Se encuentra usted aquí

Con la cultura ¡No!

Martes, 05 de Febrero 2019 - 14:45

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

con_la_cultura_no.png

El sexenio que recién comienza está dando mucho de qué hablar y a pesar de contar con millones de votantes a favor, las cosas parecen no estar resultando según lo planeado porque es como nadar a contracorriente en un país en el que la corrupción permea a todos los niveles y en todos los estratos. No soy activista social (o eso creo) pero sí seguidora de las causas justas (también eso creo).

La cultura es un tema que corre por mis venas desde la infancia, tuve la fortuna de crecer en un entorno que me hizo sensible a las expresiones artísticas y desde muy pequeña entendí que, de verdad es complicado vivir del arte, descubrí que para hacer las cosas hay que autofinanciarse o tener un mecenas. Ya en la universidad, fui becaria del área de difusión de cultural y todo parecía hecho por magia: exposiciones, presentaciones de libros, funciones de teatro, ferias culturales, funciones de premiere, entre otras actividades y todo era posible gracias a patrocinios, convenios, intercambios y alianzas estratégicas con las grandes instituciones gubernamentales que contaban con el acervo o los foros pero sin presupuesto para difundir y crear; así fue que contacté con personal de las diversas delegaciones (ahora alcaldías) y me aprendí el camino. El tiempo pasó y fue apenas en 2006 que retomé ese camino de recintos culturales, me recibieron con las puertas abiertas y adopté la Casa de Cultura “Jesús Romero Flores” como sede de diversos eventos en pro de temas sobre maternidad con un enfoque cultural a través de fotografías, presentaciones de libros, danza y porteo, etc., en ninguno de ellos cobré un céntimo pero gané grandes satisfacciones y amistades.

Entre las instancias gubernamentales que me abrieron las puertas aún sin conocerme y sin tener una asociación civil rimbombante fue la Biblioteca José Vasconcelos, su entonces director Daniel Goldin recibió de mi parte una petición para participar en el 1er. Encuentro de Lactancia Materna, cuya finalidad era difundir la labor que ellos realizan para apoyar y promover la lectura desde las edades tempranas pero además, crear un espacio que permite estrechar el vínculo padres e hijos. Mi sorpresa fue que tuve entre mis invitados especiales a la Jefa de la Sala Infantil y nos ilustró sobre la labor que entonces realizaban a través de talleres y diversas actividades que además, son gratuitas y abiertas a todo público.

Ninguna biblioteca pública ha atendido el tema de la maternidad como lo hizo la Biblioteca Vasconcelos, ni cuentan con personal calificado y experto en la materia. La Biblioteca de México cuenta también con una sala infantil y realizan diversas actividades pero no tienen el enfoque ni la continuidad como la Vasconcelos y créame que además de mis intereses como asociación, recorrí cada una de ellas y participé en sus actividades buscando las mejores opciones como usuaria.

No deberíamos ser tan rudos al juzgar las acciones del gabinete presidencial aunque nos hayan prometido las perlas de la Virgen pues Roma no se hizo en un día y para ser francos, la cultura nunca ha sido una prioridad o al menos eso recuerdo desde que tengo uso de razón y lo sé porque tengo el honor de contar con amigos en el ámbito de la danza, las artes plásticas, la música, la literatura y ninguno de ellos tiene cuentas en el extranjero ni habita en las colonias de élite; sin embargo, sus aportaciones a la sociedad van más allá de una obra concluida pues para ser honestos, no hay forma de pagar lo justo a cambio de su talento y expertise.

Desconozco el fondo de la destitución del señor Goldin como director de la Vasconcelos pero si hay una causa justa que apoyar y por la cual salir a la calle a protestar o firmar en change.org esta es una de ellas. ¡Se los dejo de tarea!


Leer también


Número 28 - Abril 2019
portada-revista-28.png
Descargar gratis