Se encuentra usted aquí

Desenmascarar al hipócrita

Martes, 21 de Mayo 2019 - 13:20

Autor

stephanie-henaro.jpg
Stephanie Henaro Canales

Compartir

desenmascarar-al-hipocrita.png

La agenda de desarrollo presentada ayer por el Gobierno de López Obrador y la CEPAL para atajar la migración e impulsar las economías del istmo centroamericano me recordó que cuando se trata de migración, México y Estados Unidos tienen más en común, de lo que les gustaría admitir.

A ninguno de los dos les gusta la pobreza y nos recuerdan qué, así como en los perros hay razas, en los inmigrantes e indocumentados también y ha llegado el momento de desenmascarar al hipócrita.

El problema para ambos está sujeto a cierta lógica. Lo que es nongrato generalmente llega de sur a norte a pie y lo que es bienvenido de norte a sur en avión. Así de simple. De ambos lados lados pasa lo mismo, se generan indocumentados, pero la cuestión aquí, es que algunos, no incomodan.

Empecemos por hablar de Estados Unidos. Un estudio del Departamento de Seguridad Nacional en 2016 reveló que los canadienses son los visitantes que más permanecen sin autorización en este país después de vencer su permiso, seguido por los mexicanos y los brasileños.

En ese año al rededor de 416,500 canadienses aún permanecían en Estados Unidos con permisos que habían caducado en el 2015 y hasta hoy no hay indicios de que hayan sido considerados si quiera para ser deportados. Vaya diferencia con los “asesinos, violadores y rateros” que llegan del sur. Aquellos que forman parte de la que por Donald Trump no es considerada como la mejor gente. Pero la hipocresía no queda aquí. Algo similar sucede en México.

De 2015 a la fecha el número de estadunidenses que viven de manera ilegal en México ha aumentado en un 37.8 %. De acuerdo con la Encuesta Intercensal elaborada por el INEGI en el 2015 había 739 mil 168 ciudadanos de Estados Unidos (EU) que vivían en México; sin embargo, tan sólo 65 mil 302 tenían su residencia regular. Mostrando que 91.2 % del total vivían en el país de manera irregular.

Hoy cifras del Departamento de Estado de EU muestran que actualmente hay en México viviendo cerca de un millón de estadounidenses, de los cuales 934 mil 698 están de manera irregular. De ahí el aumento en el porcentaje, pero con la ilegalidad mantenida.

La población estadounidense en México aún es mucho más pequeña que la población de inmigrantes mexicanos al norte de la frontera calculada en 11 millones y se encuentran principalmente distribuidos en ciudades como San Miguel de Allende, en donde ya conforman el 10% de la población, Puerto Vallarta, Mérida y las cercanías del Lago de Chapala. Vaya diferencia de lugares con los centroamericanos que se quedan en Chiapas o en Tijuana.

La mirada complaciente del estado mexicano ante esta situación no tiene simetría con el trato al que somete a los inmigrantes que llegan al país desde Guatemala, Honduras y El Salvador. Recordemos que hoy estamos haciendo todo lo que está en nuestro poder por detener a las Caravanas Migrantes y que nuestras cifras de deportación a veces no las ha tenido ni Obama.

Datos compartidos por la Secretaría de Gobernación muestran que entre enero y agosto de 2018 76,329 centroamericanos fueron deportados de nuestro país. Ganando el primer lugar entre los dos países en deportación de centroamericanos.

Nada decimos de lo que no incomoda y queda claro que la pobreza no llega en avión.

El último en salir apague la luz.

 

Faceeook: Stephanie Henaro

Instagram: steph.henaro

Twitter: @HenaroStephanie



Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis