Se encuentra usted aquí

De Frente y Claro: El Peje por su boca muere

Jueves, 24 de Octubre 2019 - 11:55

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

de-frente-y-claro-el-peje-por-su-boca-muere.jpg

Mientras los días avanzan imparables como lo es el tiempo en un reloj, López y su 4-T muestran y demuestran que alguien les ha secuestrado su cambio. Al menos el que prometió en campaña, porque cambios sí hay, pero totalmente contrarios a con los que embaucaron a 30 millones de ilusos.

De igual manera, como cuando no quiere López contestar las preguntas de la Prensa, que no le convienen, sale con su “soy dueño de mi silencio”, su obsesión por destacar lo ha llevado a prometer y prometer sin cumplir, convirtiéndose en “esclavo de sus palabras”.

EN 6 MESES BAJARÁ LA INSEGURIDAD

En ese tenor, en el mes de abril del 2019 prometió que en 6 meses bajarían los niveles de inseguridad. Lo cual fue considerado por diversos especialistas en seguridad, como algo aventurado, externando en ese momento que mejor debería replantear su estrategia, ya que de lo contrario la situación no mejoraría en ese lapso.

De entre las opiniones recordemos la de Alejandro Hope: “Es un dicho aventurado, por tres razones: la primera es que la temporada que sigue, por cifras de años pasados, nos dicen que el homicidio aumenta en verano; segunda, la Guardia Nacional no va a estar lista en seis meses y, por último, en los programas sociales que existen, pues vemos que los recursos no van a personas que sean vulnerables de cometer delitos violentos a corto plazo”.

Por otra parte, Jorge Lara Rivera, académico de la Universidad Panamericana afirmó “el presidente al darse cuenta de que no disminuyó la violencia en los primeros días de su mandato está comprando más tiempo, pero si no cambia su estrategia pasarán otros seis meses y hará lo mismo, saldrá a poner un pretexto de porqué no logró disminuir la inseguridad”.

Asimismo Javier Oliva, académico e investigador de la UNAM, “Es preocupante que en cinco meses de transición, cuatro de gobierno y ahora ya prometió otros seis, no haya una garantía para que la gente se sienta segura. Me parece que el equipo civil, como la fiscalía, la Secretaría de Seguridad Pública y otras, no están atinando con la estrategia a seguir”.

Y lamentablemente no se equivocaron, porque ellos SÍ SON ESPECIALISTAS, contrario a los improvisados, inexpertos y sin preparación, que designó López a cargo de la seguridad del país.

La cruda realidad se ha hecho presente y a los 6 meses que PROMETIÓ López, las cosas están peor.

No hubo los resultados a los que se comprometió, afirmando que bajarían los índices delictivos una vez que operaran todos los programas sociales, que los mexicanos notarían una reducción en la inseguridad, los delitos de alto impacto que más afectan a la población (homicidios, asaltos, violaciones, secuestros, extorsiones y robos). Pero como si fuera Karma, lo hizo en la ciudad de Veracruz, donde la inseguridad, la violencia, está a todo lo que da.

Y antes al contrario, de acuerdo a los registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) a partir del mes mayo, cuando ya estaba entregando y regalando dinero López, hubo un repunte en las víctimas por asesinato, feminicidio, secuestro y extorsiones en el país.

De igual manera se informó que durante la gestión de Alfonso Durazo al frente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) los delitos como la extorsión, homicidio doloso, trata de personas, feminicidio, secuestro y narcomenudeo han aumentado.

Nuevamente de acuerdo a los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre enero y septiembre de 2019 estos delitos registraron incrementos en las carpetas de investigación iniciadas que van del 1.3%, en el caso de homicidio doloso, hasta 35%, para las extorsiones. Las investigaciones por trata de personas registraron un alza de 29%, mientras que por narcomenudeo fue de 21.62%; de feminicidio de 14.15%, y de secuestro, 6.5%.

Respecto a los homicidios dolosos, entre los meses de noviembre y abril, hubo 16 mil 864 víctimas por asesinato, un promedio de dos mil 810 muertes mensuales. En contraste, entre los meses de mayo y septiembre (falta por contar octubre) hubo 14 mil 646 muertes, un promedio de dos mil 929 víctimas cada mes.

Incluso, en algunos estados (faltando por registrar octubre), como Campeche, Chihuahua, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Sonora y Tlaxcala ya se superaron la cifra de víctimas que se reportaron en los seis meses previos a la promesa que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin olvidar que en 10 meses, Alfonso Durazo ACABÓ CON la Policía Federal (PF) para inventarse la Guardia Nacional de López, que fue duramente criticada inclusive en el Congreso de la Unión, dado que la formaría con policías civiles, militares y navales a las órdenes de un mando militar.

Y ya creada anda persiguiendo migrantes en la frontera sur ante el incremento de las caravanas migrantes rumbo a Estados Unidos y la exigencia de Trump para que México los detuviera. Otra parte los han desplegado en diversos estados del país, como en Zacatecas, Querétaro, Yucatán, Campeche, Baja California Sur y Tlaxcala que recibieron más guardias en comparación con las víctimas de homicidio que registraron según las estadísticas del SESNSP.

Sumándose su operativo fallido en Culiacán Sinaloa, que los exhibió de una manera vergonzosa. Donde aplicando aquello de “El Triunfo tiene muchos padres, pero la derrota es huérfana”, es decir NO TIENE MADRE. Porque ahora nadie sabe quién fue él o los responsables de su garrafal error.

Pero fiel a su perversidad, López saca raja de un grave error y aparece como héroe, salvando a los habitantes de Culiacán, pero zafándose de que él no tomó la decisión, porqué no sabía del operativo, pero SÍ AVALÓ que soltaran al chapito.

Lo que nos lleva a recordar lo que el 16 de agosto desde su pulpito en la mañanera señaló: “Todos los presidentes saben lo que sucede, además es un sistema político presidencialista”, ante la pregunta acerca de que el ex mandatario Peña Nieto estuviera enterado de la llamada Estafa Maestra. Agregando, Lo cierto, es que el presidente de México tiene toda la información.

Pero ante el fallido operativo en Culiacán, salió con que: “No estaba informado, no me informan en estos casos, porque hay lineamientos; yo le tengo mucha confianza al secretario de la Defensa Nacional. Yo creo que tenía conocimiento la Defensa Nacional, desde luego que hay mandos, no sé en particular”. “Cuando me enteré que se había generado este conflicto y me informan y les pido que se reúna y que tomen una decisión, me presentan su propuesta yo la avalo, porque eso era lo mejor”.

SIGUE ATACANDO A LOS MEDIOS

Y si López no cambia su política de seguridad, menos cambiará su actitud de seguir atacando a los medios. Y derivado de los hechos ocurridos en Culiacán, se ha cuestionado severamente su política y estrategia de seguridad, publicándose algunas encuestas mostrando un mayor rechazo por la decisión de liberar a Ovidio Guzmán.

Lo que llevó a López a mostrar su falta de control y de aceptar errores afirmando: "Aprovecho para decirles a los que piensan de esa manera que no vamos a modificar la política en materia de seguridad. Que no vamos a apostar por la violencia, la guerra, el exterminio. Que vamos a respetar las vidas. Que apostamos a la paz”.

"¿Creen que porque hace una encuesta y la cucharea El Reforma para que cambie la política de seguridad les voy a hacer caso? Claro que no. Ellos deberían estar haciendo la autocrítica a la política que se usó en periodos que ellos apoyaron a gobiernos neoliberales".

Una promesa más, la de bajar la inseguridad en 6 meses, que NO CUMPLE López y su 4-T, además de que la información que él maneja, es decir sus otros datos, carecen de credibilidad. Y como ejemplo respecto a lo sucedido en Culiacán, es importante destacar que si como él afirmó, están enterados los presidentes de todo, a fuerza debió estar enterado que habría un operativo para detener al hijo del Chapo. ¿O sería acaso que como andaba volando a Oaxaca, estaba INCOMUNICADO? ¿O como Pilatos “se lava las manos”, diciendo que no lo estaba?

Volviendo al tema central, la promesa de López fue a todas luces, una promesa política, sin sustento alguno, porque NUNCA informó qué haría y cómo para lograrlo. ¿O será acaso que le falló su estrategia de Fuchila, Guacala, o pedirles a sus mamás que les dijeran que se portaran bien los delincuentes, o no haberles dado sus chanclasos? Si esa fue, es más que entendible, cómo está el país a 6 meses de su PROMESA y a 10 meses de iniciada su administración. Usted qué piensa estimado lector.

carlosaguila_franco@hotmail.com


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER