Se encuentra usted aquí

El río de los regresos

Miércoles, 12 de Diciembre 2018 - 13:25

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

el_rio_de_los_regresos.png

Hoy, 12 de diciembre, quiero rendirle homenaje a Nuestra Madre, la Virgen de Guadalupe, compartiéndoles la dedicatoria del libro “El Río de los Regresos”  que trata precisamente de la nulidad del Tratado de  Guadalupe Hidalgo que los Estados Unidos le impusieron a México por la fuerza, en la casa de mi abuelo, ubicada enfrente de la basílica de Guadalupe, en la calle de Morelos # 10.

Es tiempo oportuno para que se le devuelva oficialmente  su nombre histórico a la Villa de Guadalupe Hidalgo, porque es el que corresponde a la conmemoración histórica de aquel episodio, que no debemos olvidar; y tambien pertenece a nuestra tradición religiosa como pueblo mayoritariamente católico y guadalupano.

A continuación me permito transcribir la dedicatoria con  la que da inicio “El Río de los Regresos”,  (The Comeback River).

A NUESTRA SANTA MADRE, MARIA DE GUADALUPE

Siempre que un mexicano cruza El Río hacia el norte, Ella cruza con nosotros.

Llevamos su imagen en nuestro corazón, donde quiera que vayamos.

Somos sus hijos pequeños (como ella nos llamó desde que se le apareció a nuestro hermano Juan Diego).

Yo he cruzado El Río, cargado de angustia y miedo; pero siempre acompañado y reconfortado por mi Angel de la guarda.

Sé  el alivio que es invocarla al cruzar el torrente, porque su consuelo disipa nuestra incertidumbre con sus dulces palabras.

Cruzamos protegidos por su manto maternal. Ella es nuestra salud y nuestra vida.

Cuando cruzamos El Río bajo su amparo, la angustia y la tristeza se disipan.

Ella no solamente cruza una vez al año, en su camino desde el Tepeyac hasta Nueva York, donde llega para celebrar con nuestros hermanos cada 12 de diciembre.

Ella cruza todas las noches, guiando a nuestros hermanos y hermanas con su luz.

Al cruzar con nosotros, transforma nuestras lágrimas y penas en esperanza y valor.

Cada mexicano que ha cruzado El Río, anhela regresar a verla en persona, en el sitio que Ella escogió para estar entre nosotros como nuestra madre y reina.

Desde ahí, nos acompaña por todos los caminos; a traves de desiertos; viajando siempre a nuestro lado.

Es nuestra santa madre; nuestro consuelo; la reina de nuestra patria y de nuestros corazones.

Fue en la Villa de Guadalupe que esta larga historia comenzó; y será en su amoroso corazón que toda la tristeza y separación llegará a su fin.

Es en su corazón, que nos hemos transformado de verdad en hermanos y hermanas de quienes viven al norte de El Río, donde su amada imagen se encuentra dondequiera.

Mientras escribía estas páginas, ella ha estado presente a mi lado y en mis pensamientos, al igual que lo hace al  lado de todos sus pequeños.

Este estudio está inspirado en su amor; es por eso que lo dedico a Ella y con Ella, a todos nuestros hermanos y hermanas que continúan siguiendo el camino de Cuauhcetcui, bajo la protección de Tonantzin Coatl Lupetl; la vencedora del mal y de la injusticia.

Bendita seas Madre Santa; nunca te olvides de nosotros, los que habiendo cruzado El Río, siempre soñamos con volver a ti.

   _____________________________

Stahringen am Bodensee, Baden Wurttemberg, Mexico

12 de diciembre de 2018



Número 27 - Marzo 2019
portada-revista-27.png
Descargar gratis