Se encuentra usted aquí

El Meollo del Asunto: Sarcasmo en el mes patrio

Martes, 17 de Septiembre 2019 - 11:00

Autor

daniel_valles.jpg
Daniel Valles

Compartir

el-meollo-del-asunto-sarcasmo-en-el-mes-patrio.jpg

“Lo que se sabe sentir, se sabe decir”. Lo que bien se comprende o se siente, se expresa con claridad.

Así dice un dicho mexicano. Y el día de ayer, 16 de septiembre, ha sido un día en que se han dicho muchas cosas referente a cómo se siente la gente en el país.

Se ha celebrado en el país un aniversario más del inicio de nuestra independencia de España. El 209 aniversario del grito de Dolores.

La consumación de ese movimiento iniciado por Hidalgo, Abasolo, Jiménez y Allende.

Por Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario, Andrés Quintana Roo, Morelos, Matamoros, Guerrero, Mina e Iturbide, entre otros. El que terminaría en 1821.

Este fin de semana se celebró el inicio de la gesta. Y este fin de semana se dijo lo que se sabe sentir.

Se expresó con claridad un sentimiento de odio, que fue cubierto de un sarcasmo hiriente que existe entre los mexicanos que acudieron a las redes sociales.

Imagino que lo mismo se vivió en los recintos donde se convocó a la tradicional celebración. Aunque no en todos.

Las “benditas redes sociales” dieron testimonio de un sentimiento que ha dividido a México y a los mexicanos a partir de la elección de julio del 2018. El odio.

Las tradicionales filias y fobias de quienes participamos en política no se han guardado para la siguiente elección. Como se ha hecho siempre. Se han fomentado y se ha animado a la gente a manifestarlas.

No se han cansado de hacerlo y parecería que quienes las fomentan y las repiten, simplemente “no tienen llenadera”. Esto no es positivo.

Muchos años de haber sufrido escarnio les animan. Lo que daría tema para la investigación. Alguien afirmaría que para la justificación.

Paco Ignacio Taibo II, con su expresión coloquial aquella de hace año tres meses, donde hace mención a cierto dobles, es la viviente prueba de ello.

Los comentarios vertidos en las redes y las acciones realizadas por uno y otro “bando”, también son la evidencia de lo que algunos comentaristas, como quien escribe, hemos venido afirmando.

Se fomenta una división con base en la generación de un sentimiento que de seguir creciendo, pudiera provocar graves enfrentamientos. Las consecuencias serían desastrosas.

Por ello, creo que es necesario documentar los "comentarios de odio".

Los que difieren de los crímenes, en que éstos, no matan a la persona que le son lanzados. Pero que sí la dañan.

Dañan la psíquis individual y colectiva. Generan un sentimiento de venganza provocado por el odio interno que se acumula. El que siempre busca una salida o una descarga.

La expresión en cuanto a la ceremonia del grito en Palacio Nacional de parte de los “amlistas” ha sido llena de sarcasmo hiriente. El que demuestra una cosa. El placer de la venganza hacia quienes les han ofendido  directa o indirectamente. Con razón o sin ella.

Así ha sido toda la campaña de medios dirigida desde el mismo centro de la 4T para hacer notar la “austeridad republicana” durante la ceremonia “Del Grito”.

Término que nuestro “querido presidente” ha fomentado para grabarlo en el glosario del pensamiento político del “pueblo bueno” y seguidor a ultranza del presidente para tratar de imponer un criterio y modo de gobierno que bien pudiera él estar llevando a cabo.

Pero del que se duda sus colaboradores estén siguiendo a “pie juntillas”. Las evidencias empiezan a asomarse. Tanto en el senado, como en la cámara baja.

Ya conocen ustedes el dicho mexicano que afirma que; “ni lo tarado ni el dinero pueden ocultarse por mucho tiempo”. Y entre la gente del presidente, hay mucho de esto. Como Patricia Aceves, alcaldesa de Tlalpan, en la CDMX.

“La que causó indignación y molestia entre los asistentes a la fiesta del 15 de septiembre en esta alcaldía por gritar a favor del presidente Andrés Manuel López Obrador y de la Cuarta Transformación”.

Llamó la atención este abucheo porque no se trató de “acarreados” con el propósito de gritar en contra de la alcaldesa. Sino de gente del “pueblo” que al escuchar la arenga, la rechazaron de inmediato. Pobre señora. Creyó que quedaría muy bien y ahora es víctima de su propio oportunismo.

Ese sentimiento divisionista no ha pasado desapercibido para el buen amigo, Federico Reyes Heroles. Que en su columna de hoy hace notar lo mismo que quien habla.

Federico incluye características de la manera de ser del mexicano, que nos hacen ser como somos. Un síndrome. ¿Cuál? Cito:

“Hay algo esquizofrénico en el comportamiento de los mexicanos”.

Algo que sería realmente peligroso y patético.

Federico se refiere a la gran celebración de un pueblo que sale a festejar lo que desconoce. Lo que tal vez ni entiende. Pero que es motivo de fiesta y jolgorio.

Cita a Ramos, Paz, Fuentes para afirmar su dicho. “Terminada la fiesta, al cerrarse el paréntesis, regresamos a la realidad. El peor enemigo del mexicano es el mexicano. La vida cotidiana nos retrata”. Cierro cita.

Hoy martes 17 de septiembre regresamos a la vida normal. Es martes, pero es como si fuera lunes. Todo reinicia.

La ironía y el sarcasmo usado tanto por unos como por otros dejarán de serlo para tomar su forma real, el odio.

Criatura somos y el odio nos proporciona placer. Y es de tal grado que renunciar a él, nos cuesta tanto, como renunciar a la cerveza o al tabaco.

Regresaremos a mostrar la superioridad del que ahora ostenta el poder, hacia quien lo tenía y ya no lo posee más.

Pero eso tiene un límite. ¿Hasta dónde llegarán unos ofendiendo y otros aguantando? Ahí está, El Meollo del Asunto.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER