Se encuentra usted aquí

El plan de Trump

Martes, 27 de Noviembre 2018 - 14:50

Autor

stephanie-henaro.jpg
Stephanie Henaro Canales

Compartir

plan.png

No importa que Trump haya perdido la Cámara Baja. Su vista se encuentra fija en el 2020 y para esto México y los migrantes figuran como piezas claves de un plan maestro que, si bien no consigue construir un muro, intentará convertir a México en su “antesala migratoria”. Utilizando prácticas que otros países poderosos han empleado cuando se han enfrentado a casos similares y ligando de esta manera, nuestro futuro a la migración, como ha sucedido en el caso de países menos desarrollados que se han enfrentado a casos similares.

La futura administración de López Obrador calcula que actualmente hay unos 9,000 migrantes varados en la frontera, un número que piensan se incrementará con el paso de los meses, y trata de llegar a un acuerdo con un Trump cada vez más beligerante en el que México acogerá en su territorio a los migrantes que quieran solicitar asilo mientras dura el proceso. Teniendo como meta que este último este cerrado a más tardar en mayo para que pueda dar resultados tangibles en 2020. ¿ Les suena familiar la fecha?

El acuerdo pretende obtener un doble compromiso por parte del Gobierno de Donald Trump en el que se incluye un acuerdo de desarrollo e inversión con Estados Unidos en el sur de México, aproximadamente 20,000 millones de dólares en el sexenio e incremente la ayuda a los países del triángulo norte de Centroamérica. Puesto que de los 600 millones de dólares se destinan al plan “Alianza por la Prosperidad” en la práctica sólo se aportan 200 , principalmente por la forma compleja en que funciona a USAID, y se espera que con este nuevo acuerdo la ayuda pase a 1,500 millones de dólares.

El Gobierno de López Obrador confía en poder absorber a gran parte de los casi 200.000 migrantes que cada año atraviesan México en dirección a Estados Unidos mediante la creación de "cortinas de desarrollo” como lo son el plan de reforestación en Chiapas, el tren maya, y el tren transistmico y así mejorar nuestro ranking mundial dentro de los países que aceptan a refugiados. Porque actualmente nos encontramos en el puesto 127 y estamos muy por detrás de países como Líbano, Jordana y Turquía que reciben 170, 91 y 44 refugiados  por cada 1,000 habitantes.

Hasta ahí todo suena muy humano y podría tomarse de manera rápida como un ejemplo de cooperación internacional a la que son capaces de llegar países vecinos.  Más sin embargo lo que está en juego y lo que se implica de una manera silenciosa va más allá eso. Porque al aceptar más dinero de Estados Unidos, para continuar con nuestro desarrollo, nuestra dependencia se expande más allá de las exportaciones  y llega hasta los caprichos migratorios de nuestro vecino del norte. Haciéndonos de esta manera un poco más vulnerables.

La próxima administración no la tendría fácil.



Número 27 - Marzo 2019
portada-revista-27.png
Descargar gratis