Se encuentra usted aquí

“El país no está en llamas”

Miércoles, 20 de Mayo 2015 - 18:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

Llama la atención que en un evento protocolario, como fue la reunión de clausura de la plenaria de la Conferencia Nacional de Municipios de México, el secretario Osorio Chong haya hecho tan desafortunada elección de palabras: “el país no está en llamas”. La frase fue en respuesta a una pregunta acerca de si la violencia en las elecciones no había superado al gobierno.

Minutos antes, el funcionario había subrayado que el gobierno federal tiene una estrategia para asegurar que el proceso electoral llegue a buen término. Aseguró que sólo una veintena de candidatos ha solicitado seguridad y que se realizan reuniones semanales con los partidos para responder a sus inquietudes.

Si todo esto funciona, como dice Osorio Chong, ¿por qué utilizar la imagen del país en llamas? Pareciera que trató de llamar la atención sobre la importancia del trabajo que realiza la dependencia a su cargo en el terreno de la seguridad, luego de que en días previos varias organizaciones empresariales señalaron que la violencia imperante está inhibiendo la llegada de inversiones y, por lo tanto, el crecimiento.

Ciertamente, el país no está en llamas, pero en algunas zonas de los estados de Guerrero, Michoacán, Jalisco y Tamaulipas el estado parece rebasado. Hasta ahora, hay tres candidatos asesinados, dos que aparentemente fueron secuestrados y luego soltados y varios más amenazados, todo ello como producto de la acción del crimen organizado, al menos en el imaginario mediático.

Es correcto no minimizar el problema de la inseguridad y su amenaza contra la democracia, pero tampoco hay que caer en el extremo de exagerar la nota roja en aras de decir “aquí estoy”, como parece haber hecho el funcionario.

ESPONAJE TELEFÓNICO: ACTIVIDAD SIN CASTIGO. La difusión de la estúpida conversación entre Lorenzo Córdova y Edmundo Jacobo, consejero presidente y secretario ejecutivo del INE, respectivamente, pone de nuevo en la atención pública el espionaje telefónico, ilegal actividad que permanece impune.

¿Qué espera el gobierno federal para pronunciarse sobre esto que se ha convertido en el tema diario en tiempo de campañas electorales? Pareciera que es el propio gobierno federal quien alienta esta actividad con su silencio y la falta de acción al respecto. Es hora de que este tipo de ilícitos no quede impune; las autoridades deben anunciar una investigación y lograr un éxito en esta área. Decenas de grabaciones ilegales se han difundido en estas semanas.

Los beneficiarios de estos actos son los que han apostado en contra de las instituciones y que posiblemente se estén preparando para descalificar los resultados del 7 de junio.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER