Se encuentra usted aquí

El mando único

Viernes, 29 de Abril 2016 - 17:30

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

mando-unico.png

 

Una de las muchas propuestas para tratar de controlar el caos y el peligro generalizado que vive Mexico, ha sido la del famoso “MANDO UNICO”.

Esta medida, como tantas otras, son palos de ciego; adivinanzas desesperadas que buscan tapar el sol con un dedo, mientras lo que campea es la más absoluta impunidad, que comienza por una clase gobernante corrupta hasta la médula.

Uno de los más graves problemas, es que la llamada autoridad (ya sea federal, estatal o municipal) carece de título moral para imponer la observancia de cualquier ley.

Los primeros violadores de las leyes son los encargados de cumplirlas y hacerlas cumplir; de este modo, difícilmente podemos aspirar a la recuperación de un tolerable estado de cosas.

Cuando Elba Ester Gordillo fue detenida y encarcelada, la ciudadanía creyó en principio que tal vez se trataba de una política coherente y sistemática que buscaba poner fin a la impunidad y al descaro, pero no, se trataba de un mero ajuste de cuentas del PRImen organizado.

Mexico, visto desde fuera, es parecido a Somalia; un país de “sálvese quien pueda”.

Ayer, hablando con un amigo y colega, me decía con pesar, que en nuestra patria, todos viven en estado de indefensión; en la más completa vulnerabilidad.

No solamente no existe un “estado de derecho”, sino que ni siquiera hay reglas claras aunque fuera para acotar el mercado de la criminalidad rampante.

Recuerdo la primera película de la trilogía de El Padrino, en la que Marlon Brando, en una reunión de mafiosos comentaba:

“Esta clase de caos, no es negocio para nadie”.

Así esta México.

Cuando nadie sabe con quién pierde, nadie gana ni puede ganar.

Es inexplicable que de todas las organizaciones empresariales, CONCANACO, CANACINTRA, COPARMEX, CCE y damas, ninguna de ellas sugiera que las extorsiones que los empresarios (medianos y pequeños) se ven obligados a pagar al crimen organizado, fueran deducibles de impuestos.

La desdichada constitución federal, contiene en su artículo 29, la receta idónea para enfrentar los problemas de inseguridad y caos que sufre Mexico hoy.

El artículo mencionado, dice a la letra lo siguiente:

Artículo 29.-  “En los casos de invasión, PERTURBACIÓN GRAVE DE LA PAZ PÚBLICA, O DE CUALQUIER OTRO QUE PONGA A LA SOCIEDAD EN GRAVE PELIGRO O CONFLICTO, SOLAMENTE EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, con la aprobación del congreso de la unión o de la comisión permanente cuando aquel no estuviere reunido, podrá restringir o suspender en todo el país o en lugar determinado el ejercicio de los derechos y las garantías que fuesen obstáculo para hacer frente, rápida y fácilmente a la situación…”

Creo que no hay duda que Mexico vive una permanente perturbación gravísima de la paz pública; de hecho, en Mexico no existe paz pública alguna.

Nuestra sociedad vive en permanente peligro y conflicto generalizado, desde Yucatán hasta Baja California; de frontera a frontera y de costa a costa.

EL MANDO ÚNICO, está claramente establecido en este artículo constitucional, que otorga ÚNICAMENTE AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, las facultades necesarias para echar a andar los mecanismos idóneos para recuperar la paz social.

¿Por qué razón el presidente de la república no pone en marcha el mecanismo constitucional conocido como suspensión de garantías?

Yo creo que no lo hace por dos motivos:

Porque los políticos actuales gobiernan regidos por sus índices de popularidad y por los indicadores bursátiles de Nueva York.

La otra razón, (y la de más peso), es porque carecen de toda autoridad moral.

¿Cómo podrían tirar la primera piedra, gobernantes que distan muchísimo de estar limpios de pecado?

No pueden tomarse medidas drásticas como las que exige la situación crítica de Mexico, sin esa autoridad moral indispensable.

No hay AUTORIDAD MORAL en un sistema de gobierno en el que los gobernantes pueden tener CASAS BLANCAS y MANSIONES EN MALINALCO, mientras el INFONAVIT en vez de dar VIVIENDA DIGNA Y DECOROSA,  les roba a los trabajadores cobrándoles en UDIS hasta despojarlos de sus viviendas adquiridas a precios estratosféricos además de impagables.

No hay AUTORIDAD MORAL donde el rigor del fisco termina con la recaudación para que los fondos públicos se desaparezcan para financiar patrañas electorales o de plano a se vayan a  cuentas que los PANAMA PAPERS ni siquiera señalan.

NO HAY AUTORIDAD MORAL en un Mexico donde no existe tal cosa como la reciprocidad fiscal, en la que los contribuyentes pudiéramos auditar a los recaudadores y a los que ejercen el gasto público.

NO HAY AUTORIDAD MORAL, donde desde el presidente de la república para abajo, nadie predica con el ejemplo.

NO HAY AUTORIDAD MORAL, donde la impunidad comienza desde “arriba”.

NO HAY AUTORIDAD MORAL, donde PEMEX está quebrado, pero el líder petrolero Carlos Romero Deschamps ¡es reconocido a voces como un hombre riquísimo…e intocable!

NO HAY AUTORIDAD MORAL, donde los ministros de  EL CARTEL DE LOS ONCE, que componen la $uprema Cohorte de Ju$ticia de la Nación, ganan DOCE MIL SALARIOS MÍNIMOS MENSUALES como sueldo base…mientras millones de mexicanos esperan justicia en vano, muriéndose de hambre.

NO HAY AUTORIDAD MORAL, donde los delincuentes ocupan ahora muchísimos cargos públicos, tanto electorales como de designación administrativa, y la única ley que nos aplican, es la del embudo y la de Herodes.

NO HAY AUTORIDAD MORAL ni MANDO ÚNICO  donde las principales políticas públicas de Mexico se dictan desde el FONDO MONETARIO INTERNACIONAL, EL BANCO MUNDIAL Y LA RESERVA FEDERAL DE ESTADOS UNIDOS.

El hombre que sea capaz de asumir el MANDO ÚNICO que necesita Mexico, NO va a salir de las filas de ningún partido político mercenario.

¿De dónde saldrá?

Tal vez la mejor respuesta la tenga el Himno Nacional:

“PIENSA OH PATRIA QUERIDA QUE EL CIELO, UN SOLDADO EN CADA HIJO TE DIO”.

Días vendran…                                                 


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER