Se encuentra usted aquí

De Frontera a Frontera: Lo que calienta…

Martes, 11 de Junio 2019 - 13:10

Autor

manuel_de_j._ruiz_nettel.jpg
Manuel de Jesús Ruiz Nettel

Compartir

de_frontera_a_frontera-_lo_que_calienta.png

Cuando usas esa expresión muy mexicana, es porque estas a punto de reventar, es la ante sala del estallido de tus emociones. Cuando llegas a este punto dejas de ser lo que está de moda… ¡Prudente!

Y como parafrasea nuestro Sr. Presidente de la Republica… ¡Con todo respeto, pero!...

Lo que calienta y desata la furia interna es el dolor de ver el sufrimiento de una familia mexicana, rica o pobre ante las injusticias de la vida.

Lo que calienta es ver con impotencia como el grado de maldad crece entre todos nosotros, todo debido a la maldita lucha del pobre contra el rico en la que nos han metido y se ve reflejada en las redes sociales como FACEBOOK o TWITTER, donde el pueblo sabio da rienda suelta de sus rencores internos expresados en medio de odio y con horrores de ortografía, que hacen que el lector caiga aún más en la desesperación de ver como los ignorantes están dando rienda suelta a sus más bajas pasiones por todo el territorio nacional.

Lo que calienta es ver como en el caso del Secuestro y Asesinato del joven Norberto Ronquillo Hernández se dieron anomalías que claramente están tendientes a encubrir este asesinato disfrazado en secuestro, donde intervienen autoridades policiales que ya sabían que el joven está muerto y que lo que hoy sabemos cómo fue su asesinato en base a ahorcamiento y cuchilladas da muestra que el asesino o conocía, muestra que el asesino o asesinos le tenía odio por alguna cuestión pasional y que las investigaciones van lentas muy lentas por el encubrimiento policiaco inicial al no incautar el auto y promover ante la familia que se lo llevara.

Lo que calienta es que esta nueva filosofía político-policial de “abrazos no balazos” está haciendo que los delincuentes estén envalentonados a cometer robos y crímenes. Los criminales de cualquier fuero ya no tienen temor a delinquir porque saben que tienen más derechos que los ciudadanos y tienen comisiones, organizaciones y colectivos que los defienden.

Lo que calienta es ver como todos se quejan en las redes sociales y nadie pone manos a la obra, sino que están como plañideras que lloriquean al mejor postor.

Lo que calienta es ver como diariamente a la mujer, a las niñas y niños, se les viola y mata impunemente y los violadores asesinos tienen un debido proceso presumiéndoles su inocencia cuando deberían ser pasado por las armas y la tortura del mismo nivel y odio que les aplicaron a sus víctimas.

Lo que calienta es ver como en muchas partes del país, Ejércitos completos dominan las vidas de millones de mexicanos y no se les combate de manera completa y contundente, sino que a tientas y a medias los enfrentan manteniendo una guerra de baja intensidad desde hace décadas buscando solucionar las causas sociales de un problema que ya se salió de las manos desde el primer disparo que inicio esta gran desgracia nacional. No los combaten como debe de ser, toques de queda en esas ciudades, córtales el financiamiento económico y de suministros de pertrechos de armamento para la batalla, tener el manejo completo de la información de cada lugar donde se encuentren los delincuentes y coparlos, si se resisten los policías, guardia, marinos o militares tengan la seguridad de que ellos tienen más derechos por defender a los mexicanos.

Lo que calienta es ver como las mafias y poder locales de cada municipio ciudad o pueblo no es cortado de raíz y llevados ante la justicia. Como el caso del Rastro Municipal de Tapachula, que se ha convertido en el pequeño imperio de unas cuantas personas ligadas a las grandes transas del sexenio anterior estatal de Manuel Velasco, que en lugar de ser perseguido como Emilio Lozoya Austin por sus supuestos crímenes es mimado como querubín.

Lo que calienta es no ver que estén siendo detenidos todos los que robaban impunemente en el ámbito federal, estatal y municipal, que se haya “acabado el Huachicoleo” y no haya ningún detenido… Que se combata la corrupción y que no haya detenidos.

Lo que calienta es ve como ahora los mexicanos valemos menos que los migrantes hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, porque a ellos se les va a dar trabajo, apoyo económico, casa y hasta ya están contemplando meterlos en los beneficios de “Sembrando Vidas” ¿Que van a sembrar si ni tierra tienen? ¡Porque a ellos si a los mexicanos nada!... Es difícil ver como familias mexicanas viven en la pobreza, es difícil ver como desde niños hasta adultos indigentes están en las calles durmiendo y cayendo cada día más en la desgracia de vivir en una sociedad y un gobierno que no los recoge, quieran o no y les mejoren sus vidas… ¡Candil de la calle y oscuridad en nuestra nación!... ¡No les den nada a los migrantes… el que quiera algo que se lo gane trabajando!

Lo que calienta es ver como impunemente la gente sigue tirando la basura en las calles y cuando cae una gran tormenta tiran la basura al rio que se forma por la lluvia al grito ¡Que se chinguen todos!

Lo que calienta es ver como critican al Sr. Presidente Municipal de Tapachula Oscar Gurria Penagos porque está sembrando arboles por toda la ciudad y el municipio seguido por un ejército de verdaderos Tapachultecos que quieren un futuro mejor… o que lo critiquen porque está poniendo orden en Tapachula y combatiendo a la gran mafia de ambulante que ensucia y mata a la ciudad… o que lo critiquen por traer un verdadero estado de derecho basado en el nuevo Bando Municipal que tienen contenida en sus leyes y reglamentos sustentos que harán que Tapachula entre en el orden que dará sana convivencia entre los Tapachultecos que verdaderamente quieren un cambio… Solamente vean como en las calles los lugares donde está prohibido estacionarse están siendo pintados para aplicar ese bando a la gente abusiva o prepotentes que se quieren estacionar en donde les hinche la gana.

Lo que calienta es ver como el Nuevo Sistema de Justica Penal que nos heredó el pasado gobierno y que lo critique ampliamente, siga defendiendo a los delincuentes que salen de la cárcel, aunque hayan pruebas y todo. La victima es nuevamente ofendida por el la justicia estatal o federal. Lo que calienta es que no quiten ese Sistema Pena Acusatorio.

¡¿A ti que te calienta estimado lector?!... Mejor aquí le paro y elevo mi plegaria por el descanso del joven mexicano que con sus ganas de estudiar, amar y vivir fue asesinado. Dios Mío recíbelo en tus brazos, sana su alma y dale descanso ante la muerte violenta que tuvo. A su vez Dios Mío te ruego que hagas caer a sus verdugos, muestra tu poder Dios Mío y castígalos y que todos lo vean para que vuelvan a temor Dios Nuestro Señor.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER