Se encuentra usted aquí

Conservadores vs Liberales. Un llamado a la Sensatez.

Miércoles, 16 de Enero 2019 - 13:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

conservadores_vs_liberales._un_llamado_a_la_sensatez.jpg

Se le suele atribuir a Marco Aurelio, apodado “El Sabio”, quién fue emperador de Roma, la anécdota de que, gustando de pasear por las calles y plazas de Roma, era vitoreado y aclamado por los ciudadanos como un semidiós. De tal forma que adquirió la costumbre de ser acompañado por un esclavo. Este caminaba varios pasos detrás del Emperador. Cuando los vítores y las aclamaciones arreciaban, el siervo se acercaba discretamente a Marco Aurelio y le susurraba al oído “Solo eres un hombre”.

Tomado del muro de FB de Jorge García Córdoba

Al presidente de México le gusta referirse de sus opositores como “conservadores”, los cuales sostiene que se oponen al avance del país como él lo plantea y al cambio de régimen que propone. Él siente que es liberal y bueno, tal vez lo sea en algún sentido.

Ha permitido —hasta ahora— la libertad de expresión. Aunque ha habido dos periodistas que han sido despedidos de algún medio; Carlos Loret de Mola que sigue vigente y Ricardo Alemán, que ahora publica en su portal. Los dos son aguerridos y dicen lo que piensan. No me parece que sean perseguidos como lo fueron, en su momento, Carmen Aristegui o el otrora influyente José Gutierrez Vivó. De hecho, Andrés Manuel, ante sus críticos aguanta caña y sólo pide derecho de réplica.

En su primera entrevista del año, como presidente, en el programa “La Silla Roja (El Financiero), expresó que sus adversarios son conservadores con apariencia de liberales, tanto de izquierda como de derecha.

"Se presentan como gente avanzada, pues no, son conservadores porque no quieren que haya cambios…”, dijo López Obrador. Francamente no conozco persona alguna que no quiera cambios después del gobierno que padecimos de Enrique Peña Nieto. Claro, hay de cambios a cambios y muchas veces hay que echar reversa. El presidente ha dado muestras de tolerancia, como en el asunto de la Guardia Nacional en que cuando menos ha aceptado adecuaciones a su iniciativa, lo que habla bien de él. ¡Veremos en qué acaba!

Enrique Krause el escritor, historiador e ingeniero, en un artículo que publicó en El País intitulado ¨López Obrador, ¿Liberal? describe: “El liberalismo no es una doctrina, es una actitud. Su valor central es el respeto al otro. El liberal practica el diálogo, el debate, la razón pública, la tolerancia. El liberal celebra la pluralidad de opiniones. Por eso, históricamente, el liberalismo mexicano tuvo cuatro logros principales. En primer lugar, conquistó la separación entre la Iglesia y el Estado y prohibió cualquier maridaje entre la fe y el poder. En segundo término, para desterrar las tradiciones monárquicas y acabar con los caudillos que querían hacer de México el “país de un solo hombre”, el liberalismo fortaleció al poder legislativo sobre el ejecutivo. Por eso también, en un medio propenso al abuso, la ilegalidad y la anarquía, dio un peso enorme al poder judicial. Y finalmente, defendió como un derecho intocable, universal, la libertad. En especial la libertad de expresión: libertad de opinar, disentir, criticar, diferir públicamente, sin temor a la censura o la represión”

conservadores_vs_liberales2.jpg

En mi opinión, este país necesita un presidente liberal en los términos en que lo define mi tocayo. Así pues, el debate de quién es conservador y quién es liberal es inquietante —innecesario— y quién, en su sano juicio, no va a querer acabar con la pobreza; la impunidad, la corrupción y todo lo que ello significa. Etiquetar a alguien como conservador —que no quiere cambios— es inútil.

Por supuesto que la oposición existe. Bienvenida. Es la forma de tener un equilibrio para los que piensan distinto. Ojalá se fortalezca. Y esta oposición incluye a los medios de comunicación y a la “bendita sociedad civil organizada”, además de los otros dos poderes de la Unión.

El poder excesivo—más que la riqueza—, equivalen, sí se utiliza mal a darse un tiro en la sien. Nadie lo aguanta y el presidente de México necesita saberlo. Necesita de los que llama “conservadores”. Necesita de la oposición. Necesita un freno zacatecano mulero para no desbocarse. Necesita del esclavo que limitaba a Marco Aurelio para que ponga los pies en la tierra y sea más mesurado y evite la polarización, el encono que sus declaraciones producen. ¡Es el presidente de todos los mexicanos!

 


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis