Se encuentra usted aquí

El Meollo del Asunto: Ana Gabriela, la funcionaria

Martes, 13 de Agosto 2019 - 13:20

Autor

daniel_valles.jpg
Daniel Valles

Compartir

el-meollo-del-asunto-ana-gabriela-la-funcionaria.jpg

Ana Gabriela Guevara, nombre de una mujer que dio mucha gloria al atletismo mexicano. Campeona olímpica y mundial de los 800 y los 400 metros planos. También una mujer dedicada a la actividad política.

Ha sido diputada federal, senadora del PT, representando a su estado natal, Sonora. Funciones que desarrolló ya retirada del atletismo. Fue el PRD que la cobijó recién retirada.

¿Por qué ese partido?

Sólo quienes la cobijaron sabrán, pero es un hecho que Ana fue protagonista no solo en grandes eventos deportivos, sino también en grandes pleitos con la Conade, cuando fue dirigida en la administración “calderonista” por el exfutbolista Carlos Hermosillo.

Durante ese tiempo Ana, reclamó que la administración y en especial Carlos Hermosillo y Mario Lara Tijerina, presidente entonces de la Federación Mexicana de Atletismo, le fuera a retirar la beca de 23 mil pesos que ella cobraba mensualmente como atleta de alto rendimiento, desde 1998.

Y es que Ana había quedado en cuarto lugar en el campeonato mundial de Osaka, Japón. El hecho del retiro de la beca, desataría una “guerra verbal” entre Guevara y Hermosillo.

Acusaciones de corrupción, malos manejos por parte de Ana, a la CONADE fueron el tema por meses. Hasta que Carlos le puso fin.

Ana Gabriela criticó duramente la gestión de Hermosillo tachándolo de inepto. De no saber y no entender a los deportistas.

“El problema de nuestro país no es dinero, es organización y planeación”. Dijo Guevara en agosto 2008, cuando ya estaba retirada debido a toda la situación que vivió sobre la beca.

Ya como diputada y senadora, lo cierto es que Ana se distinguió más por sus escándalos mediáticos y de prepotencia que por lo que hubiese legislado.

El incidente que tuvo en diciembre de 2016, cuando Ana fuera presuntamente golpeada por cuatro hombres, le costó su credibilidad, entonces.

Fue exhibida como una mujer prepotente por la familia España, cuando Lourdes y Andrea, esposa e hija de Fabían España Moya, respectivamente del último, desmintieron las declaraciones de la entonces senadora Guevara. Que dijo haber sido golpeada tras el incidente vial donde Ana, conducía su moto en compañía de una amiga que también manejaba su propia moto.

En esa ocasión, fue acompañada a todas las diligencias legales por el también senador entonces, Manuel Bartlet Díaz. Actual director de CFE.

España Moya fue a la cárcel, Ana, la senadora, no quiso perdonarlo, y finalmente salió libre a los pocos días para enfrentar el caso en libertad. Ana apeló y todo quedó en un pago de 60 mil pesos para Ana. La senadora.

Ya en 2018, Ana Gabriela Guevara fue nombrada directora de la CONADE por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. El mismo puesto que años antes tendría Carlos Hermosillo, con quien sostuvo fuertes discusiones.

Hoy, la cosa para Ana no ha sido fácil. Primero porque fue señalada de ganar más dinero que nuestro querido presidente como directora de la CONADE. Después, de faltista al trabajo y señalada por los atletas de reducirles sus becas.

Igual que le harían a ella y como ella que señaló a Carlos Hermosillo, alegó que se tomaban en cuenta los resultados de cada uno.

Ana señaló que se entraba en una nueva época. La de la 4T. De la austeridad republicana.

Los atletas que a la sazón se encontraban en la etapa final de su proceso para asistir a los Panamericanos de Lima, Perú, se molestaron con Ana.

“Creímos que por ser ella una atleta de alto rendimiento nos entendería mejor”. Fueron los comentarios de estos atletas. Quienes han cosechado más medallas que nunca en la historia panamericana en los recientes juegos.

Ana, con sólo unos cuantos meses al frente del deporte mexicano, se ha colgado todas las medallas. Las 133 medallas, 22 de oro y le ha entregado una a nuestro querido presidente.

Ana, “ha saludado con sombrero ajeno”. Le ha atribuido a la 4T el logro histórico de tantas medallas en ese evento. Ahora el pasado sí contó, pero no lo hizo notar.

Lo que los atletas lograron en estos juegos ha sido porque se entrenaban desde hace años contando con el apoyo de la administración de Peña Nieto.

Ahora no fue reprobado y señalado Peña de corrupto. Sino que se quiso dar la impresión que este logro se debió a la presencia maravillosa y quasi divina de nuestro querido presidente, hecho que le ha sido reclamado a Ana por los atletas. En especial por la judoka chihuahuense Vanesa Samboti y por el triatlonista Guillermo Ruiz.

“Una medalla no se gana en meses”, dijo la chihuahuense.

“No es el triunfo de la 4T, ni por el apoyo de ningún gobierno, ni de ningún partido político”. Expresó el triatlonista.

Ana sigue en la controversia. Pero ahora, por exagerada. Ella demuestra que ha aprendido el oficio de la política. A exagerar y a aprovechar los logros de otros y hacerlos propios.

Lo que exhibe una cosa; que la transformación aún no se da en la 4T. Que le falta, porque no tiene y no le alcanza. Porque todavía se es y se trabaja  como siempre ha sido en la política. Los funcionarios de arriba y las funcionarias, como Ana, se cuelgan las medallas de los demás y las presumen como propias. Ahí El Meollo de Asunto.



Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis