Se encuentra usted aquí

De Berlín a Tultepec

Miércoles, 21 de Diciembre 2016 - 15:00

Autor

federico-cabrera.jpg
Federico Cabrera

Compartir

explosion-tultepec.jpg

 

Berlín, Alemania. Diciembre 21: “12 muertos, más de medio centenar de heridos”. Origen: ¡Terrorismo! Acto de Lesa Humanidad.

Tultepec, México. Diciembre 21: “29 muertos, más de medio centenar de heridos”. Origen: ¡Negligencia! (Más lo que se acumule) Acto de Lesa Humanidad.

“Lesa” de Laedere “Dañar”.

(Puristas: Por mínima vergüenza; ¡Abstenerse!)

Dilectos en Geografía:

¿Como cuánto se hace de Berlín a Tultepec...?

(Luego me explico)

¿Nada que ver? ¡Quién sabe!

¿Acaso la negligencia, la apatía, la voracidad, el saciar intereses de grupos o sectores a costa de la vida de seres humanos, no se “equiparan” en algún punto?

Para “hechos concretos” el número de fallecidos en México –hasta ahora- ya duplicó el número de muertos en Alemania.

¡No la embarres, Viene, Viene. ¿Cómo vas a comparar a Berlín, con Tultepec?

Hace alrededor de una década, Tultepec ya había estallado. Le “echaron tierra” al asunto y siguieron aferrados a la insensatez, a la voracidad, al “negocio”.

El cacareo del “respeto a las actividades lícitas” de un “humilde sector de la población”. La “legitimidad de Usos y Costumbres” del pueblo. ¡Snif, snif!

“El Centro de Acopio pirotécnico ¡más seguro de Latinoamérica!”  

¿Y San Juanico? ¿Y las explosiones del drenaje en Guadalajara? ¿Y la GUARDERÍA ABC? ¿Y el hospital de Cuajimalpa? ¿Y las explosiones de polvorines ¡año con año!, de población en población? ¿Y la Torre de Pemex? ¿Y los estallidos de ordeñas clandestinas en los ductos de combustible?

¿Y las “autoridades” de “protección civil”? ¿Cómo escribirán la palabra: “prebenzión”? ¿Se habrán quemado alguna vez un dedo, aunque sea con un cerillo? ¿Con qué cara regresan a sus casas? ¿Ya habrán cobrado su aguinaldo?

¿Y la Autoridad de la Secretaría de la Defensa Nacional?

¿No es para decir ¡basta! por los actos de oprobio y desdoro con que se ha pretendido y se pretende seguir manchando la labor de la Defensa Nacional, por las corruptelas, las porquerías, las arbitrariedades, las raterías y la ¡negligencia! de actos y omisiones por parte de autoridades municipales, estatales y federales?

¿Y los muertos? ¿Y los deudos? ¿Y lo que quedó de sus bienes paupérrimos?

Pero, sobre todo: ¡los muertos en vida y de por vida! ¡Los quemados!

¡Por supuesto que los hechos de Berlín y Tultepec, no tienen nada que ver! No los comparo, ¡no tienen comparación!

Lo consumado en Alemania, difícilmente pudo “preverse”.

Lo sucedido en México, por mucho, ¡pudo evitarse!

Bueno, bueno, al grano: ¿Dónde carajos queda Tultepec…?

Ahí nomás a la vuelta, pasandito Berlín. Te sigues todo derecho hasta encontrarte con ¡la miseria, el dolor y la muerte!

¡Por quienes ya no pueden decir nada!

¡Por quienes han quedado marcados y muertos en vida y de por vida!


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER