Se encuentra usted aquí

AMLO en el lado oscuro de la fuerza

Jueves, 21 de Enero 2016 - 17:30

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

emperor-palpatine-obrador.jpg

El mejor tiempo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue aquel en el que diariamente ponía los temas de la agenda nacional, allá en el sexenio de Vicente Fox.  Ahora, con su propio partido, persigue los temas de otros, aquellos que supone que pueden darle visibilidad o votos. Por ejemplo, en el asunto de la reforma educativa ha apoyado a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Por supuesto, un político tan avezado como él difícilmente no se da cuenta de que esa reforma goza de amplios apoyos sociales y que sus defendidos son impopulares en grado sumo. En este apoyo, López Obrador no busca una buena imagen, quiere que los maestros de la Coordinadora voten por MORENA en aquellos estados donde tienen una presencia importante.

En otras situaciones, AMLO se ha portado extraordinariamente tibio, por ejemplo en el caso de la reforma energética o el apresamiento de Humberto Moreira, asuntos que lo podrían proyectar de mejor manera. ¿Se está guardando para la recta final rumbo al 2018? Esto es poco probable, ya que ha insistido en aparecer en todos los spots de su partido. Simplemente, no logra “conectar” un “hit” en el ánimo de la opinión pública.

Siendo la Ciudad de México tan importante para AMLO y su partido, el tabasqueño ha buscado retomar algún problema para hacerlo causa. Por lo pronto, ya tiene dos: el reglamento de tránsito y la Reforma Política del Distrito Federal. En el primer tema, ha insistido una y otra vez en echarlo abajo. En este trabajo, varios medios de comunicación le ayudan. El verdadero problema de la Ciudad no es su reglamento de tránsito, sino la movilidad y la contaminación, agravada por la decisión de la Suprema Corte de permitir la circulación de los vehículos con sólo pasar la verificación, sin importar el año de fabricación. Sobre la movilidad y la contaminación, MORENA y su Creador no han dicho ni pío, igual que los otros partidos.

Sobre la Reforma Política, AMLO ha señalado que está confeccionada a modo de que el PRI gane la Jefatura de Gobierno en el año 2018. Sus seguidores repiten este estribillo una y otra vez. Juran que Mancera es en realidad un aliado del PRI y que rendirá la plaza. El vehículo para hacer esto serán los 40 diputados seleccionados por la Presidencia de la República, la Jefatura de Gobierno y el Congreso de la Unión a la Asamblea Constituyente. Todo esto es un absurdo gigante. Ni Mancera es dueño de la Ciudad como para entregarla ni es verdad que una reglamentación haga que un partido determinado gane o pierda. Sin embargo, el asunto ha sido retomado por columnistas y medios.

La verdad es que el PRI en la Ciudad de México está encerrado en sí mismo, parece ocupado en una reestructuración más que en hacer política. En el PAN, los tiradores a la candidatura para la Jefatura de Gobierno son muchos y se preparan para una contienda interna que los puede destrozar. La lucha será de un exangüe PRD contra el lado oscuro de la fuerza encarnado en MORENA.  


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER