Se encuentra usted aquí

¿AMLO está nervioso?

Martes, 28 de Febrero 2017 - 16:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

andres-manuel-lopez-obrador.jpg

En la última semana, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha recibido dos ataques que normalmente no serían contestados, pero que ahora merecieron su respuesta. Ambos ataques provienen del frente panista ¿Por qué los respondió?, ¿es posible que perciba que le pueden afectar en su camino a la Presidencia?

El primero de ellos lo recibió de Miguel Ángel Yunes, gobernador de Veracruz, quien hace campaña para consolidar la posición política de su partido en el estado con motivo de los comicios para presidentes municipales. Yunes es un propagandista eficiente, que se ha aprovechado del hambre de los medios por las noticias escandalosas, sean o no ciertas. Antes de su toma de posesión, aseguró que “cimbraría” al país con sus revelaciones. Por supuesto, no sucedió nada. Yunes ha repetido con éxito sus “revelaciones”. La más reciente fue la acusación de que MORENA había recibido de manos del exgobernador Javier Duarte la cantidad de dos y medios millones de pesos mensuales. Sería ingenuo suponer que AMLO los hubiera recibido directamente, en caso de ser cierta la acusación. El episodio con Bejarano y las ligas demuestra que el dueño de MORENA nunca haría nada tan torpe como eso, para eso tendría, en todo caso, personas que lo harían sin mayor problema. Para que una acusación sea todavía más verosímil debe tener elementos de verdad y es un hecho que el partido de López logró resultados electorales espectaculares en la entidad sin tener ninguna razón aparente. Se dice que detrás de todo esto se dio el apoyo de Duarte.

Luego de la acusación de Yunes, Anaya y Ochoa, dirigentes del PAN y el PRI, respectivamente, exigieron que la FEPADE abriera una investigación. Cosa que la institución hizo con una velocidad no vista en otras ocasiones. La respuesta de MORENA es que se moviliza la “mafia del poder” en su contra. Respuesta esperada y falta de imaginación. AMLO ha rechazado de manera contundente la acusación del gobernador veracruzano y se ha enfrascado en un pleito extraño, del que no se alcanza a entender que trata de probar. Incluso, el periodista Federico Arreola le ha recomendado salirse de este lío, del cual puede salir perjudicado.

El segundo golpe, López lo recibió de Margarita Zavala, quien este fin de semana reiteró que es la única capaz de ganarle al líder de MORENA. La ex primera dama manda así un mensaje tanto a panistas, como priistas, perredistas e independientes. Cimentará su campaña en el “voto útil”. De tener éxito y lograr la candidatura del PAN, es posible que entre este partido y el de AMLO logren mandar al tercer lugar al PRI. Como ya se dijo, normalmente López no respondería un ataque como este, pero ahora contestó a Margarita recordándole que en realidad no tiene experiencia de gobierno, lo cual es cierto. Sin embargo, podría resultar que a los votantes la falta de experiencia de Zavala no les importara tanto. La experiencia de Andrés Manuel no le ha servido más que para vivir sin tener ingresos claros desde 2006. Un nini.

En este momento político asistimos a escaramuzas de prueba. Los diferentes jugadores están probando lo que les resulta para tener éxito y lo que afecta a sus adversarios. El PAN ya probó que algo hay en la relación MORENA-Duarte que perturba a AMLO. Igualmente, la presencia de Zavala en la contienda. Para López lo ideal sería enfrentar una campaña sin mujeres enfrente.


Leer también


Número 26 - Febrero 2019
portada-revista-26.png
Descargar gratis