Se encuentra usted aquí

Alejandra Barrales envuelta en ocultamiento de propiedades

Jueves, 23 de Marzo 2017 - 17:30

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

barrales-departamento-miami.jpg
  • De la Casa Blanca al departamento amarillo y negro

Nuevamente Alejandra Barrales, dirigente nacional del PRD está en el ojo del huracán, en lo que bien puede llamarse “De la Casa Blanca, al departamento amarillo y negro”, al darse a conocer que en el año 2015 compró un departamento en Miami, Florida en los Estados Unidos, en un precio de 990 mil dólares, pero “casualmente”, sin que se tenga porque pensar mal, no lo incluyó en su declaración 3 de 3. Tuvo que esperar a hacerlo después que la televisora norteamericana Univisión lo dio a conocer.

El modesto departamento es de 163 metros cuadrados, dos recámaras, tres baños, tiene vista al mar, embarcadero propio y se encuentra en Sunny Boulevard. Su precio en pesos mexicanos es de 14 millones 355 mil pesos. Y como se mencionó aunque lo compró en 2015, apenas 17 de marzo de este 2017, a casi dos años de haberlo adquirido, mandó una notificación al Instituto Mexicano para la Competitividad AC. (IMCO) solicitando que de no existir inconveniente alguno, se incorpore en el numeral V, Notas Aclaratorias, de la Declaración Patrimonial para Funcionarios y Personas de Interés Público ese departamento dentro de sus propiedades declaradas.

Al respecto la dirigente nacional perredista, habló del tema afirmando que adquirió el departamento en preventa, con un enganche de 693 mil dólares a pagar en siete meses, lo que significa que de acuerdo a como estaba el dólar en ese tiempo tuvo que estar pagando durante, un millón 572 mil pesos cada mes.

Y ahí es donde no salen las cuentas, dado que en ese entonces tenía el cargo de secretaria de Educación del Gobierno de la Ciudad de México, con un salario de 70 mil pesos al mes.

Presentándose la duda de ¿cómo le hizo para cubrir esa cantidad cada mes?. Dado que de acuerdo con las cifras que se mencionan en la investigación realizada, lo que pagó Alejandra Barrales, superó en 332 mil dólares lo que ella ganaba, que en pesos son cinco millones 272 mil 160, aún tomando en cuenta que recibe una pensión alimentaria y que recibió un bono de retiro del Senado. Destacando que siempre y cuando hubiere destinado SU SALARIO COMPLETO a ese pago. Y pregunto ¿cómo le hizo para cubrir sus demás gastos?.

Asimismo hay más datos que no cuadran muy bien. En información del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO) el departamento se compró a través de una estructura de empresas de papel, la empresa Maxba Development Inc., donde Barrales es la dueña, presidenta y única accionista. Dándose nuevamente la “casualidad”, que ésta fue creada una semana antes de que se concretara la compra del inmueble, además de otra firma denominada Alabama Transportes, que también es de ella.

Para adquirir el departamento, Alejandra Barrales contrató un crédito por 297 mil dólares (cuatro millones 716 mil 360 pesos) con el Eastern National Bank, sin que se precise el monto de los intereses que paga por éste, dato que es muy importante, dado que con él, se podría determinar si puede con sus ingresos pagarlo.

Y siguen saliendo datos que llaman la atención, por ejemplo que el PRD emitiera un comunicado de prensa, en el que informa que la propiedad fue obtenida a través de un crédito bancario, cuya hipoteca está contemplada a 30 años, de los cuales todavía faltan 28 para concluir con el pago. Agregando que la propiedad será pagada con el producto de las rentas, ya que la perredista nunca contempló habitar dicho departamento. Y destacando que las propiedades que Barrales Magdaleno están debidamente declaradas y son producto del trabajo de más de 30 años en la iniciativa privada y en el servicio público. Esto porque la hoy presidenta del PRD tiene además una casa, dos departamentos y un terreno en México con valor total de 24 millones 732 mil pesos.

Y continúan las dudas, ¿porqué tuvo que emitir el PRD un comunicado de prensa, como si fuera un tema del partido y no un tema particular de su presidenta? O será acaso que así lo harán con cada uno de los perredistas de ese partido que se les descubran propiedades que no han declarado.

Por otra parte, no se tenía conocimiento de que Alejandra Barrales, tuviera actividades empresariales y mucho menos en Estados Unidos, dado que las dos empresas que utiliza para la compra del departamento están en ese país. Y si ya de por sí, que de su salario en los cargos que ha ocupado, esta complicado que le alcanzara para las propiedades que tiene en México, bueno las que se conocen, sumen más de 24 millones de pesos, todavía tiene capital suficiente para montar dos empresas en Estados Unidos y adquirir una propiedad de más de 14 millones de pesos.

Sin olvidar que posiblemente sus mayores ingresos los ha tenido desde que entro a la política y ha sido funcionaria, ya que sus orígenes laborales fueron como azafata, y realmente no son millonarios los ingresos que en ese trabajo se tengan.

Sumando más datos contradictorios, Alejandra Barrales afirma que compró el departamento para rentarlo, no para vivir y así lo pagaría. Resultando que desde que lo adquirió no lo ha rentado ni ocupado. ¿Entonces como se ha ido pagando estos dos años?.

De igual manera aseveró a partir de que es mamá, tiene que buscar la manera de generar un patrimonio para su hija. Y pregunto ¿no pudo comprar una propiedad en México? ¿O no tiene confianza en su país para invertir? Obvio NO, dado que prefirió abrir dos empresas en los Estados Unidos, en lugar de en México, y así ayudar a crear empleos, como tanto exigen que otros lo hagan.

Y continúa la información contradictoria, ya que también afirmó en los últimos cinco años, haber recibido ingresos por 329 mil dólares de cargos públicos, que no incluyeron ninguna otra actividad empresarial. Y pregunto, ¿le pagan en esos cargos públicos en dólares? O porque manejarlo en esa moneda. ¿Porqué no informa cuanto le dejan de ingresos, esos sí en dólares en sus empresas de Estados Unidos?.

Pero no es la primera ocasión que Alejandra Barrales está inmersa en un tema como estos, dado que en el 2005 adquirió una avioneta que compró, y que también hasta el 2007, cuando era en 2005 secretaria de Turismo del DF, se destapó el tema, argumentando que fue un regalo para su esposo Julio César Nicholson, a quien incluso le pagó un curso de piloto. Una aeronave Piper, de dos plazas, modelo PA-28, que costó alrededor de 20 mil dólares y está a nombre de Barrales, Nicholson y un tercero de nombre Pedro Espinosa. La matrícula es XB-IXU y la pareja le puso por nombre Archer II (Arquero segundo). La adquirió el 29 de octubre de 2005, cuando era diputada local por el PRD y ganaba 60 mil pesos mensuales. Además de la avioneta, la entonces titular de Turismo declaró un automóvil Mitsubishi y un Chrysler, adquiridos en 2003 y otro Mitsubishi, que compró en el 2006, una cuenta bancaria por 515 mil pesos y deudas por un crédito hipotecario de 516 mil pesos y un crédito automotriz de 150 mil. ¿Cómo le hizo?

Como información adicional, la funcionaria fue señalada por un fraude por 14 millones de pesos, mientras era dirigente de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA). Las denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del DF son por las anomalías que se detectaron durante la gestión de Barrales como líder sindical. Correspondiendo a la licitación de una guardería, donde se encontró un avalúo menor en cuatro millones de pesos a los costos proyectados y otras correspondientes a las operaciones de seguros de vida contratados con Inbursa y Aseguradora Hidalgo.

En esa misma línea, tampoco quedó aclarado en el 2016, siendo Secretaria de Educación en el gobierno de la ciudad, el tema de los Convenios y Padrones de las Becas que otorgaba a jóvenes para bachillerato y licenciatura en instituciones públicas y privadas, información que se negó a aportar completa. El presupuesto de la dependencia a su cargo era de 100 millones de pesos. Dejó el cargo sin aclarar para irse al PRD como dirigente nacional.

En esta danza de millones, aparece el salvador de la Barrales, ni más ni menos que el Peje-Moreno, quien la ha invitado a dar el paso a Morena, y dejar de servir a la mafia en el poder. Seguramente si acepta, la purificara, y todo quedará en el pasado. Esperemos que mientras esto sucede, las autoridades respectivas hagan algo y aclaren que ha sucedido realmente. O simplemente seguirá imperando la impunidad.


Leer también


Número 30 - Junio 2019
portada-revista-30.png
Descargar gratis