Se encuentra usted aquí

Crónica de una consulta excluyente ¿ya decidida?

Jueves, 25 de Octubre 2018 - 14:25

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

cronica_1.png

Empecinados en que “el pueblo sabio elija”, el Presidente electo y su equipo de transición llevarán a cabo una consulta a partir de hoy 25 hasta el 28 de octubre, para determinar si el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México sigue construyéndose en Texcoco o se cambia a Santa Lucía. Sin importar si tienen la legalidad para llevar a cabo esta consulta y mucho menos que quienes vayan a votar tengan pleno conocimiento de la decisión que tomarán. La realizarán en 538 Municipios y se instalarán 1,073 mesas para votar.

En ese tenor hay muchas dudas y contradicciones en la mentada consulta, que ha derivado inclusive en respuestas de empresarios en el tema, sobre todo porque pareciera que es una justificación para la decisión que ya está tomada, sin importar todas las repercusiones que conlleve, sobre todo económicas y que obviamente afectará también a los usuarios, tanto nacionales como internacionales.

Conozcamos algunos aspectos de esta terquedad de consulta y de cambiar de lugar la construcción del  nuevo aeropuerto: Ante esta decisión días antes de que se realice, en los mercados bursátiles saltaron advertencias para el futuro Gobierno sobre los riesgos de cancelar el nuevo Aeropuerto, pero también, evidenciaron la preocupación del método en que se tomará esta resolución y las amenazas de los riesgos crediticios para México se hacen presentes, llamando la atención dos documentos financieros que circularon entre los clientes de dos importantes bancos; dado que los mercados dan lectura a este ejercicio con desconfianza por la manera imparcial en que está diseñada.

Citibanamex, en un reporte que titula "Nuevo Aeropuerto en CDMX: ¿En vísperas del error de octubre?", aún cree que es posible que se continúe con Texcoco. De no ser así, advierte a sus clientes los riesgos. La cancelación "conduciría a hacer una revisión negativa de nuestro escenario macroeconómico". "Lo que está en juego es el destino de una obra de infraestructura de gran relevancia, la cual tiene ya un avance de más del 30% y para la cual se ha ya asegurado cerca del 70% de sus requerimientos financieros". En contra parte, pone en duda la propuesta del equipo de transición, que además de plantear la posibilidad de rehabilitar Santa Lucía, apunta por la ampliación de la actual terminal capitalina: "Aunque hay margen de mejora para el proyecto actual del NAIM, la alternativa de AMLO carece de fundamento, en el mejor de los casos. Ninguna de esas opciones individuales ha sido estudiada a profundidad, eso llevaría tiempo. Por ejemplo, a MITRE -la autoridad líder a nivel mundial en esta materia- le tomó casi tres años sólo confirmar la factibilidad de cambiar la orientación de las pistas en Texcoco de lo originalmente previsto a lo que hoy contempla el NAIM".

Los analistas de Citi también cuestionaron que se proceda a través de una consulta y se pronuncian con preocupación por que López Obrador opte por fundamentar una decisión técnica tan relevante, como la continuidad del NAIM, con una consulta popular. El temor, es que este sea un precedente de la manera en que se tomarán decisiones en otros proyectos de inversión claves para el país.

BBVA, también se sumó a esta preocupación con pronunciamientos que indican que "el daño reputacional de cancelar el proyecto podría traer presiones sobre la calificación crediticia de México y tasas más altas de financiamiento".

En el mismo tenor Francisco Cervantes, presidente de la Concamin, advirtió en el marco del 6º congreso de la Canacero que "hay contratos internacionales que tendrían un costo muy alto y eso sería una mala señal a la inversión. La confianza es muy importante para que la inversión siga fluyendo y haya crecimiento". José Manuel López Campos, Presidente de la Concanaco Servytur, señaló: “un proyecto de infraestructura tan importante para México no puede depender de una consulta, ya que la gran mayoría de las personas que participarán no tienen los conocimientos para opinar sobre un tema especializado".

Aunque para AMLO eso se le resbala y respondió: "Vamos a decidir entre todos, esta es una democracia participativa. Los que no quieren la consulta es porque están acostumbrados al autoritarismo, a la imposición, a la decisión de uno solo, es mejor que decidamos miles, a lo mejor millones, a que decida uno solo, éste es el cambio, se va a respetar el resultado de la consulta porque en la democracia es el pueblo el que manda".

Desde hace meses, López Obrador asegura que la cancelación del proyecto de Texcoco implicaría una negociación con las constructoras para que los trabajos comprometidos vía contratos se trasladen a Santa Lucía, y así garantizarles sus recursos. Aunque no queda claro CÓMO. También dijo que las garantías sobre los bonos emitidos para financiar el proyecto también dan certeza a los financistas del aeropuerto.

Pero olvida, que los bonos que emitió el gobierno federal están respaldados por impuestos que generaría el nuevo aeropuerto. Al cambiarlo de lugar, quedarían sin respaldo dado que esos impuestos serán menores dadas las características de Santa Lucía. Razón por la cual esos bonos serían exigibles de inmediato llegando a cortes internacionales. Si cancela Texcoco, se perderán los millones ya invertidos y habrá que pagar miles de millones en demandas por incumplimiento de contratos.

Esta reacción del sector privado viene motivada por como se ha venido manejando este tema, destacando errores del equipo de AMLO y sobre todo, el no basarse ni respetar leyes.

Jesús Ramírez, quién será el encargado de comunicación del gobierno federal con AMLO, afirmó que la consulta sobre el nuevo aeropuerto NO ES LEGAL, pero que es LEGÍTIMA. Parece que no conoce el Estado de Derecho, dado que LA LEY es la única legalidad objetiva.

José Woldenberg publicó en un artículo que una consulta popular NO PUEDE CONVOCARLA EL GOBIERNO ELECTO ANTES DE SER GOBIERNO. De igual manera, NO LA PUEDE HACER VINCULATORIA, si no cumple lo que dice la CONSTITUCIÓN, que es clara y precisa al respecto.

Importante saber qué establece nuestra Constitución. Requisitos de consultas y sus efectos vinculatorios de acuerdo a nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

Artículo 35 Son derechos del ciudadano

VIII. Votar en las consultas populares sobre temas de trascendencia nacional, las que se sujetarán a lo siguiente:

1o. Serán convocadas por el Congreso de la Unión a petición de:

El Presidente de la República
El equivalente al treinta y tres por ciento de los integrantes de cualquiera de las Cámaras del Congreso de la Unión; o
Los ciudadanos, en un número equivalente, al menos, al dos por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores, en los términos que determine la ley.

Con excepción de la hipótesis prevista en el inciso c) anterior, la petición deberá ser aprobada por la mayoría de cada Cámara del Congreso de la Unión.

2o. Cuando la participación total corresponda, al menos, al cuarenta por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores, el resultado será vinculatorio para los poderes Ejecutivo y Legislativo federales y para las autoridades competentes.

4o. El Instituto Nacional Electoral tendrá a su cargo, en forma directa, la verificación del requisito establecido en el inciso c) del apartado 1o. de la presente fracción, así como la organización, desarrollo, cómputo y declaración de resultados.

5º. La consulta popular se realizará el mismo día de la jornada electoral federal.

El equipo de transición de AMLO pretende con un millón de votos que representaría menos del 2 por ciento del listado de votantes, sea vinculatoria la consulta del aeropuerto. ¿Respeto a la Constitución y derechos ciudadanos o IMPOSICIÓN?

Consulta Imparcial

México tiene una población de 128 millones de habitantes, pero para esta consulta sólo se imprimirán entre 500 mil y un millón de boletas. Habrá mesas de votación en sólo 538 Municipios de los 2 mil 464 que tiene el país y 16 Alcaldías ahora en la Ciudad de México. Las mesas de votación serán 1,073 a diferencia de las 156 mil 899 que se utilizaron en las elecciones del pasado 1 de julio. Y se ha comentado que a la par de la consulta se llevará a cabo una encuesta, sin que se conozca qué se hará si arroja resultados diferentes.

En los municipios donde se decidió arbitrariamente colocar mesas de votación, “casualmente” son el 91% donde AMLO ganó en la pasada elección presidencial, concentrándose en municipios del sur del país.

En Pascal de Apodaca, que es el tercer municipio de Nuevo León, con alrededor de 700 mil habitantes y teniendo dos aeropuertos internacionales (Del Norte y Mariano Escobedo) no habrá casillas para votar. En Tabasco con más de 2 millones de habitantes, habrá 18 mesas de votación. En la Ciudad de México con más de 8 millones de habitantes, solamente 16 mesas de votación. Y no habrá mesas de votación en Polanco, Lomas de Chapultepec, Bosques de las Lomas, Tecamachalco e Interlomas, donde viven ciudadanos que SI SON USUARIOS DEL AEROPUERTO.

El lugar que siempre ha preferido AMLO para el nuevo aeropuerto es donde se encuentra la Base Aérea de Santa Lucía, que es el Campo Militar No. 37-D. No solo es una base aérea militar, también dentro de estas instalaciones se encuentran unidades militares, escuelas militares, enfermerías militares, unidades habitacionales y principalmente, DEPÓSITO GENERAL DE MATERIALES DE GUERRA. ¿Esto no lo sabe AMLO, o simplemente no le importa? Por ello es importante que “el pueblo sabio que decidirá SI LO SEPA”.

La Organización Civil PODER que, “supuestamente” avaló con un “estudio” que Santa Lucía es la mejor opción para el aeropuerto, resultó de la hija de Riobóo, principal interesado en que ahí se construya y que fue rechazado de participar en la construcción de Texcoco.

Esta es parte de la preocupante realidad que tiene al país en espera de que suceda, ante lo que parece ser un capricho y ocurrencia más de la Cuarta Transformación y su no creíble Austeridad Republicana. ¿Votará usted estimado lector apoyándola?


Leer también


Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis