Se encuentra usted aquí

El Bombardero de Polanco ataca de nuevo

Jueves, 03 de Septiembre 2015 - 17:00

Autor

tere_vale.jpg
Tere Vale

Compartir

victor-hugo-romo.jpg

He llegado a pensar que es parte de mi “karma”, o que me cayó (como dicen en mi diminuto pueblo, o sea el D.F.) el chahuiztle, que cargo una maldición familiar milenaria tipo los Usher, o…que de plano me meó uno de mis amados perros en la calle. Pero no, las desgracias infernales que estoy viviendo son producidas por el único e inolvidable bombardero de Polanco, el temible delegado de la Miguel Hidalgo, Víctor Romo. Y a las pruebas me remito: después de dos años de calvario para los vecinos de Polanco y de padecer la instalación de los espantosos y carísimos molotes de granito español (cientos de ellos) a los largo de la sufrida Masaryk, hace un par de semanas que decidieron ¡quitarlos! Y ahí vamos de nuevo. Pues sí, prácticamente en todas las cuadras de esta avenida, dizque la más cara de México, vemos (ahora sí) cuadras de trabajadores que se dedican a romper las aceras, asesinar, romper y desmontar los molotes e implantar una atrocidad nueva, los neomolotes negros, que supuestamente se ven más y producirán menos accidentes al ser tan conspicuos. Es que fíjense, no se dieron cuenta ni las autoridades de la delegación, ni las del GDF, ni los ilustres arquitectos que hicieron este proyecto, que los mentados molotes eran peligrosos e innecesarios. Tampoco se dieron cuenta de que no habían metido los cables de fibra óptica en algunas aceras (también de granito español importado), entre otros supuestos y convenientes “olvidos”. Aquí les muestro de lo que estoy hablando:

molotes1.png 

molotes2.png

molotes3.png 

molotes4.png

molotes5.png

En fin, creo que sobran las palabras. Lo hecho en Polanco es una de las trapacerías, arbitrariedades y pillerías más grandes de todos los tiempos en nuestra ciudad. ¿Que quién paga por todos estos “errores”?...desde luego los que aquí vivimos, los que aquí trabajamos o los que por estas calles transitamos en mala hora. Desperdicio, falta de planeación, injusticia, irresponsabilidad, robo, usted califique este desastre. Pero bueno, no más recordemos que los autores de este horror, Romo y Razú, son los mismos que decidieron darle permiso a una de sus amiguitas para que hiciera una fiestecita de disfraces en un panteón de la demarcación. Pobre PRD, después de permitir todo esto que no se sorprendan por estar tan desgastados y haber perdido tanto. Y para la próxima les debo la recomendación, ya que se me haya bajado el coraje, no nos vayamos a empachar. Besitos a los inocentes niños. Bye. 


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER