Se encuentra usted aquí

AMLO: Entre los leales y los fanáticos

Miércoles, 10 de Julio 2019 - 13:10

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

amlo-entre-los-leales-y-los-fanaticos_1.png

¿Qué efectos tendrá la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda? Por lo pronto, al igual que la renuncia de Germán Martínez causó mucha atención, ¿por fin habría llegado un acontecimiento que cimbrara la 4T? La realidad es que no. Ni la salida de Martínez ni la de Urzúa afectará de manera importante la fuerza del nuevo gobierno y la 4T.

Cierto que Carlos Urzúa es un personaje ligado a la ortodoxia económica que ha prevalecido en México en los últimos años. ¿Se puede abolir el neoliberalismo y al mismo tiempo tener un secretario de Hacienda neoliberal? El presidente López Obrador no come lumbre, sabe que en ciertas acciones tiene que seguir el juego, o más o menos. El mismo exsecretario se ha definido como un técnico que llevó las riendas alejado de los extremos de izquierda o derecha. Más allá de lo insostenible del planteamiento, esto da idea de cómo concebía su labor. Urzúa al frente de Hacienda era considerado por los expertos como un funcionario serio, que daba garantía y buena imagen económica al gobierno de la 4T.

Entonces, ¿por qué no fue una bomba su salida? En primer lugar, porque la base sólida de la 4T es el presidente López Obrador, mientras siga teniendo números de popularidad tan altos será difícil que algo como una renuncia pueda afectar al gobierno. Cierto que, cuando se supo de la renuncia, los mercados accionarios y el tipo de cambio se fueron a la baja, pero esto fue un parpadeo que duró 15 minutos, posteriormente, el dólar y las bolsas tendieron a estabilizarse sin recuperarse del todo. Sin embargo, no fue el peor momento del mercado cambiario y accionario. La segunda razón por la que el asunto no creció mayormente se llama Arturo Herrera. Es un funcionario que también tiene buenas calificaciones y en su primera conferencia de prensa como secretario (o casi porque le falta el pequeño detalle de la ratificación del Congreso) lució bien, contestó o bateó con habilidad todas las preguntas. Se le vio desenvuelto y, sobre todo, conocedor del tema.

De cualquier manera, la carta de Urzúa es un mensaje fuerte que puede resumirse en: se tomaron decisiones de política pública sin el suficiente sustento, la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la hacienda pública y la falta de una política económica libre de extremismos. A todo esto, se puede decir que se supo desde el principio de esta administración que se estaban implementando políticas públicas (es un decir) sin sustento y que había funcionarios sin el suficiente conocimiento, no sólo en la hacienda pública sino en casi todos los terrenos. Acerca de la política económica sin extremismos, hay que decir que el principal extremismo son los brutales recortes y la canalización sin reglas de operación adecuadas y sin control de miles de millones de pesos. ¿En serio se tardó casi ocho meses el exfuncionario en notar todo esto o fue un efecto gota a gota?

Moody´s agrega algo de humor involuntario: descubrió que al interior del gabinete hay profundas diferencias. Agua tibia, hilo negro. ¿En qué gabinete no las ha habido?

En el gabinete de AMLO hay leales y hay fanáticos. Urzúa era un funcionario leal, pero no un fanático. Hay que hacer votos para que los leales no se vayan del todo y se queden solo los fanáticos.



Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis