Se encuentra usted aquí

¡A Weeeeb…lito Soy Tu Nieto! (Y a mucha Honra)

Viernes, 12 de Febrero 2016 - 18:30

Autor

federico-cabrera.jpg
Federico Cabrera

Compartir

luis-cabrera.jpg

Abuelo:

Desde que filmaron “Por la Libre”, me quedé con ganas de comunicarme contigo.

Deja te explico:

¡Los demoños andan sueltos! Y deja tú los demoños: los criminales, los tratantes, los asesinos, los narcos, los malnacidos, los corruptos, los impunes, los sin alma…

Esta Muy Noble y Muy Leal y Muy vapuleada “Ciudá de México” (a) CDMX –otrora Distrito Federal- y todos sus alrededores; desde el Bravo hasta el Suchiate, andan del carajo. Y a expensas de asalta-caminos; asalta-vidas; asalta-existencias y asalta-todo. El “Desgobierno” campea.

A falta de biblioteca y ratoneando entre los libros de familia, me encuentro con algunas de tus ocurrencias. Como tus intervenciones en la XXVII Legislatura -1917- de la “Cámara de Diputados” que hoy ¡estúpidamente! publicitan como “Cámara de diputadas y diputados” (Hazme –plis- el requeibron feibor) ¡No tienen Madre!

Consta en el Diario de los Debates:

“Si la labor que vais a hacer en este Congreso es labor de personalismo, aquí está un enemigo. Si la labor que vais a hacer es labor de principios para hacer triunfar los principios revolucionarios, aquí está un amigo” (Diario de los Debates. Abril, 1917)

Sigue el documento: Una importante propuesta de Cabrera, durante la XXVII Legislatura, fue la creación de la “Contraloría General de la Nación” OH My FKN GOD!  (Inst. de Invest. Jurídicas. Hernández, Begoña; Ramírez, Juan. Pp. 668. UNAM. 1993) ¡No hagan olas! Y estamos hablando de hace 99 años…

“Cabrera carecía de ‘sentido político’ (Sic.) De manera que no estaba en aptitud de estimar el valimiento de los individuos…” (Historia General de la Revolución Mexicana. Intromisión extranjera Valadés, José)

¡In la máteris! Por lo dicho tú, Gran Político, de político tenías muy poco. O como decimos los exquisitos: Lingua liber pilus… dícese de quien no tiene pelos en la lengua. (En sentido figurativo, claro está)

Perdidas entre los archivos de la  XXVI Legislatura anterior, constan, palabras más, palabras menos las de  Luis Cabrera; quien señaló en tribuna a una serie de “diputa-pillos” señalándolos como rateros y corruptos.

Motivo por los que una cuarteta de intrascendentes formada por: Querido Moheno; García Naranjo; Olaguíbel y Lozano –conocidos como “el temible cuadrilátero”- (¡Ay Nanita! En aquellas épocas, por quítame de ‘ay esas pajas, te vaciaban la 45) El caso es que retaron a Cabrera al grito de: “¡Pruebas, Pruebas…!”; a lo que el Diputado Cabrera contestó: “Los estoy acusando de rateros, no de pendejos…” (Expresión que muchos años después se fusilaría Alvarito “Quince-Uñas” Obregón. Así auto-apodado cínicamente porque a falta de una mano, dicen que decía, que “resultaba menos apto pa’robar”, que los dotados de ¡veinte uñas! (Dos manos y dos patas).

El caso es que ¡aburridísimos lectores! (Sin Ustedes, seríamos NADA) los ataques contra Luis Cabrera siguieron. Y siendo Cabrera Secretario de Hacienda del gobierno de Carranza, fue acusado de tener bienes “mal-habidos”: “Los que como el Lic. Cabrera han manejado fondos públicos, deben estar en todos los actos de su vida a la vista del pueblo, para que éste pueda ver claro sus manejos…”. A lo que el indiciado Cabrera se limitó a expresar en Tribuna:

“Nunca he tomado un centavo de los fondos públicos para mi propio provecho”

“Nunca he hecho pagar los gastos de mi casa particular con cargo a la Secretaría de Hacienda, ni a ninguna otra oficina del gobierno, sino que los he pagado siempre de mi bolsillo…”

“Nunca he empleado fondos del gobierno para beneficio de mis amigos; y eso es precisamente esto lo que me ha quitado a algunos amigos que antes tenía…”

“Nunca he dispuesto de bienes, ni muebles, ni semovientes, ni inmuebles que pertenezcan al gobierno para mi provecho personal”

“Nunca he vivido en casa alguna intervenida, sino en mi propia casa”

“Nunca he adquirido caballos, automóviles o cualesquiera otros muebles que directa o indirectamente debieran estar poseídos por el Fisco”

“Nunca he sido cohechado para que cumpliera con mis deberes o dejara de cumplir con ellos. Invito públicamente a quien quiera que haya tenido que tratar asuntos conmigo en la Secretaría de Hacienda, para que haga los cargos que quiera, aún cuando no sean concretos”.

“Como Secretario de Hacienda firmé muchas concesiones para muchas personas, siempre por acuerdo del Primer Jefe (Venustiano Carranza) Y nunca he dado una sola concesión que redundara directa o indirectamente en provecho mío ni de mi secretaria particular, ni de mis hermanos, ni de ninguna persona que pudiera considerarse como interpósita”

“Nunca he hecho negocios ilegítimos valido de mi influencia”

“Desde que me hice cargo de la Secretaría, no he ganado un solo centavo que no proceda legítimamente del desempeño de mis misiones públicas; y me he abstenido por completo de hacer negocios de todo género, aún los que legítimamente pudiera haber hecho”

“Niego tener bienes ni en el extranjero, ni en la República Mexicana procedentes de negocios o ingresos obtenidos durante mi gestión como Secretario de Hacienda. Pero ya que es imposible dar prueba fácil a partir de una negación, AFIRMO QUE: al salir de la Secretaría de Hacienda, no quedó en mis manos nada que no hubiera poseído antes de hacerme cargo de dicha Secretaría”.

En otras “intervenciones” –documentado está- te aventaste aquella de:

“Tengo el orgullo de decir que todos mis amigos y parientes han sido perjudicados por mi amistad o mi parentesco, en vez de ser favorecidos”. (Te la bañaste…)

“De la familia Cabrera nadie puede hablar con más conocimiento de los hechos que yo”

“De la familia Cabrera nunca se ha dado el caso de que mientras uno de sus miembros esté con una vela a Dios, otro esté con una vela al diablo; todos han estado siempre absolutamente del mismo lado; jamás se ha dado el caso en esta familia de que en la revolución vencida o triunfante, de que en tal o cual situación política cambiara de un día a otro, uno de los miembros de la familia caiga parado mientras los otros hubiesen caído de lleno”.

Quisiera oír hoy en los mismos términos expresarse al “indiciado” bailador Moreira y secuaces. A tantos herederos de principados del poder. A tanto enorgullecido del nepotismo sucio y criminal. A tanto manchado de generación en generación. ¡Cuánta vergüenza! y ¡cuánto crimen a cuestas!

Pero de lado, abuelo: O sea qué, por herencia, ¡nos jodiste! Honrados todos y a schingarle… (Por decirlo en alemán)

Habiendo tenido en tus manos el Tesoro de La Nación… (Y no mamadas) En aquél entonces no había “paraísos fiscales”; “transferencias electrónicas”; “lavanderías de dineros”; triangulaciones y cochupos… por supuesto sí, tráfico de armas; vendetas, traiciones, y demás ojetéces que datan desde Caín y Abel.

Pero-con meterle la mano al cajón- como Secretario de Hacienda en el período más crítico e inestable de la Nación. En el momento más inexpugnable de los Fondos Públicos pudiste haber ¡remado! –nomás con un dedo, con una uña, ni siquiera una mano- suficiente para atiborrarnos de millones a generaciones de tus descendientes.

¡Qué malo haber sido tu nieto! En lugar de que yo hubiera sido tu abuelo.

Los hubiera forrado de lana por “secula-sculorum”

¡A poco no!

Y ¡no me digan que no se puede! Porque “de que se puede, se puede…!

¡Y que lo digan los actuales detentadores del Poder y todo su séquito!

A Webbb…lito Luis Cabrera, soy tu nieto…Fe De Rico.. 

Ya tienes nombre de plazas, de Eje Vial. Hasta de Vía Rápida con peaje... pa’ qué te sirve toda esa bola de inches homenajes… si persiste aquello que siempre dijiste: “La Revolución le hizo justicia a ‘todo’ ¡Menos a La Justicia!”

Tú escribiste “La Herencia de Carranza”.

Hoy escribo: “La Herencia de Cabrera”

¡A mucha Honra! No tengo un peso, pero ¡ME ENORGULLEZCO DE VENIR DE QUIEN VENGO!



Número 26 - Febrero 2019
portada-revista-26.png
Descargar gratis