Se encuentra usted aquí

A Sánchez Cordero y Bonilla solo les faltó la “roqueseñal”

Miércoles, 06 de Noviembre 2019 - 09:05

Autor

gines.jpg
Gines Sánchez

Compartir

a-sanchez-cordero-y-bonilla-solo-les-falto-la-roquesenal.jpg

El asunto controvertido de la prolongación del mandato del gobernador de BCN, el señor Bonilla, puede y seguro tiene un sustento jurídico, emanó del Congreso local de aquella entidad, de que existen lagunas legales al respecto, es lógico, la mecánica y finalidad de estos acortamientos en los periodos de gobierno han sido, todos, con el único fin de empatar las demás elecciones y que confluyan en el tiempo, ahorrando así todo tipo de recursos y armonizando los periodos de gobierno de los distintos poderes y órdenes de Gobierno; jamás, porque eso si es inconstitucional, se ha visto ni se verá que un periodo (sexenio, en el caso de gubernaturas) se intente alargar, además, esto ya se ha hecho en casi todos los estados que tenían el problema de este desfase. Insisto, es muy probable que sea legal, así sea cuestionable la forma, que no el fondo, en el caso de Baja California Norte. Es tan atípico que no existen en la ley antecedentes y por lo tanto jurisprudencia al respecto; por lo tanto, da pie lo anterior, a que la SCJN se pueda pronunciar en un sentido u en otro, y de forma cerradamente dividida, según los criterios de los magistrados. Y nunca olvidar, que todos los partidos formaron parte de tan poco aseada reforma fast track, seguro con la venida del ya anterior gobernador panista Kiko Vega, todos estos enjuagues y decisiones (no está de más decirlo) están fuera por completo del ámbito que compete a la presidencia, es decir, a Andrés Manuel López Obrador.

Donde la ministra de interior, Doña Olga Sánchez Cordero comete un error garrafal, es en pronunciarse públicamente a favor del ya gobernador Bonilla (máxime al ya haber declarado, también de forma pública, en sentido inverso, y dar una opinión sesgada a su favor, peor aún, teniendo en cuenta que ella proviene de la mismísima Suprema Corte de Justicia de la Nación, última instancia a donde el caso está, y serán sus once ministros los encargados de interpretar la ley y resolver el recurso de inconstitucionalidad presentado, y es peor aún el error cuando alguien (enemigos los hay dentro del gobierno más de lo que ellos mismos creen) grabó, y en vivo, una plática privada entre el gobernador Bonilla y la ministra Sánchez Cordero, y cuando el video contiene un diálogo festivo, con poco menos que palabras altisonantes, eufórico el clima que prevalece en la sala; solo les faltó en esa mesa la tristemente célebre "roqueseñal" del entonces diputado Humberto Roque Villanueva al principio del sexenio de Ernesto Zedillo, con motivo de la aprobación en el incremento del IVA del 10 al 15%.

Flaco favor le hacen al presidente, la secretaria de Gobernación y el gobernador Bonilla comportándose de forma por completo facciosa de un asunto favorable a un partido, que es el de donde emanó Andrés Manuel; de muy poca clase es tanto la escena como las señales que envía a la demás clase política mexicana y a la ciudadanía, que a regañadientes están aceptando (sobre todo la tan malacostumbrada clase política) las nuevas reglas de la vida pública mexicana. Vimos pues, un festejo más propio de una cantina que de unas oficinas de la alta burocracia, que no debiera ser el correspondiente a las cúpulas políticas mexicanas, sin embargo, lo constatamos hace unos días. Remiten las imágenes, incluso, a algún filme con la escena de un fusilamiento por parte de las fuerzas villistas en la Revolución Mexicana, con soldaderas, guitarras, gritos de euforia y tequila a raudales. Así no, señores, así no.


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER