Se encuentra usted aquí

El Meollo del Asunto: “uno”

Lunes, 02 de Diciembre 2019 - 12:05

Autor

daniel_valles.jpg
Daniel Valles

Compartir

el-meollo-del-asunto-uno.jpg

Harry Nilsson Edward III (1941-1994) fue un músico y cantante estadounidense ganador de dos premios Grammy.

Él escribió varias de las canciones del rock más famosas y conocidas de los 70. Una de ellas, interpretada por el grupo “Three Dog Nite”, que se llama; “One” o uno.

“Uno es el número más solitario que tendrás

Dos pueden ser tan malos como uno,

Es el número más solitario a partid del número uno”.

Ayer domingo “nuestro querido presidente" dijo:

“El gobierno necesita un año más para afianzar los cambios que ayudarán a mejorar la vida de los mexicanos”. O sea dos.

Si eso es bueno o malo, está por verse. El futuro, ya sabemos, es lo más incierto que existe en el universo.

No es así en el de nuestro “querido presidente”. Que asegura que para diciembre de 2020, se notará y sucederá todo lo bueno que quiere hacer en el país.

Debo suponer que se refiere a la disminución de la pobreza, a las mejoras en salud. La creación de empleos de verdad y la realización de todos los “buenos” planes los que ya tiene más de una década hablando.

Bueno; ahora que paso el primer año de gobierno es decir el uno, sigue el dos.

El que de acuerdo a la letra de la canción de Nilsson, “dos pueden ser tan malos como uno”.

Y es que este año que pasó ha sido bueno, muy bueno; pero para quienes están cerca de la 4T o viven ya de la 4T. No para empresarios, comerciantes y emprendedores. Tal vez para algunos sí. Aunque este año uno no lo ha sido para todos, ni para la mayoría.

Se tienen grandes y graves pendientes en materia de seguridad y crecimiento económico. Y de no resolverse en los siguientes seis meses, provocarán que en este renglón el año dos, sea tan malo como el uno.

México, para subsistir, no puede estar en la escala del crecimiento negativo. Lo que en realidad es un decrecimiento.

La llegada de remesas, en el orden de los 26 mmdd, que menciona “nuestro querido presidente” no es un logro de la 4T. Por más que quiera presentarlo como logro de su gobierno. De igual forma el tipo de cambio y el precio de las gasolinas. Están sujetas a los vaivenes de la globalidad.

El año uno ha sido un año en el que la 4T se prepara para tomar el control total del poder. Por lo mismo y hay que entender lo que sucede y lo que en lo político deben de hacer. Sin embargo, para que “el caldo no salga más caro que las albóndigas”, deben de consolidar ya los proyectos de infraestructura que se requieren.

Los que no dependen de mejores condiciones económicas. Porque buenas las hay. Dependen de condiciones de confianza. Las que no las hay.

“Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”, dijo el clásico. Es decir, una cosa es que “nuestro querido presidente” se reúna con los empresarios del país y se muestren maquetas, haya presentaciones multimedia de los programas y proyectos a realizar y otra que se realicen. Hay que aterrizar los programas.

Mismos que han estado ausentes en el escenario nacional provocando que el desarrollo y el crecimiento sean negativos en este primer año del gobierno de la 4T.

Por más vueltas demagógicas que “nuestro querido presidente” le dé al asunto. Esto no ha caminado porque la 4T no tiene, porque le falta, mucha confianza que brindar.

La gente incondicional se va con la “finta”, porque ve una Plaza de la Constitución abarrotada, llena de delirantes seguidores de “nuestro querido presidente”. Al que ayer vitorearon y alabaron. Lo mismo hicieron el año pasado y el país no está mejor.

Tal vez ellos sí lo estén, pero eso es relativo. Tal vez a ellos no les importe más que eso. Porque no ven más allá del cheque o la ayuda directa que les llegaría.

No ven que todo lo que reciben viene de un lugar que tiene límites, que no es eterno, que se termina. Es producto de los impuestos de todos nosotros. Y sin crecimiento y desarrollo, se acabará.

Y si las condiciones de confianza no se dan, será pronto. Entonces, “el dos”, puede ser tan malo como “el uno”.

Mientras “nuestro querido presidente” no cambien su discurso divisionista, el que mantiene a los delirantes e incondicionales apoyadores fieles, el país seguirá dividiéndose como se vio ayer en la otra manifestación en la que diferentes miles de personas salieron a las calles a protestar por el estilo de gobernar de “nuestro querido presidente”.

Creo que salieron a decirle que si no hay manifestaciones positivas y adecuadas en cuanto a la seguridad y al crecimiento económico, la animadversión que él ha creado con sus discursos separatistas crecerá. Pues llega a niveles intolerables. Como el caso LeBarón.

La inseguridad, los crímenes y la violencia no pueden esconderse por mucho tiempo. La sangre produce manchas horribles, de las que no se limpian fácilmente.

Deseo que el año político y de gobierno que viene nos sea mejor a todos. Deseo que se deje de desmembrar a México.

Deseo que suceda ya, porque de otra forma, como dice la canción de Harry Nilsson, “dos puede ser tan malo como uno”.  Ahí está,  El Meollo del Asunto.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER