Se encuentra usted aquí

De Frontera a Frontera: La nueva realidad

Miércoles, 20 de Noviembre 2019 - 09:55

Autor

manuel_de_j._ruiz_nettel.jpg
Manuel de Jesús Ruiz Nettel

Compartir

de-frontera-a-frontera-la-nueva-realidad.jpg

Como otra parte de mi vida, el trabajo del campo también ha sido una de mis actividades. Primero acompañando a mi papá Manuel Ruiz Moreno, que en su muy estilo me enseñó mucho del campo, pero solamente mirando “viendo se aprende”, pero su objetivo era este que no viviera del campo. Después me toco acompañar al rancho a mi tío Humberto Ruiz Moreno, solamente que con él aprendí sobre la marcha, los secretos de las artes del campo.

Al morir mi papá, el trabajo del rancho tenía que seguir, quise seguir con la siembra y producción de Soya, pero sin implementos ni apoyos como el PROCAMPO, nada más no se puede hacer nada. Gracias a Dios, me topé con la CONAFOR, me gustó el esquema e inicié a solicitar mi apoyo cada año durante seis años que duró el gobierno de Felipe Calderón… No hubo respuesta. Ya con el sexenio de Enrique Peña Nieto las solicitudes fueron positivas, así con prueba error la totalidad de siembra de árboles de Teca quedo en 10 hectáreas de 20 que se sembraron, que fueron sembradas por mi esposa, mi colaborador y yo. Es una plantación totalmente ecológica a la “Buena de Dios”. Un logro al 50 por ciento, que hoy se ve como un bosque de ensueño lo sembramos nosotros.

Toda esta experiencia agrícola me enseñó que como en todo sin dinero no se puede trabajar, se necesita efectivo para sembrar la tierra. Además, me enseñó que los líderes de las organizaciones campesinas y agrícolas solamente se enriquecen con los apoyos que deben de ser entregados íntegramente a los agricultores y campesinos.

Me enseñó también que los apoyos de los sexenios anteriores también llegaban a los que no lo necesitaban, a los grandes consorcios agrícolas que hoy siguen incrustados en la ubre presupuestal.

 

          Esto nos lleva al día de hoy.

Las protestas campesinas en la Cámara de Diputados y de los Senadores, solamente representan la lucha de los líderes campesinos de toda la vida que con el nuevo esquema impuesto por el Sr. Presidente Andrés Manuel López Obrador ven perdida su manera de enriquecerse solamente por cabildear, tramitar y diluir los apoyos que consiguen. Ya que en la práctica, para que estas movilizaciones se lleven a cabo, funcionan de la misma forma cuando un campesino iba a solicitar un apoyo a la organización, los líderes piden un “entre” en metálico para gestionar los apoyo, porque lo que las movilizaciones están financiadas en parte por la coperacha de esos campesinos que también se han quedado sin nada y que hoy no están ni en “Sembrando Vida”, este es un programa de apoyo excelente para los campesinos, pero debería de ser para todos los agricultores. Es bueno el programa del Sr. Presidente Manuel López Obrador, pero déjeme decirle Señor Presidente López Obrador de lo que se queja la Vox Populi del campo… “Tenía PROCAMPO, voté por Andrés Manuel y ahora no tengo nada” “No me dan sembrando vida porque no hay cupo” “Ahora a los nuevos líderes (coordinadores del Programa Sembrando Vida) hay que darles dinero por multas, por hechura de camisetas, y por lo que se les ocurra, si no es así nos quitan el Sembrando Vidas”.

Desgraciadamente, hay miles de campesinos y hectáreas que están fuera del programa. El programa ha desatado nuevas corruptelas, racismo, y nuevos clientelismos de lo que de seguro no se han dado cuenta en el centro del país y la gente no dice nada por no perder la mensualidad.

 El programa Sembrando Vidas debe de mejorarse, se puede, pero se necesita de alguien bien ducho y honesto que no vaya a ser engañado por los operadores en campo. El programa Sembrando Vidas es necesario, porque en muchos casos, el campesino tienen la tierra, pero por ignorancia o falta de cultura que genera pena al hablar no pide los apoyos, lo que conlleva que familias enteras estén pasando hambre y situaciones muy difíciles. Es como es caso Sr. Presidente Andrés Manuel López Obrador, llamemos Juan a este joven, que con parálisis cerebral de cierto nivel y arrastrándose por la tierra, vive de las dádivas que les dan sus vecinos que pasan por su propiedad porque ya no hay nadie que trabaje la tierra. Juan tiene a sus dos padres, viejos y muy enfermos… Ellos no tienen ni Sembrando Vidas, ni el apoyo a los ancianos, ni el apoyo a las personas discapacitadas que a usted creado Sr. Presidente Andrés Manuel López Obrador… Hasta ellos no ha llegado ninguno de los Servidores de la Nación o ningún otro Neo Funcionario a censarlos ni nada.

            Es triste Sr. Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero es un caso real que cuando quiera conocerlo y salvarlos lo llevo personalmente… ¡No los deje Morir viviendo como Parias!

           


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER