Se encuentra usted aquí

A Virgilio Andrade lo aventaron del Puente de Brooklyn

Miércoles, 26 de Agosto 2015 - 17:00

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

andrade-pena.jpg

"Cuánto más Corrupto es el Estado, más Leyes tiene". Tácito.

La LXIII legislatura de la Cámara de los Diputados estará conformada en total, por 203 legisladores del PRI, 108 del PAN, 56 del PRD, 47 del Verde, 35 de Morena, 26 de Movimiento Ciudadano, 8 de Encuentro Social, 10 de Nueva Alianza y 6 del Partido del Trabajo. El Partido Humanista es el único que no tendrá representación legislativa. Además sólo habrá un diputado independiente, Manuel Clouthier Carrillo —el hijo del gran Maquío— que sin duda será oposición pura. En resumen, así resultó la elección del pasado 7 de junio:

1) Los aliados del partido en el gobierno tendrán un 54%, es decir diputados del PRI, VERDE, PANAL, ENCUENTRO SOCIAL.

2) El resto —si es que toda la llamada oposición se uniera— tendrá un 46%, es decir el PAN. PRD, MORENA, MOVIMIENTO CIUDADANO y DEL TRABAJO.

Así pues, el gobierno de Enrique Peña Nieto podrá aprobar —a modo y sin mucho trabajo— las leyes que no requieren reforma constitucional sin mayor problema. Pendientes legislativos hay muchos. Quién sabe cuántas iniciativas están en la congeladora del poder legislativo pero vienen nuevas y variadas, entre ellas, muchas de las leyes secundarias de las reformas que se llamaron estructurales.

Sin duda, entre las leyes más importantes serán las secundarias y  reglamentarias del Sistema Nacional Anticorrupción y todo lo que conlleva —nombramiento del fiscal anticorrupción, etcétera— y es un hecho que ante la gigantesca rechifla que se llevó en todos los medios de comunicación el secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade por exonerar a los involucrados en el escándalo de las casas que reveló, ya casi hace casi diez meses, Carmen Aristegui y sus sabuesos en la magnífica investigación que hicieron principalmente de la llamada Casa Blanca que fuera o es del Presidente y de su esposa. De esta se detonaron las otras investigaciones y por supuesto el despido de la periodista de su programa de radio.

La opinión pública, las redes sociales y los principales opinadores y periodistas del país —salvo sus raras excepciones— para nada quedaron conformes con el dictamen del secretario de la Función Pública que aunque todo el mundo intuía su contenido, mostró su indignación. El conflicto de interés de los asuntos se resolvió —dicen— conforme a la Ley y se determinó que no existió; el conflicto de interés de quién lo resolvió quedó en entredicho. El Presidente debió nombrar a un personaje de la oposición como Secretario de la Función Pública o dejarle su nombramiento al Senado. Le ganó quién sabe qué.

Así, será responsabilidad de la próxima legislatura darle a este país leyes impecables que combatan la corrupción. Quién las haga cumplir es otro tema...

Entonces, ¿qué se puede esperar de las leyes secundarias en relación al grave tema de la corrupción? En mi opinión la putrefacción que causa, es el principal cáncer del país pues trae aparejada la falta de credibilidad en los gobernantes. Es hermana, madre o tía de la impunidad y como secuela trae la inseguridad, el narcotráfico y para que le sigo...

Pronto veremos cómo se legisla. Manlio Fabio Beltrones, Ricardo Anaya y quien quede en el PRD van a demostrar de qué están hechos o tendremos más de lo mismo... Por de pronto, todos —digo, la oposición— contra Virgilio Andrade...


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER