Se encuentra usted aquí

El Peje y sus salvajes lacayos. Morena y sus diputados, la vergüenza del Congreso

Jueves, 03 de Septiembre 2015 - 17:30

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

congreso_morena.jpg

Toda la solidaridad y enorme afecto a mi amigo Carlos Ramos Padilla, descanse en paz Doña María Elena Padilla de Ramos.

Durante el inicio de la 63 Legislatura en el Congreso de la Unión y entrega del Tercer Informe presidencial, se presentó lo que bien podíamos mencionar como “Crónica de una amenaza anunciada”, dado que a pesar de los años que ya les han permitido estar en el Congreso, hay integrantes de partidos que no entienden de protocolos y menos de respeto al recinto donde se encontraban.

Iniciando por uno de los “chuchos”, todavía dueños del PRD, Jesús Zambrano, presidente de la mesa directiva en turno, quien ante el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, criticó la conducción del país y la inconformidad generada entre la población. Lo cual motivó reproche y recriminación por integrantes del Partido Revolucionario Institucional, sobre todo porque se comenta en los corrillos de la política, que fue ese partido quien apoyó a que el “chucho 1” tuviera ese cargo.

Esto se derivó porque pidió la asistencia de Peña Nieto ante el Congreso. Razón por la cual, Yulma Rocha, diputada del PRI por el estado de Guanajuato, hizo un llamado al orden legal, al nuevo presidente de la mesa directiva del Congreso, lanzándole desde la tribuna, un extrañamiento advirtiéndole: ‘‘Quien ve en la presidencia de la mesa la oportunidad de una tribuna privilegiada para expresar su voluntad personal, traiciona la confianza que le dimos todos y también viola la ley’’. Fiel a su forma de ser, le importó un cacahuate al “chucho 1”, quien ni en cuenta la tomo, sin replica alguna.

Y antes al contrario, el también perredista, Guadalupe Acosta Naranjo, presionó a su coordinador, Francisco Martínez Neri, de que la fracción del PRD dejara el salón de plenos, junto con sus Senadores, para después de unos minutos, regresaran.

No podemos olvidar que en la anterior ocasión que Guadalupe Acosta fue Diputado Federal, hubo dos acciones por las que se le recuerda, la primera y más grave, haber introducido al recinto legislativo en la cajuela de su auto a Julio César Godoy Toscano, escondiéndolo en la oficina del entonces también diputado del PRD, Alejandro Encinas, permitiéndole rendir protesta como Diputado para tener fuero.

Julio César Godoy, es medio hermano del exgobernador de Michoacán, Leonel Godoy, y fue electo diputado por esta entidad el 5 de julio de 2009. Ese mismo mes la PGR dictó una orden de aprehensión en su contra por supuestos nexos con Servando Gómez Martínez la Tuta, líder del cártel de La Familia Michoacana.

Estuvo prófugo durante un año, y en septiembre de 2010, Godoy Toscano rindió protesta como legislador al recibir un amparo que lo restituyó de sus derechos políticos. Pero ese mismo mes la PGR dictó una orden de aprehensión en su contra por supuestos nexos con Servando Gómez Martínez la Tuta, líder del cártel de La Familia Michoacana.

En octubre de 2010 la PGR levantó un nuevo cargo a Godoy Toscano por lavado de dinero y para diciembre de ese mismo año la Cámara de Diputados voto por desaforarlo para que pudiera enfrentar los cargos que se le imputaban.

Los diputados que votaron en contra del desafuero fueron Balfre Vargas, del PRD, y Gerardo Fernández Noroña, del PT.

A partir de ese momento el político se encuentra prófugo de la justicia.

El otro tema de Acosta Naranjo, es que su esposa, cuando fue legisladora, le prestaba la tarjeta que se les da a los Diputados para que no paguen casetas en carreteras, al Peje López Obrador y así en un abierto fraude, la usara recorriendo el país en campaña permanente.

Y para ponerle la cereza al pastel, diputados de Morena en plena sesión, desplegaron una manta con la leyenda ‘‘Morena no sólo dice…lo hace. Hoy vamos con una iniciativa de austeridad gubernamental’’. Acción que estuvo a punto de ocasionar un enfrentamiento.

Lo que se presenció en este inicio de la 63 Legislatura, es lo que veremos cada sesión, la forma salvaje de comportarse de estos lacayos del Peje.

Por ello señalé al principio, “Crónica de una amenaza anunciada”, dado que el Peje lo estuvo anunciando semanas antes y se cumplió, que intentarían tomar la tribuna. A dos horas y media del inicio de la sesión, los diputados de Morena silbaban y gritaban insultos, para finalmente colocar la manta.

Comentándose en el recinto, que su propuesta en la manta era de la campaña del Peje López Obrador en el 2012. Y que sus asesores no están bien preparados, porque en la primera sesión no se pueden proponer iniciativas, dado que los integrantes de Morena entregaron una primera iniciativa en materia de austeridad que incluye al Congreso de la Unión.

En fin, los lacayos del Peje ya están en la Cámara de Diputados, donde nuevamente las groserías, faltas de respeto, que antes llevaban a cabo partidos como el PRD, PT, ahora lo hará Morena, ordenado por quien pastoreaba a esas fracciones, antes de que los abandonara para tener su propio partido, su partido de familia, el Peje López Obrador. Lástima de Curules.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER