Se encuentra usted aquí

El Meollo del Asunto | Sinsentido II

Lunes, 29 de Junio 2020 - 12:30

Autor

daniel_valles.jpg
Daniel Valles

Compartir

56b859b9715a4f9fa661b9feeae06aa1.jpg

Es un hecho, la pandemia del Coronavirus llegó para quedarse y debemos de aprender a vivir con ella. Cada quien la vivirá como mejor pueda, sepa o quiera.

    En mi último comentario, la semana anterior le ofrecí continuar con el mismo y había quedado pendiente por motivos ajenos a la empresa y a nosotros. Continúo. 

    Todos los que vivimos en el mundo estamos metidos en esta pandemia del Coronavirus que provoca el Covid-19. De manera particular nos interesa lo que en México sucede, por razones obvias. 

    Este virus se llama así, corona, por las extensiones que lleva encima de su núcleo que se asemejan a la corona solar. Su descubrimiento fue revelado en la revista “Nature” en 1968. La enfermedad que ocasiona se llama Covid-19. Esto lo sabemos todos. Hasta mis nietos de cinco años de edad. La OMS la nombra así por las palabras "corona", "virus" y “disease” (enfermedad en inglés), mientras que 19 representa el año en que surgió el brote. Según se informó a la OMS el 31 de diciembre de 2019.

Desde que se desató esta pandemia, en el mundo han fallecido más de 500 mil personas y ya se superó la barrera de los 10 millones 527 mil contagios, aunque también más de 5 millones 175 mil se han recuperado. De acuerdo a datos de la OMS y el Instituto John Hopkins, de EEUU.

En México la cifra aumentó. Lo que indica que la pandemia no cede.

No se llega al punto ese que se conoce como la “inmunidad del rebaño”, cuando la epidemia se extingue por sí sola. A lo que malamente le ha apostado la autoridad mexicana. ¿Por qué?

Mi hipótesis indica que para no gastar dinero que necesitan para otros proyectos: los políticos. Por no mermar la bolsa que han formado del recorte de todos los sectores del gobierno para alimentar una electorera de ayuda social, que “nuestro ya no tan querido presidente” maneja para la asistencia pública a sus giras y a la membresía fiel a su movimiento.

La gente que le sabe a la economía y también quienes están pendiente de los datos duros que se van dando desde la Secretaría de Economía, la de Hacienda, el Banco de México y el Inegi, aunado a las calificadoras internacionales, como Moodys, la OCDE y el FMI, saben que 2019 fue un mal año económico.

México decreció al grado que no tuvo números positivos. El PIB fue negativo oficialmente en 0.1%. La captación de la Secretaría de Hacienda, no fue buena, porque no aumenta la población gravable. Sigue manejando sólo a los cautivos.

El dinero escasea. Por lo mismo, el gobierno no gasta en pruebas para detectar COVID-19 en la población, sino que usa un método llamado “científico” o de muestreo que el zar anticovid de México, el doctor Hugo López-Gatell, se saca de la manga. ¿Por qué? Para satisfacer a su  “jefecito santo” que le debe de haber pedido no gastar mucho, lo menos del mermado presupuesto de la SSA.

En la Ciudad de México los precios de esta prueba de laboratorio oscilan entre, los $1300 y los $4500 pesos. Desde el inicio de la pandemia en febrero México ha seguido una política de no realizar pruebas del coronavirus a la población abierta. 

Dependía del modelo Centinela para medir el avance de la enfermedad. No funcionó. 

La OMS recomendó hacer pruebas, pruebas y más pruebas. Así lo hicieron los países que llegaron a controlar el brote y sí aplanaron la curva. 

Nuestro país ocupa el puesto más bajo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y se encuentra entre los peores de América Latina con solo 2.7 pruebas por cada 1000 personas. (Es una tasa 27 veces menor que Canadá).

Desde el inicio de la pandemia se han vertido a la opinión pública datos que han dejado mucho que desear. Se estimó que siempre ha habido un subregistro, es decir, que no se registra muerte por muerte y contagio por contagio, sino que ante la falta de pruebas no se puede saber el tamaño de la pandemia.

Pero más, en el país los números por fallecimientos debido a Neumonía Atípica se dispararon y así no pasaron a ser parte de la estadística de fallecimientos por Covid.

Esto se supo por el “otro brote” que experimentamos de manera general y las protestas de los médicos en la mayoría de los hospitales del Seguro Social que se dieron ante la falta de insumos y la gran cantidad de contagiados que están recibiendo. Por el número extraordinario de fallecimientos que lo atestiguan, esto no lo pudieron maquillar por más que lo intentaron.

Hoy, la hipótesis sobre las mentiras diarias del  dr. Hugo López-Gatell, se ha robustecido y cuasi comprobado. Sus mensajes sinsentido lo han abrumado y cada noche que aparece ante la nación da origen a “memes” y burlas que rayan en la chunga. Lo que es delicado.

Es evidente que el criterio político, la ideología de la administración y lo económico prevalecen sobre la vida de las personas en las decisiones que toman desde el gobierno.

Las fechas de la cumbre o pico de la pandemia han sido establecidos fallidamente en tres ocasiones por el mismo subsecretario: 19 de abril, 8 de mayo y 25 de junio, que ya pasó. Ya tenemos nueva, pero no importa, porque de no darse, la cambiará.En todas las veces anteriores falló. Se ha contradicho más de esas veces. Y ha sido evidente. Por lo tanto, todo lo que dice el doctor, ya no tiene importancia y no se toma en serio, sino todo lo contrario.

El pasado día 26, se cumplieron dos meses de que el Ejecutivo Federal anunciara que se había domado la pandemia. Cuando el punto máximo no se ha alcanzado aún. Así lo demuestran los datos que van en ascenso.

Por eso, quédate en casa. Lava tus manos constantemente, usa cubrebocas. Y si no crees en ello, respeta a quienes se protegen.

Los escenarios no lucen favorables. Esto va a continuar. Hay que aprender a vivir con la enfermedad y tratar de evitar el repunte. Ah, y no permitas que te culpe la autoridad por ello. Porque no es cierto. Así está y es El Meollo del Asunto.

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER