Se encuentra usted aquí

A la maldad le va de maravilla

Jueves, 22 de Agosto 2019 - 13:00

Autor

enrique_fernandez_martinez.jpg
Enrique Fernández Martínez

Compartir

a-la-maldad-le-va-de-maravilla.jpg

Qué daño hace al país la doble moral y el juego perverso que los dueños del poder hacen con las leyes que se aplican a conveniencia.

Ahora es conveniente tener a Rosario Robles en el bote, algún día será conveniente que salga y saldrá, así funciona la ley en México (recordemos a Elba Esther).

Aunque no me consta que sea culpable de lo que se le acusó, si trabajó con el expresidente Peña y todos sabemos que nada se mueve en el país sin que por lo menos lo sepa el presidente, en fin,  ¨Haiga sido como haiga sido¨ algo debió salir mal en la negociación o simplemente es el seguro de vida de la presidencia para mantener quieto a los peñistas, algo similar al caso de Raúl Salinas de Gortari, quien estuvo prácticamente todo el sexenio de Zedillo en la cárcel.

Este es un nuevo caso donde la política pesa más que la ley y la ley se pone al servicio de la política y no defiendo a Rosario Robles, si es culpable que pague, pero en el marco legal y jurídico vigente, sin la más mínima duda, sin un prietito en el arroz, que se haga justicia sin la sospecha de la vendetta política.

En un clima de inseguridad como el que estamos viviendo los valores sociales y de la sana convivencia se desvirtúan, se transforman y confunden a la población, toda la vida se nos ha dicho que haciendo las cosas bien nos irá bien. 

Eso suena a UNA GRAN MENTIRA, de acuerdo a lo que vemos y escuchamos todos los días, pues al honrado rara vez le va bien, a quien actúa correctamente se le acusa de buena gente en el mejor de los casos y de tonto o dejado, en el peor y los buenos siempre dejamos que el karma cobre las facturas de quien nos ha estafado, mentido o lastimado.

Por otra parte al bandido, al que envenena a los demás, al ladrón, al violador, al corrupto, al violento, al lenon, al delincuente de cuello blanco, al cruel, al que inyecta agua en vez de medicamentos, al político desalmado, al explotador, al injusto, al huachicolero, al asaltante, al comerciante abusivo, al maquiavélico, al doble cara, casi siempre les va muy bien… A todos ellos les VA DE MARAVILLA.

Y entonces cuando le preguntas a un pequeño qué quiere ser de grande, te responde que político o narco, porque ellos en su inocencia inteligente y sin perjuicios ven que quienes tienen poder, autos costosos, viajes, yates, tarjetas de crédito, fama, fortuna y dinero son ellos y no sus padres que ganan apenas para sobrevivir. 

Sus ejemplos de lo que está bien son los que están mal y tienen toda la razón, pues lo que ven, lo que oyen, lo que viven y lo que se les queda es que al malo siempre le va bien, mientras que sus padres trabajan y se desviven por un salario del que siempre emana la frase cruel: NO HAY DINERO PARA ESO.

Esa es nuestra herencia, la pérdida de valores, la doble moral, la indiferencia, el egoísmo y la exaltación de la maldad como forma de vida, porque además se enteran que quien robó, violó o asesinó sale libre y que es más difícil hacer lo correcto y mas fácil lo incorrecto. 

Vivimos revolcados en la contradicción. 

Lamentablemente como sociedad no hemos hecho prácticamente nada, somos indiferentes, apáticos en extremo, nos volteamos para el otro lado, hacemos lo fácil, ignoramos y hacemos como que no sabemos.

Si lo haces bien, tarde o temprano te irá bien. Una frase poco creíble en estos momentos.


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER