Se encuentra usted aquí

CNTE: el gran perdedor

Jueves, 11 de Junio 2015 - 19:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ha colmado el plato de las autoridades, federales y locales, y luego de la derrota del domingo 7 de junio, ha recibido un fuerte portazo en la nariz. En efecto, el día de las elecciones un fuerte operativo de seguridad en Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas limitó al mínimo sus movilizaciones y manifestaciones en contra de las elecciones. En Oaxaca lograron impedir la instalación del 8% de las casillas y fue lo más que pudieron hacer. Además, la gente salió a votar, a pesar del mal clima y las amenazas de los maestros disidentes; casi 50% de votantes. Nada mal para una elección intermedia.

Al otro día, recibieron la estocada: el gobierno federal avisó que se reanudaba la evaluación magisterial. Dos golpes en dos días para los disidentes. Por supuesto, acusaron al gobierno federal de provocación y amenazaron con venir al Distrito Federal para de una vez por todas derribar la reforma educativa. Ese día los maestros de la CNTE de Oaxaca sufrieron dos fuertes reveses.

Primero, habían anunciado este lunes que su movilización traería a 50 mil integrantes, sin embargo, hubo poca presencia de los docentes en la capital, calculándose entre cuatro y cinco mil maestros, los cuales partieron desde las inmediaciones de la Cámara de Diputados y desde el monumento Estela de Luz hacia la Secretaría de Gobernación, sin reportarse actos vandálicos o enfrentamientos con la fuerza pública. Esta vez, su fuerza fue relativamente escasa.

El segundo revés a la CNTE fue el ultimátum de la Segob para continuar en las mesas de diálogo y atender sus demandas. Este consistió en que la dependencia federal no se sentará a la mesa con los maestros, hasta en tanto todos los contingentes movilizados estén en sus escuelas trabajando, según declaraciones del subsecretario de Gobierno, Luis Enrique Miranda Nava, tras reunirse con la comisión de la CNTE. Ante esta situación, los maestros se retiraron de la Segob e informaron que sesionarán en las instalaciones de la Sección 9 de la CNTE para determinar sus posibles acciones a seguir.

La estrategia asumida por el gobierno federal pone un coto a las exigencias de la CNTE, lo que puede traducirse en una mejor imagen gubernamental entre la sociedad y organizaciones sociales. Es probable que las determinaciones a las que lleguen los maestros sean la de mantener y reforzar su campamento en el Monumento a la Revolución, así como hacer marchas de manera intermitente por la ciudad para obligar a las autoridades a que cambien de parecer. Sin embargo, los dos años de lucha contra la reforma educativa han desgastado a la CNTE y al resto de los maestros disidentes. El gobierno federal se prepara para la escena final en la que se pretende sacar del escenario a la CNTE.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER