Se encuentra usted aquí

El precio de la ignorancia y el olvido

Viernes, 27 de Mayo 2016 - 17:30

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

captura_de_pantalla_2016-05-27_09.28.22.png

Mientras el circo electoral y la simulación de democracia continúan en Estados Unidos, Mexico sigue recibiendo impunemente las ofensas y los dislates de Donald Trump.

Sus afirmaciones ignorantes y prejuiciadas no tienen respuesta alguna de quien supuestamente debería “desempeñar leal y patrióticamente” el cargo de Presidente de la Republica.

¡Mucho peor que la ignorancia y la insolencia de individuos como Trump, es la ignorancia y la indiferencia del gobierno de Mexico respecto a nuestros derechos sobre California, Nuevo Mexico y Texas que siguen tan vigentes como ignorados a la fecha!

He visto algunas reacciones de mexicanos que “rondan” el centro del tema; como uno que dijo que “construyan su muro, pero sobre la frontera verdadera y no sobre el Rio Bravo”; Y TIENEN TODA LA RAZON.

….Pero no dan en el “clavo” porque la ignorancia en Mexico es fruto de la ausencia de EDUCACION; fruto del DESDÉN POR EL VALOR DE LA HISTORIA.

Benito Juarez lo dijo en una carta importantísima dirigida a Matías Romero, en la que afirmaba:

“Que el enemigo nos venza y nos robe, si tal es nuestro destino; pero nosotros no debemos legalizar ese atentado, entregándole voluntariamente lo que nos exige por la fuerza. Si la Francia, los Estados Unidos o cualquiera otra nación se apoderan de algún punto de nuestro territorio y por nuestra debilidad no podemos arrojarlo de él, DEJEMOS SIQUIERA VIVO NUESTRO DERECHO PARA QUE LAS GENERACIONES QUE NOS SUCEDAN LO RECOBREN. Malo sería dejarnos desarmar por una fuerza superior pero sería pésimo desarmar a nuestros hijos privándolos de un buen derecho, que más valientes, más patriotas y sufridos que nosotros lo harían valer y sabrían reivindicarlo algún día”.

La única forma de mantener vivo nuestro derecho sobre California, Nuevo Mexico y Tejas, es que nuestros jóvenes y nuestros niños  SEPAN QUE EXISTE ESE DERECHO; ¡QUE SEPAN QUE ESOS TERRITORIOS PERTENECEN A MEXICO TODAVÍA HOY!

Quienes ocupan el gobierno de Mexico, pero no nos gobiernan; quienes dicen representarnos, pero no nos representan; quienes se dicen mexicanos, pero no lo son; lo que menos les interesa es defender a Mexico ni a los mexicanos que viven bajo jurisdicción ilegal de Estados Unidos.

Son “los hijos del espicalinglis” de los que hablaba Robert Lansing al presidente Wilson; son los “jóvenes ambiciosos” entrenados para obedecer a los gringos.

Los autores de las llamadas “reformas estructurales” son quienes, desde Estados Unidos le dictan sus órdenes a los gerentes regionales de Mac’Mexico, que, como profetizo Robert Lansing “entregan Mexico a los intereses extranjeros con mucho más empeño y  dedicación que lo que lo haría otra invasión militar de Estados Unidos.

Gracias a la ignorancia y la indiferencia, ni la $uprema cohorte, ni el congre$o ni el pre$idente de la republica abren la boca para defender nuestro derecho histórico sobre California, Nuevo Mexico y Tejas; y con ese derecho, el derecho de los 40 millones de mexicanos que residen bajo jurisdicción de Estados Unidos.

Estos políticos corruptos y burros, no tienen ni la menor idea de que, si hiciéramos valer nuestros derechos imprescriptibles, podríamos ponerle punto final de un solo plumazo a la DEUDA ETERNA con la que la Reserva Federal, el FMI y el Banco Mundial nos mantienen esclavizados.

Estados Unidos le debe a Mexico por indemnización, muchas veces más que lo que nosotros debemos por la deuda usuraria contraída por nuestros políticos que, además, han regresado esos mismos dineros a los bancos que nos los prestaron, pero a cuentas personales abiertas en complicidad con sus verdaderos amos.

Parece mentira y es una pena, que LA MEJOR DEFENSA DE MEXICO sobre nuestros derechos soberanos en California, Nuevo México y Tejas, la haya hecho un senador de los Estados Unidos, durante la guerra de invasión.

Thomas Corwin alzó su voz en el pleno del congreso de Estados Unidos, para increpar y denunciar a James Polk en un discurso que abarca todos los puntos que me permiten afirmar hoy, con orgullo como mexicano, que California, Nuevo Mexico y Tejas, SIGUEN SIENDO TERRITORIO MEXICANO en 2016.

El párrafo 194 del discurso Corwin, no deja lugar a dudas:

“Puede usted arrebatarle provincias a Mexico mediante esta guerra; puede usted retenerlas mediante el derecho del más fuerte;  puede robarle a Mexico, pero un tratado de paz para ese efecto con el pueblo mexicano; un tratado legitima y libremente otorgado, nunca lo tendrá Estados Unidos”.

¿ASI, O MAS CLARO?

Nuestros hermanos al norte de El río, sufren y pagan EL PRECIO DE LA IGNORANCIA, EL OLVIDO Y LA INDIFERENCIA.

La única forma de ejercer el derecho de Mexico sobre California, Nuevo Mexico y Tejas, es que ese derecho sea conocido.

La única forma de defender a nuestros hermanos al norte de El Río, es despertar en ellos la consciencia, la certeza de que ¡no son “ilegales” sino dueños!

La única salida para Mexico, es despertar en nuestro pueblo el orgullo nacional; y NO PUEDE HABER ORGULLO NACIONAL EN UN PUEBLO SECUESTRADO POR UNA MAFIA DE CÍNICOS QUE A LA IGNORANCIA Y EL OLVIDO AGREGAN LA INDIFERENCIA TOTAL.

Una máxima jurídica afirma: “La ignorancia de la ley no excusa de su cumplimiento”.

A esto puedo agregar: EL DESCONOCIMIENTO DE LA EXISTENCIA DE NUESTROS DERECHOS, ES EL PRIMER OBSTACULO PARA EJERCERLOS.

¿Cómo ejercer derechos cuya existencia se ignora?

El precio de la ignorancia y el olvido sobre nuestros derechos en California, Nuevo Mexico y Tejas, se paga todos los dias en las aguas de El Río y en los desiertos más allá de sus riberas, con la muerte  de nuestros hermanos que lo cruzan para poder vivir.

 

 

No somos una masa ni una turba  de violadores, criminales y narcotraficantes como nos califica Trump; SOMOS UN PUEBLO QUE REGRESA A NUESTRAS TIERRAS; somos un pueblo que ejerce ese derecho reconocido por la Ley Internacional, según lo dijo Albert Schwitzer en su discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz en 1954:

“LA MÁS FLAGRANTE VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HISTÓRICOS; Y CIERTAMENTE DE LOS DERECHOS HUMANOS, CONSISTE EN PRIVAR A CIERTOS PUEBLOS DE SU DERECHO A LA TIERRA EN LA QUE VIVEN, FORZÁNDOLOS A MOVERSE A OTROS TERRITORIOS”.

La Organización de las Naciones Unidas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, reconoce expresamente EL DERECHO DE LOS PUEBLOS A REGRESAR A SU TIERRA.

Esto es lo que hacen los millones de mexicanos que han cruzado y siguen cruzando hacia nuestros territorios ocupados; hacia esa California, Nuevo Mexico y Tejas, ocupados y retenidos por Estados Unidos, EJERCIENDO EL DERECHO DEL MAS FUERTE.

Mexico tiene ante el derecho de la fuerza, LA FUERZA DE NUESTRO DERECHO.

Ni Santa Anna ni los mexicanos de su tiempo, vendieron un solo metro de territorio mexicano a Estados Unidos.

Quienes estan rematando y liquidando los recursos de Mexico so pretexto de “reformas estructurales”, son “los hijos del espicalinglis”; los traidores que desde Miguel de la Madrid hasta Calderón, han cumplido al pie de la letra LA PROFECIA DE ROBERT LANSING.

Los mexicanos al sur de El Río, mueren de hambre o asesinados por el ejército, las policías o los sicarios; en tanto los mexicanos que cruzan hacia el norte, mueren cazados por la patrulla migratoria o por chiflados azuzados por racistas como Donald Trump, al que el dizque gobierno de Mac’Mexico no tiene forma de callarle la Trumpa, porque además, ni le interesa callarlo.

El precio de la ignorancia, el olvido y la indiferencia, lo pagamos con miles de muertes al sur y al norte de El Río; lo pagamos con la perpetuación del  régimen abyecto que soportamos.

¿Hasta cuándo?

Días vendrán.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER