Se encuentra usted aquí

El Informe de los Primeros 100 días. Una Breve Crónica

Miércoles, 13 de Marzo 2019 - 13:55

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

el-informe-de-los-primeros-100-dias-1_1.png

El primer presidente de Estados Unidos que utilizó la marca de los 100 primeros días fue Franklin Delano Roosevelt en 1933 en medio de una crisis económica que amenazaba la subsistencia de la democracia y la unidad del país. 

En una ceremonia republicana el presidente de México Andrés Manuel López Obrador dio su “primer informe” —al que no está obligado—, pero como la costumbre se hace Ley lo pronunció. Lo escuché atento. Me quedó la impresión que cada trimestre lo volverá a repetir.

En el patio central del Palacio Nacional los invitados esperaban. Durante la transmisión oficial, hasta pude notar que había algunos asientos vacíos, no muchos. El ceremonial de costumbre. El presidente, acompañado de su esposa hace su aparición y se encamina para hacer los honores a la bandera, lo que hace con cierto desparpajo, casi con desenfado, lo cual me llama la atención. En general, los presidentes muestran mucho garbo cuando saludan al lábaro patrio — con mucho estilo—. Andrés Manuel no lo hace.

En el presídium lo esperan los representantes de los tres poderes de la Unión. La Suprema Corte, la H. Cámara de Diputados y el Senado, acompañados por la Secretaria de Gobernación: ella es por Ley la jefa del gabinete: la segunda al mando.

Doña Beatriz Gutiérrez Müller, delgada, guapa, se sienta, después de acompañar al presidente al lado del Secretario de la Defensa Nacional.

el-informe-de-los-primeros-100-dias-2_1.png

Enfrente del presídium, atentos, están sentados los tres hijos mayores del presidente; uno de ellos, sin corbata, acompañado de una bellísima joven —al parecer su esposa— y los otros dos bien vestidos. Llama la atención que, entre los hijos y la esposa del presidente, están separados extrañamente por un espacio. Como soy de las personas que creen en las señales —no sentarse junto con pegado— pudiera ser una indicación que las “relaciones familiares” no andan bien. ¡Sólo lo apunto!

En cuestiones de política los detalles se deben cuidar en extremo porque el fondo es forma, como diría el tuxpeño Jesús Reyes Heroles. El único que falta y no está en la ceremonia es Jesús Ernesto, el único hijo ya casi adolescente, de doña Beatriz y Andrés Manuel.

Y empieza su discurso, con un “amigas, amigos todos” y que duró 1 hora con 16 minutos dirigiéndose a los miembros del presídium:  licenciado Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; licenciado Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados; licenciado Martí Batres Guadarrama, presidente del Senado de México y sigue saludando a Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno del Distrito Federal; Claudia Pavlovich Arellano, gobernadora del estado de Sonora; ciudadanos gobernadores. Extrañamente distinguió a la tocaya de la jefa de Gobierno.

Después, se supo, que no asistieron varios gobernadores entre ellos el Bronco, realmente no tiene porque asistir. ¿Los habrán invitado?

el-informe-de-los-primeros-100-dias-3_1.png

En el discurso, que se puede leer en la liga, no hubo novedad, pues el presidente está convencido que la está “bordando”  como diría un queridísimo amigo mío y expuso lo que repite y repite casi todos los días durante sus “conferencias mañaneras” y en sus arengas, cuando se va de gira.

Carlos Slim —el ultra millonario— que asistió invitado al evento, lo cual es una buena señal, dice: “el balance en general es positivo y que para crecer un 4% es necesario invertir al menos un 24% del PIB”. En la liga se puede leer su opinión.

El presidente de todos los mexicanos trabaja y trabaja mucho. Ojalá que el rumbo tomado sea el correcto, a pesar de lo que tanto critican sus detractores, aunque lo que parece ser cierto, le dejaron un cochinero.


Leer también


Número 26 - Febrero 2019
portada-revista-26.png
Descargar gratis