Se encuentra usted aquí

Destape anticipado. Margarita Zavala, negocios de familia. Nepotismo y tráfico de influencias

Viernes, 19 de Junio 2015 - 17:30

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

Sin lugar a dudas, no podemos iniciar el tema de hoy, sin que mencionemos lo que señaló el ex Presidente José López Portillo, “lo peor que puede pasarnos, es convertirnos en un país de cínicos”, sumándose a ésta, lo que en un comentario generalizado surgió, “después de Vicente Fox, cualquiera quiere ser Presidente”.

Esto viene a colación en lo declarado en días pasados por Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, que buscará la Presidencia de la República en 2018, “por un gobierno que dignifique la política y el México que merecemos”. Esto fue a través de un video, donde externó: “He decidido que en los tiempos que señala la ley electoral, buscaré la Presidencia de la República. Construir de la mano de la ciudadanía un proyecto nacional que congregue a panistas, pero también a quienes han votado por otras alternativas políticas y a quienes han dejado de creer en los partidos políticos como buen instrumento de nuestra democracia”.

En un país con libertades como México, esto no llamaría la atención de haber sido, sin menospreciar a nadie, cualquier otro ciudadano que ejerciera su derecho. Pero al tratarse de la esposa de un expresidente de la República, es diferente.

Necesario conocer quién es y que ha hecho: Nació en la ciudad de México y es la quinta de siete hermanos. Está casada con Felipe Calderón Hinojosa, tiene tres hijos: María, Luis Felipe y Juan Pablo. Abogada por la Escuela Libre de Derecho. Desde 1990 ha alternado su labor política con el trabajo en diversos bufetes jurídicos, así como la docencia en la materia de Derecho a nivel de preparatoria.

Fue Diputada Local en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal (1994-1997) y Diputada Federal a la LIX Legislatura (2003-2006), donde fue nombrada Subcoordinadora de Política Social del Grupo Parlamentario del PAN. En el Partido Acción Nacional se desempeñó como Directora Jurídica del Comité Ejecutivo Nacional (1993-1994) y Secretaria Nacional de Promoción Política de la Mujer de (1999-2003). Es consejera Nacional del PAN desde 1991.

Al finalizar el sexenio de su esposo Felipe Calderón, se fueron a radicar a la ciudad de Boston, en los Estados Unidos. A su regreso pretende reactivar su actividad política intentando ser candidata a diputada por la vía plurinominal, pero es rechazada, quedando fuera de los primeros 15 lugares del listado del Partido Acción Nacional a la Cámara de Diputados. Al ser rechazada, declara: ‘“Me gustaría ser candidata a la presidencia de Acción Nacional, un partido que conozco, y que ha visto mi militancia y que ha sido testigo de cómo me he conducido en la vida política del país, dentro del PAN y fuera del PAN”, lo cual tampoco logró, y es entonces cuando va por la tercera alternativa.

Y si bien Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, está en todo su derecho de buscar ser candidata a la Presidencia de la República, es importante que la ciudadanía conozca que han hecho quienes la rodean, su familia directa, para evaluar y preguntarle, ¿qué opina al respecto?.

Se presentó un firme señalamiento en contra de su hermano Diego Zavala Gómez del Campo, por los beneficios económicos recibidos, gracias a negocios con dependencias gubernamentales vinculadas al paso de Felipe Calderón por el Gabinete del sexenio del cambio, además de importantes niveles de evasión fiscal por parte de las empresas que representa.

Pero no solo se trataba de las empresas de las que son socios por lo menos tres hermanos de Margarita Esther Zavala Gómez del Campo, que tuvieron un crecimiento en sus ingresos, por contratos con dependencias de Gobierno, inclusive que la propia Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) consideró irregulares, dado que entre cientos de empresas relacionadas con el desarrollo de software, de comercialización e infraestructura a nivel nacional afiliadas al organismo, se dieran crecimientos tan rápidos como el de la empresa Hildebrando, ligada a la familia Zavala Gómez del Campo. De igual manera, Juan Ignacio Zavala, hermano de Margarita, fue colocado en el grupo español Prisa.

Sumándose a ello, el caso de su primo, Javier Arrigunaga Gómez del Campo, quien fue el primer director del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa). El señor Arrigunaga firmó los pagarés originales de ese enorme fraude, debido al cual el país quedó endeudado por cientos de miles de millones de pesos, que estamos pagando los mexicanos sin deber nada. Javier Arrigunaga, fue enviado a París, después de la misión cumplida en el Fobaproa, como embajador ante la OCDE y más adelante ubicado en un alto cargo ejecutivo en Banamex.

Mariana Gómez del Campo Gurza, sobrina de Margarita, le dejó la dirigencia del PAN-DF y acabó con él. Su hermano, Pablo Gómez del Campo Gurza, fue nombrado titular de la Dirección General de Prevención de Operaciones Ilícitas, de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; falleciendo en abril de 2012, mientras jugaba tenis en Ixtapa, Guerrero. Otro de los hermanos de Mariana, Luis Gómez del Campo Gurza, recibió importantes beneficios, pues el Grupo, para el que trabajaba como director de finanzas, le vendió a un precio oneroso, pipas a Pemex.

Carlos Felipe Castañeda Gómez del Campo, su primo, en diciembre de 2006 fue nombrado en un alto cargo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, otra prima de Margarita, se vio involucrada en el escándalo del incendio de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora, que, en junio de 2009, dejó 49 niños muertos. Con todos estos antecedentes ¿habrá confianza para que Margarita sea candidata?



Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis