Se encuentra usted aquí

Cómo evitar que te engañen con fake news

Lunes, 25 de Septiembre 2017 - 15:00

Autor

venus-rey-jr.jpg
Venus Rey Jr.

Compartir

fake-news.jpg

Las fake news (noticias falsas) requieren dos elementos: 1) una persona maliciosa; 2) una persona cándida. En suma: hace falta malicia e ingenuidad.

No podemos evitar la malicia de ciertas personas, pero sí podemos prevenir nuestra propia candidez. ¿Cómo puedo evitar que me engañen con fake news? Propongo cuatro filtros.

Primer filtro: hay que usar la inteligencia

Por default hay que tener una actitud crítica; crítica en el sentido de capacidad de discernimiento, no en el sentido de objetar todo –objetar todo es signo de estulticia–. Parafraseando a Descartes, hay que poner la intelección en modo de duda metódica. No escepticismo infundado, que eso es tan cándido como creerse todo, sino una especie de alerta mental. La intelectualidad es parte sustancial de nuestro ser. Usémosla.

Segundo filtro: hay que revisar la fuente

Hay que revisar el link que está publicando la noticia, para saber la fuente. Por ejemplo, si el link contiene un dominio como elfindelmundo.com, yoamoalcheguevara.com o mundochairo.com, lo más probable es que se trate de fake news. Hay que distinguir sitios que hacen parodia política, como eldeforma.com, de sitios que deliberadamente publican notas falsas y escandalosas.

Tercer filtro: hay que ver si se trata de un sitio serio

Es verdad que una fuente, un comunicador, percibe y transmite una noticia desde una cierta plataforma de pensamiento. Esto no tiene ningún problema y no debería escandalizar a nadie. Ni siquiera un robot podría ser 100% neutro, pues estaría programado por alguien. El comunicador piensa, capta y entiende la realidad, pero él mismo está en cierto modo configurado por sus ideas, sus lecturas, su entorno, su cosmovisión. Esto es absolutamente normal.

Nuestras principales fuentes de información son la televisión, la radio y el internet (que incluye periódicos, sitios de noticias y archivos que se difunden vía WhatsApp). Como en todo, hay un scope: digamos que hay medios cuya plataforma intelectual se sitúa a la izquierda, al centro o a la derecha. Ese scope debe ser estrecho, pues a fin de cuentas la noticia es la misma. Más allá de este abanico razonablemente compacto, comienzan las fake news: sitios que publican ideas conspiracionistas, deliberadamente falsas o totalmente tergiversadas y tendenciosas. Hay que discernir para no caer en el engaño.

Las fuentes oficiales son confiables. Si se trata de un desastre natural, hay que buscar, en Twitter, la cuenta oficial del Sistema Nacional de Protección Civil (@PcSegob) y las cuentas oficiales de Protección Civil en las entidades federativas (la de nuestra ciudad es @SPCCDMX). Muy confiable también es todo lo que publica el Servicio Sismológico Nacional (@SismologicoMX) y el Servicio Meteorológico Nacional (@Conagua_clima). Si de datos y estadísticas se trata, el INEGI (@INEGI_INFORMA) es la fuente que hay que consultar. Para datos económicos y cotización de divisas, nada como el Banco de México (@Banxico). Si usted no usa Twitter, estos organismos e instituciones tienen sitio web. Si usted no usa internet, puede llamar a LOCATEL para orientación: 5658 1111.

Si no hay fuente, como suele suceder en los archivos de audio que se difunden por WhatsApp, no hay ninguna garantía de credibilidad y hay que desechar esa información. No sólo no hay garantía de credibilidad, sino que, el hecho de que no se sepa la fuente es casi garantía de que la información es falsa. Recibimos un audio en WhatsApp que nos manda un amigo, que a su vez lo recibió de otra persona, y así sucesivamente. Generalmente quien lo manda especifica que es cierto, porque se lo compartió un conocido de la escuela o de la oficina, y que ya ha sido verificado. No puede ser que una persona sea engañada tan fácilmente. Así como hay personas en extremo perversas que difunden información falsa, así también existen personas en extremo ingenuas que se creen todo.

Cuatro filtro: si no confías en ningún medio mexicano ni en fuentes oficiales, hay que corroborar la información en medios extranjeros

Es posible que una persona desconfíe totalmente de la televisión o de las radiodifusoras mexicanas, porque supone que son instrumentos del gobierno para desinformar y así perpetuarse en el poder. Esto de entrada es signo de que dicha persona está probablemente cegada por el prejuicio. Cierto que algunas televisoras y radiodifusoras han caído en excesos, pero de ahí no se sigue que todas las televisoras y todas las radiodifusoras sistemáticamente hagan uso del engaño.

Pero, bueno, si se tiene tanta desconfianza de los medios mexicanos, hay que corroborar la noticia puesta en cuestionamiento en medios extranjeros. Existen medios de gran prestigio: The New York Times, The Washington Post, The Wall Street Journal, USA Today, Los Angeles Times, The Chicago Tribune. Podría decir un escéptico que estos medios son estadounidenses, y que nada estadounidense es confiable. Esto ya supone una cierta paranoia. Pero, valga. Si uno tiene tanta desconfianza de los medios estadounidenses, puede corroborar las informaciones en medios europeos. Los hay de gran prestigio. He aquí algunos:

En francés: Le Figaro, Le Monde, Libération.

En inglés: BBC News, The Guardian, The Times.

En español: El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia.

En italiano: Il Corriere della Sera, La Repubblica, La Stampa.

En alemán: Spiegel, Die Welt, Bild.

Para terminar

Si de plano sigue la persona desconfiando, pues ni cómo ayudarla. Lo mejor será que siga creyendo las fake news y continúe proveyéndose de información en mundochairo.com

Una persona que se cree rumores y fake news, y eso le hace sentir que es libre porque no ha caído en la manipulación del gobierno y los poderosos, permítame decirle que es terriblemente vulnerable y está más manipulada ahora mismo que nadie.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER