pública de México.

Este informe nos permite explicar cómo se ha venido ejecutando la política para la transformación y ha empezado a convertirse en realidad, en práctica cotidiana.” El texto completo se puede leer aquí.

Así, el presidente está convencido que lo que está haciendo, lo hace bien. Que las cosas están funcionando después del cochinero que, sin duda heredó.

Todavía es muy temprano para decir sí las políticas públicas de la Cuarta Transformación van a funcionar, por el momento no se están moviendo al paso deseado. El elefante que recibió de la administración de Peña Nieto es muy mañoso y pesado. Realmente me parece que el compromiso lo adquirió cuando juró al tomar posesión: cumplir y hacer cumplir la Constitución… ¿Lo está haciendo? Hay muchas voces que sostienen que no. Preocupante.

Así pues, los temas relevantes —preocupantes—; el combate a la inseguridad y el desarrollo económico dejan mucho que desear y su forma de enfrentarlos son parte del show, aunque tengo evidencias que unas no funcionan. Tres amigos míos han solicitado su pensión de adultos mayores y dos —que realmente lo necesitan—, no han recibido más que puras largas. En casi todos los programas sociales que implementó no hay forma de comprobar sus cifras.

El estilo personal de gobernar de Andrés Manuel López Obrador es… inédito, suyo, muy particular. Para decir la verdad me gustaría que el presidente de México fuera más serio como cuando leyó su tercer informe: impecable.

¿El show va a continuar…? ¡Me temo que sí!


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER