Se encuentra usted aquí

Dos bocas

Miércoles, 27 de Mayo 2020 - 13:10

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes Messner

Compartir

lllloolol.png

Ángela Merkel, es mujer de pocas palabras. 

El 19 de marzo pasado se dirigió por primera vez fuera del breve discurso que pronuncia  estrictamente una vez al año en una comparecencia pública que por inusual sirvió para enfatizar la gravedad del problema sanitario que amenazaba a Alemania.

La  Canciller dijo a sus conciudadanos: “Esto es serio; tómenselo en serio ustedes también (…) Desde la reunificación de Alemania, o mejor dicho, desde la Segunda Guerra Mundial, nuestro país no ha afrontado un desafío que dependa tanto de nuestra solidaridad colectiva”.

La Señora Merkel goza de un sólido  prestigio ganado con hechos, cuyos resultados han ubicado a Alemania como la primera economía de Europa y además,  con avances de seguridad social que garantizan el bienestar de sus ciudadanos. Merkel no es aficionada a los reflectores y no es mediática.

En estos últimos días de mayo, Alemania comienza a emerger del confinamiento PERO con disciplina,  cautela,  orden y previsión.

Ángela Merkel  NO gobierna para los encuestadores ni se rige por los índices de su popularidad personal. Los alemanes saben que es una verdadera ESTADISTA que sabe hacer su trabajo y hacerlo BIEN.

La credibilidad que goza Merkel permite que sus gobernados le crean y le hagan caso a sus indicaciones. Merkel no pregona triunfos inexistentes; no aplasta curvas epidémicas con la boca; no se jacta ni presume ni desorienta.

Gracias a esa veracidad invariable, Alemania se está recuperando menos maltrecha que otros miembros de la Unión Europea.

Es de llamar la atención que la Canciller Merkel no alberga odios ni fobias contra los “Von”  ni contra los empresarios que vendrían siendo los “fifís” de por aquí.

El Gobierno Federal Alemán está acordando con la línea aérea Lufthansa un paquete financiero de miles de millones de Euros para rescatarla de una posible quiebra.

¿Por qué hace eso la Señora Merkel?

Lo hace porque la única forma se seguir teniendo huevos de oro, es salvar a “la gallina” es decir: La planta productiva alemana. El Gobierno Federal Alemán está en tratos con diversas empresas industriales de todos los tamaños  porque, además,  aquí, todos son ante todo, ALEMANES.

La canciller no despotrica contra conservadores,  neoliberales, ni atiza odios ni rencores que bastante caro le han salido tanto a Alemania como a Europa y al mundo. A pesar de haber sufrido las restricciones que prevalecían en la DDR,  Merkel es una mujer alegre y con magnifico sentido del humor que además,  entre sus curiosidades, es una prominente Física y domina el idioma ruso con fluidez.

Haría bien López Obrador de aprender algunas de las lecciones de buen  gobierno que da todos los días  la gran estadista nacida en el hermoso puerto de Hamburgo.

Si López Obrador hablara menos; si al hablar no dividiera ni antagonizara; si fuera claro en sus propósitos y en sus métodos; si se condujera con la seriedad de Merkel en el desempeño de su alta investidura,  todos saldríamos ganando. Si se condujera con la inflexible e invariable claridad de la canciller alemana,  se podrían entender las medidas y acciones de su gobierno y además,  recibiría un apoyo más amplio indispensable para una verdadera transformación.

De la boca de Ángela Merkel jamás sale una ofensa ni una burla ni un agravio. Su mensaje  del 19 de marzo pasado fue dirigido a TODOS los alemanes fue tomado en serio porque ella dijo que la pandemia era algo SERIO. Su autoridad no se ha desgastado en confrontaciones.

Merkel es alguien que sobre todo, ESCUCHA y se esmera por COMPRENDER, por conciliar, por entender por ponerse en los zapatos de sus interlocutores. No se jacta de ser necia ni terca. sino todo lo contrario.

Merkel y López Obrador son dos bocas  que emiten mensajes totalmente distintos. La alemana unifica porque vivió  en carne propia el horror de las divisiones por medio de muros y de ideologías. Obrador divide y polariza sin darse cuenta del grave peligro en que pone a México.

Siempre es tiempo oportuno para corregir, para rectificar, para reconocer, y en bien de México, siempre es tiempo para sumar.

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER