Se encuentra usted aquí

¡Al Rescate de una Industria Moribunda…! Segunda parte

Jueves, 21 de Mayo 2020 - 09:20

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

foto_1_art_21_de_mayo_de_2020.jpg

Aquel que no conoce su historia, está condenado a repetirla.

-Napoleón Bonaparte

Desde que el presidente caballero Manuel Ávila Camacho le otorgó en 1943 la concesión al industrial Bruno Pagliai para que construyera y operara el Hipódromo de las Américas, situado en los terrenos que pertenecen al Patrimonio Inmobiliario Federal, en la Loma de Sotelo, la evolución de las carreras de caballos Pura Sangre ha pasado por momentos felices y otros difíciles. 

A lo largo de muchos años, el espectáculo fue creciendo y consolidándose y así se creó una Industria. Los criadores mexicanos llegaron a producir cerca de 2000 ejemplares al año. Ahora, no se crían el 10% de aquellos buenos tiempos, incumpliendo la primera premisa del permiso del que goza la permisionaria, ahora en manos de CODERE.

Así pues, después de algunos tropiezos de la anterior permisionaria, el gobierno de la República decidió otorgar el permiso para la explotación del Hipódromo de las Américas por medio de una licitación pública que convocó la Secretaria de Gobernación en 1996 y que reunió a varias empresas mexicanas, algunas asociadas con extranjeros. 

Participó el magnate minero Germán Larrea, mostrando, como es su costumbre, un bajo perfil, con una empresa que representaba su colaborador Alfredo Casar; otro grupo italiano encabezado por el caballista Víctor Resk. También participó uno de los hijos del también millonario Claudio X. González, propietario de Kimberly Clark de México, asociado con Maxxam, Inc, propietaria del hipódromo de Houston. 

El que esto escribe fue el promotor que atrajo a los texanos para que participaran y fui su asesor durante el proceso de licitación. También participó lo que es ahora CIE de Alejandro Soberón Kuri en donde el fallecido José Manuel Alavez González (al que me referí en el artículo pasado) representó a ese grupo, el cual, por cierto, no era elegible para participar. En la liga se puede leer toda la historia en particular.

Después del estudio de las propuestas presentadas, el gobierno designó triunfador al grupo ECE-Maxxam en donde participé. El proyecto era magnífico, pues los directivos del Hipódromo de Houston conocían a fondo la esencia de este peculiar negocio. 

Por alguna situación que desconozco, la empresa mexicana, teniendo en la bolsa el permiso, el socio adecuado y un buen proyecto, usó el mexicanísimo recurso de rajarse y los gringos se fueron muy enojados. Algo parecido ha estado sucediendo con la 4T, el último ejemplo es el retiro de la inversión del Grupo Tesla, entre muchos otros. 

De esa manera, el gobierno presidido por el presidente Ernesto Zedillo le otorgó el permiso a CIE quien hizo y deshizo a su antojo, repito, no siendo elegible para operarlo. 

— Después de que el consorcio ECE-Maxxam renunciara al permiso, busqué una entrevista con el extinto ingeniero Alavez, por medio de una recomendación que me hizo mi amigo Roberto Gómez Portugal que conocía bien al ahora finado. Me entrevisté con él un par de veces y nunca más me tomó una llamada, después de que le di mi opinión de cómo debería de operar su negocio. Me di cuenta de que José Manuel Alavez no sabía una papa de este negocio y que su soberbia lo traicionaba. Lo que dispuso después, fue exactamente lo opuesto a lo que le recomendé. Tramité mi licencia de propietario y otra de entrenador y me puse a trabajar en el apasionante oficio de acondicionar atletas equinos.

De acuerdo con lo que me comentó Roberto Gómez Portugal, Alavez llegó a CIE por recomendación del papá de Alejandro Soberón Kuri —pues eran muy amigos— y Soberón Kuri le encargó a Alavez la operación del “Centro de Entretenimiento de las Américas” donde el Hipódromo era la parte incomoda del negocio. 

foto_2_art_21_de_mayo_de_2020.jpeg

 

Es necesario entender que las carreras de caballos Pura Sangre autorizadas y reguladas por los gobiernos de muchos países del mundo son vistas como una Industria que debe ser fomentada. En el continente americano desde República Dominicana, Panamá, Puerto Rico, Colombia, Venezuela (todavía existen las carreras a pesar del gobierno que tienen), Chile, Uruguay, Perú y Argentina tiene mejores hípicas que nuestro país, no se diga en EEUU y Canadá. 

A lo largo de más de seis años, la Asociación civil que represento ha pugnado porque la autoridad que regula esta actividad, es decir, la Secretaria de Gobernación, ponga orden y disponga de los instrumentos y condiciones para que se rescate, pues a lo largo de los años, en manos de los actuales permisionarios se deteriora más y más. En los sexenios pasados, en donde la impunidad y la corrupción mandaban no fue posible que gobierno actuara; la influencia de CIE fue determinante en su quebranto.

Con la llegada del gobierno de la Cuarta Transformación, la esperanza otra vez floreció y las gestiones que hemos hecho ante la autoridad reguladora, no han tenido frutos; seguiremos insistiendo después de la pandemia.

La raza de caballos Pura Sangre mexicana no se debe extinguir en este país tan emproblemado. Es una Industria, ¡no solo para Fifís como la gente cree!

 

Continuará… 

 

Primera Parte:

 

https://www.ruizhealytimes.com/economia-y-negocios/al-rescate-de-una-industria-moribunda-primera-parte

 


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER