Se encuentra usted aquí

“Como gangrena sin amputar”

Miércoles, 15 de Noviembre 2017 - 17:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

norberto-rivera.jpg

Amparado en un lenguaje ampuloso y teatral, semana tras semana el semanario Desde la Fe, publicado por la Arquidiócesis de México, lapida a la clase política. Detrás de ésto se encuentra el cardenal Norberto Rivera, quien parece llevar una guerra personal contra el gobierno del presidente Peña Nieto y los políticos en general.

El editorial de la publicación de marras hizo suya la afirmación de la clínica de Derechos Humanos de la Escuela de Derecho de la Universidad de Texas, en Austin. Esta clínica difundió un “análisis” de testimonios vertidos en un juicio entre el 2013 y el 2016, que implicaban a los hermanos Moreira y al exgobernador veracruzano Fidel Herrera como aquellos que le habían abierto la puerta a grupos criminales, como Los Zetas, tanto en Coahuila como en Veracruz. El Semanario no dice que la citada Universidad se deslindó de lo dicho por la clínica en cuestión. La publicación católica también se cuida de no dar nombres, pero a partir de este caso concluye que los políticos son cómplices del crimen:

“No se necesita una bola de cristal para augurar lo inmediato, sobre todo si se trata de conseguir el poder político para encubrir la corrupción y descomposición estructurales. Los diversos reportes y análisis sobre la penetración del crimen en cualquier entidad de la federación, nos deja ver que lo que venimos arrastrando crece como gangrena sin amputar. Si existe poder corruptor del narco, es porque hay corrupción oficial e institucional. La violencia desmedida reportada en este año es la convulsión interior de la estructura política, que sabe cómo atar a la bestia del crimen. ¿O será que le conviene mantenerla furiosa?”

La Arquidiócesis no se enemista con las Fuerzas Armadas, sólo con la parte civil de la política. Toma como buena una publicación, la de la Clínica, para acusar y simplificar. En un ambiente como el actual, ¿quién no creería cualquier cosa de estas en contra de los políticos? Pero, ¿es ese el papel de la Iglesia o sólo está tratando de hacer política para ganar terreno y aumentar su influencia? Todo esto lo hace porque una clase política medrosa y sin sustento social y político no se atreve a marcarle una alto conforme las leyes.

Pero la Iglesia calla otras situaciones embarazosas, que tal vez le den la razón, y sea posible exclamar que la corrupción no sólo se da en las instituciones civiles, sino también en las eclesiásticas “como una gangrena sin amputar”. En el mismo día que los diarios traen las palabras del Semanario mencionado, se da cuenta de que el finado Marcial Maciel, un cura pederasta muy poderoso en su época, fundador de Los Legionarios de Cristo, encontró finalmente el paraíso, pero fiscal, pues su nombre figura en el entramado de los Papeles del Paraíso. En efecto, de la mano de Appleby, un despacho dedicado a los negocios offshores, Maciel habría fundado la sociedad International Volunteer Services, que, según la revista Proceso “le daría facilidades para llevar los millonarios ingresos que genera cada mes el cobro de las colegiaturas del imperio educativo operado por la Legión.”. La sociedad citada se habría establecido en Las Bermudas.

Toca al SAT y a la SHCP investigar ésto, ¿o acaso la temible Lolita le tendrá miedo a los espíritus que viven el paraíso (fiscal)?


Leer también


Número 26 - Febrero 2019
portada-revista-26.png
Descargar gratis